“Siete días de Grilla”

Todo está dispuesto para que los duranguenses salgamos a votar este domingo 5 de junio y cumplamos con nuestra parte al elegir a las autoridades que conducirán a la entidad los próximos seis años.

Los panfletos que circularon ayer no impactaron a nadie, sorprenderán a unos cuantos, eso sí, pero la circunstancia indica que tendremos una elección abundante en votos.

La seguridad de los votantes estará en manos de las autoridades, de las policías Municipal, Estatal y Federal, respaldadas todas por el Ejército Mexicano y Marina Armada de México. Serán muchos los policías para garantizar el orden, y si alguna corporación llega a fallar, están las otras para corregir cualquier anormalidad.

Uno o varios helicópteros de la Marina están surcando los aires de Durango para actuar ante cualquier inesperado, y la protección al proceso recaerá principalmente en ellos, de modo que no será facil hacer las indecencias de hace 6 años.

No ocurrirá nada de lo que pasó en 2010, por tanto dispongámonos a votar. Hay que salir a sufragar en masa, de perdido en familia para aplastar los negros presagios que privaron durante la mayor parte del día de ayer.

Los candidatos y partidos hicieron ya su parte, sus consejeros todavía no doblan las manos, pero ahora es la oportunidad del pueblo. Es la oportunidad de los ciudadanos para decir en las urnas qué quieren, qué esperan y qué puede venir para nuestra patria chica en los años venideros.

Este domingo los electores tendremos en nuestras manos el destino de Durango. La posibilidad de progreso.

Claro que nada nos caerá del cielo. El voto por sí solo no resolverá nada de lo que viene para Durango, luego de cumplir con nuestra obligación ciudadana estaremos en condiciones no de seguir pidiendo, sino de exigir.

——————————–

Las elecciones en 14 estados de la República, entre ellos Durango, serán pasadas por la desvergüenza que ocurre en el estado de Nuevo León, donde la autoridad ha incautado múltiples propiedades multimillonarias al exgobernador Rodrigo Medina y a sus principales cómplices.

Nada más de entrada le hacen cargos por alrededor de 3,600 millones de peso, pero los que conocen más del saqueo encabezado por Medina, su familia y colaboradores, creen que lo mal habido es una cifra incalculable.

Medina dice que tiene la conciencia tranquila, pues cree que se trata de una “persecución política…”, aunque la administración actual encabezada por Jaime Rodríguez Calderón le ha aclarado: No, no es persecución política, es penal, financiera y comercial.

No se sabe por qué hasta ayer se decidió a actuar el gobierno de El Bronco, justo a unas horas de la elección, aunque sobra suponer que es precisamente para demostrarle a la ciudadanía las correrías del exgobernador.

Es que lo que sucede en Nuevo León es cosa más que comun en el resto de la República. Unos más, otros menos, pero por todas partes se cuecen habas. Hay ladrones por todos lados y ya no hay que amarrarles las manos, hay que amarrarlos a ellos para que no sigan dañando al país.

——————————–

Mañana los ciudadanos tenemos la obligación constitucional de votar. Cumplir será sufragar y retirarnos a continuar con nuestras actividades. Ojalá que el resto de la contienda se cumpla acorde con la norma.

La recepción, escrutinio y cómputo de los votos quedará en manos de las autoridades. Los ciudadanos cumpliremos con sufragar y esperar a conocer el veredicto del conjunto de los votos.

Tras cumplir con nuestra obligación, lo siguiente será esperar y quizá exigir que los votos se manejen de forma escrupulosa y que sea la decisión del conjunto la que nos diga qué ha de hacerse.

Roguemos para que con nuestra aportación, con nuestro voto, termine la elección, que lo demás sea mero trámite a cargo de partidos y autoridad en donde nada tengamos que ver los ciudadanos, excepto exigir el conteo honesto.

Que los partidos no nos arrastren a luchas postelectorales que solamente a ellos benefician. Que no vuelva a dividirnos un interés partidario o político.

Mañana termina nuestra participación en la elección al votar, que luego sean partidos y autoridad quienes definan de acuerdo al librito o a la regla quién o quiénes ganaron, pero que eso no nos arrastre a acciones que nada le servirán a la paz y el orden de Durango.

——————————–

Las perspectivas de triunfo en la elección de mañana salen sobrando. Ya no hay tiempo para más conjeturas. Mañana, lo que digan los electores en su voto es lo que tendrá que hacerse.

Las cochinadas utilizadas por candidatos y partidos para decirse los mejores y los más limpios, han quedado atrás. Los electores hemos tenido nuestro tiempo para valorar debidamente a los aspirantes.

Habrá la protección policial suficiente y hasta sobrada para sufragar en paz y en libertad. El resto está en nuestras manos. Cumplamos con nuestra parte para darle certeza a la Elección 2016.

Aparte, el Servicio Meteorológico Nacional asegura que tendremos un domingo soleado, con temperatura de 26 grados como máxima y 12 como mínima y cero posiblidades de lluvia.

Las condiciones están dadas para un bonito día que, ojalá y las predicciones se cumplan y los electores nos volquemos en las urnas a darle el triunfo al candidato o al partido que creamos es el mejor, al que merece llevar su proyecto a la administración y no darle nuestro apoyo al que haya repartido más baratijas o más dinero. No se trata de eso. Durango requiere un mejor nivel de vida para todos y nada más habrá de alcanzarse con autoridades plenas, dueñas de la calidad moral que solo brinda el sufragio.

Mañana nuestro voto debe marcar a un ganador. Ojalá y sea el mejor, y que tras las votaciones se abran de par en par las esperanzas de mejorar, pero de mejorar todos, que a todos les vaya bien, y no nada más a unos cuantos.

——————————–

Mal empieza la semana para quien ahorcan en lunes, dice el viejo estribillo popular, pues el afamado C-5 está debutando precisamente en un proceso electoral, y ayer no registró nada de los panfletos que circularon en la ciudad.

Una de dos, o no registró nada o ya afloraron las deficiencias, pero tan mala una como otra cosa.

El C-5 no está del todo terminado, esa es la verdad, y quizá por ahí se filtraron los pasquines que circularon ayer tanto en esta capital como en el interior del estado, y no se diga en Gómez Palacio.

Es que, el otro día de su entrega, el gobernador Jorge Herrera Caldera aseguró que el C-5 se respaldará en la vigilancia permanente de 800 cámaras de video, pero… nada más están instaladas 300, y las otras 500 se colocarán en los meses venideros. Esa es la posible razón.

El caso es que -dijeron el otro día- no habrá delito que se cometa que no quede registrado en el C-5, pero si no tienen las cámaras necesarias, ¿cómo van a registrarlo?

Importante sería saber por qué no se han instalado, si el dinero lo envió el Gobierno Federal en tiempo y forma, o por lo menos que nos digan dónde se gastó.

——————————–

La ciudadanía cree que la “Ley Seca” decretada para sábado y domingo es una verdadera vacilada, que ha sido una enorme tomada de pelo para pueblo y autoridades, pero insisten en aplicarla por decreto.

Estos días de no tomar es cuando más se consumen bebidas embriagantes. Unas veces compradas en la clandestinidad, otras en el mercado formal, y casi siempre con importantes sobreprecios.

La “Ley Seca” no inhibe a los tomadores a consumir cerveza, vino o mezcal. Por el contrario, los empuja a comprar más para el caso de que les lleguen las ganas de una cheve o un trago. No pocos toman aun cuando no tengan ganas de hacerlo, pues para eso ya se abastecieron.

El presidente de la CANACO, Jaime Mijares, advirtió en días pasados que por la “Ley Seca” el comercio formal dejaría de percibir muchos millones de pesos, pero… eso no es cierto. El comercio adelantó ya sus ventas.

Unos más, otros menos, pero todos los tomadores se abastecieron con la suficiente anticipación, de modo que se pitorrearán una vez más de la engañosa “ley seca”, pero por si fuera poco, las miles de “ventanas oficiales”, pues no son clandestinas, habrán de operar como han operado siempre con o sin el conocimiento de la autoridad, ¿para qué nos hacemos?

——————————–

Una aplanadora llamada Óscar Arturo Díaz Madrid pasó ayer por encima de Fabiola Bueno en las elecciones del Colegio de Arquitectos de Durango. Los números finales fueron de 106-6.

¿Y qué tiene que ver la elección de los arquitectos con las elecciones de este domingo? Pues casi nada, que Óscar Arturo era el candidato de la oposición y Fabiola la aspirante del oficialismo, o más directamente, del arquitecto César Guillermo Rodríguez, secretario de Obras Públicas en el estado.

Díaz Madrid -dicen los que saben- era el candidato del aspirante panista José Rosas Aispuro Torres, mientras que Fabiola era el prospecto de César Guillermo. Nosotros no le encontramos la liga, pero no pocos consideran que la contienda de ayer entre los arquitectos es una premonición de lo que ocurrirá este domingo en todo el estado.

——————————–

Murió anoche, y eso sí es lamentable, el que fuera extraordinario atleta, medallista olímpico, y épico boxeador de la época dorada Cassius Clay, que al convertirse al islamismo pasó a llamarse Mohammed Alí.

Tenía 74 años de edad y en apariencia disfrutaba de buena salud, sin considerar el parkinson que padeció muchos años luego de retirarse del salvaje boxeo.

Muchos lo consideran el más grande de todos los atletas del mundo, y obviamente, de todos los tiempos, al que le rendían pleitesía todos o casi todos los demás atletas, todos o casi todos querían la selfie con Clay.

Clay, o Alí, ganó fama en el mundo por su buen corazón, mostrado precisamente a la humanidad cuando se negó a cumplir un mandato de su país, ir a la guerra a la edad de 18 años, pues su partida implicaba ir a quitarle la vida a alguien o a muchos alguienes, y eso no iba con él.

Fue un boxeador extraordinario, que se pitorreaba de sus adversarios y payaseaba para advertir a qué horas terminaba con su enemigo. Lo hizo más de una vez y sorprendió a muchos.

No obstante, definió al boxeo de la siguiente manera: “El boxeo es la lucha entre dos negros que corean a rabiar millones de blancos…”. No obstante haber sido la vía por la que ganó fama en el mundo, el boxeo, lo repudió hasta los últimos instantes de su vida.

——————————–

La regidora Sandra Corral Quiroga sacó las uñas y consideró necesario que la organización de la Feria Nacional de Durango no dependa ni de la autoridad estatal ni del gobierno municipal, sino más bien del sector privado, pues dice que ellos son quienes conocen las necesidades que existen para hacer de las fiestas de la ciudad un polo atractivo para el turismo.

Basa sus argumentos en que el programa para la edición 2016 de la Feria es un ejemplo de mala organización y falta de visión, ya que pese a ser la última edición de la actual Administración los artistas que vendrán no serán de talla internacional, por lo que se presupone que se tendrán malos números.

Reiteró que en los últimos años el saldo financiero de la Fenadu ha sido nulo al reportar incluso pérdidas y solo beneficio social, por lo que devolver a la iniciativa privada la organización de la feria resulta imprescindible; fue enfática al señalar que antes los empresarios organizaban la feria de la ciudad y siempre había ganancias. Ahora es feria nacional, pero no hay calidad ni ganancia.

Lo único que nosotros como simples ciudadanos podríamos opinar es qué tan viable es para el bolsillo de las familias que empresarios organicen los festejos, pues si se van a ir “grandes” con los cobros por entrada, puestos, estacionamiento y espectáculos, pues sale mejor irse al Parque Guadiana.

Amén de que hasta el momento el Comité Organizador aunque reporta poca ganancia también ha impulsado acciones sociales como llevar a niños y familias vulnerables de manera gratuita, lo cual con el sector privado no pudiera pasar…