Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

El espacio que amablemente han cedido los políticos en estos días tenemos que aprovecharlo para agarrar vuelo, valorar lo hecho, revisarlo y modificarlo de ser preciso hasta cambiar la adversidad.

Estamos superando un año complicado en muchos sentidos, especialmente en el económico, y es ahí donde debemos fijar nuestra mirada para buscar y encontrar mejores objetivos.

Empecemos el balance final de lo logrado, lo alcanzado y entendamos dónde hemos fallado y reaccionemos de acuerdo a la circunstancia.

Estamos vivos y al final, eso es lo importante, porque mientras haya vida, hay esperanza, y con ambas, lo demás viene por sí solo, por añadidura, pero busquémoslo, no nos tiremos a la hamaca a esperar que todo se resuelva con desearlo.

Estamos por terminar un año difícil, quizá el siguiente sea más complicado, pero nada con lo que no podamos competir y salir adelante.

Sirvan los problemas para medir nuestra capacidad de reacción y valorar en su justa dimención nuestro potencial, nuestra decisión y nuestros alcances.

Quizá nos ha tocado vivir la peor época de México sobre la que siempre, o casi siempre, hemos de lamentar la adversidad económica. Nada se nos ha regalado, todo nos ha costado y, pues que venga lo que tenga que venir.

Estamos hechos en la cultural del esfuerzo, del sacrificio y a veces hasta en la abnegación, pero seguimos con las mismas ganas de luchar, de caernos incluso, pero de levantarnos de inmediato. Así ha sido en la vida en el país los últimos 100 años.

Estamos preparados y dispuestos a encarar las cosas como se nos presenten en el 2020. Tenemos vida y lo mejor, hay disposición para sobrevivir al mal momento.

Ojalá que entre los duranguenses persista la misma decisión de seguir peleando, de seguir luchando cada quién en su ámbito profesional, en su entorno familiar, etc., porque no habrá otra forma de brincar ese muro de hormigón que el destino nos está poniendo enfrente.

Antes, lo recuerdo como si fuera ahora, los gobiernos priistas inventaban fórmulas medio pegadoras o distractoras para que los mexicanos no se percataran cuando aumentaban los precios.

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda informó que “habrá una actualización al IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios), lo que algunos interpretan como el primer “gasolinazo” de diciembre.

Aun cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador lo dijo en una de sus mañananeras, que no hay tal, que hay variación en el impuesto, eso sí, pero que no tiene nada que ver con el aumento a los precios de los combustibles.

Y, mientras los expertos aseguran que incluso ya pagamos los susodichos aumentos no nada más en combistibles, sino en otros productos básicos, el gobierno lo niega.

López Obrador asegura incluso que no hay ninguna necesidad de incrementar los precios de los combustibles, que es falso de toda falsedad, que incluso en 2020 las tarifas se mantendrán independientemente de los precios internacionales del patróleo, pero…así nos dijeron siempre, y a veces hasta con lágrimas en los ojos.

Está circulando en internet una supuesta portada de la revista Proceso en la que califican a Felipe Calderón como Narco y le añaden una serie de cuestiones que, de ser ciertas, serán la tumba del ex presidente.

Proceso, al tiempo, ha emitido un comunicado en el que de desmarca de esa supuesta portada de la Revista Proceso, pero sobre el caso hay los que aseguran que son mentiras muy grandes que incluyen verdades imposibles de ocultar.

Y todo, gracias a la detención del hombre fuerte del calderonato, Genaro García Luna, quien estaría por soltar todo lo que se habla de sus ligas con el crimen organizado y de todo lo que pudiese convidar a Calderón.

O sea que, como se dijo: Viene lo mejor sobre este episodio lamentable para la política mexicana en la que se confirma la clase de delincuentes que nos han gobernado.

Más de un ex gobernador empezará a dar vueltas al baño y, cada vez con más frecuencia, por el anuncio hecho esta mañana por el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo.

Asegura el funcionario que durante el año se iniciaron investigaciones sobre el proceder de cuatro ex gobernadores durante su administración, aunque, no dio más detalles.

Es decir, como no hay nombres, caben todos, o no cabe ninguno, pero por eso las “seguidillas” serán más frecuentes.

Y luego, aunque algunos creyeron que era cosa del día de los Santos Inocentes, no, la realidad es como se dijo y nada tiene que ver el día de las vaciladas.

Se sabe casi todo lo ocurrido en el aeropuerto de la ciudad de México respecto del fallido vuelo 1357 de Aeroméxico que tendría destino final a Tuxtla Gutiérrez y es para lamentar, porque la aerolínea está chafeando, por decirlo de alguna forma.

No puede Aeroméxico atender la demanda de servicios, ya ni siquiera de mediana calidad. No puede con las pobrezas de servicio que ofrece, y todavía se da animos como para competir con grandes y consagradas empresas como Emirates Airlines.

Sabido es del escándalo ocurrido el pasado 21 de diciembre por el que decenas de pasajeros sufrieron el maltrado y el desprecio de la aerolínea, pero que lo hace con absoluta frecuencia en la mayoría de sus vuelos.

Aeroméxico es muy afecta a la sobreventa de asientos y al final, cuando hay vuelo, el que aborda primero a tal o cual asiento, es el que viaja y el otro se queda en tierra si no es que le cancelan su boleto y ha de tener que comprar otro para viajar.

Son muchas y muy frecuentes las irregularidades de Aeroméxico y, nadie puede con ellos, o por lo menos no se hace nada a favor del pasajero, y parece que vamos de mal en peor en Durango, pues aquí la principal aerolínea es Aeroméxico, por buena o por mala suerte.

Y con la euforia futbolera que se vive en México y en Durango, ni se diga, los señores políticos, de todos los partidos, no caben en ningun supuesto. O se suman a disfrutar de las patadas o se abstienen.

Es que, aunque algunos digan que se trata de tiempo de dar y recibir, pues sí, pero también hay espacio para las finales del futbol mexicano entre América y Monterrey.

Ya se jugó la ida en la industriosa capital de Nuevo León, y viene la vuelta mañana domingo en el Estadio Azteca, de modo que hay que estar pendientes del último partido en el que los patrones de los árbitros, los del América, pudiesen alcanzar su campeonato 14, pero el Monterrey también quiere la diadema, y va arriba en el marcador con un golecito, pero arriba.

Y en Durango, como es bien sabido, el Primer Torneo Nacional de Campeones de Futbol se juega este sábado en su tercera etapa eliminatoria en la que están sobresaliendo las mejores escuadras, quizá las señaladas con más posibilidades de llegar a la disputa del trofeo más importante.

Una lástima que en esta jornada se enfrenten dos de los llamados a la final el Deportivo Gámiz y el Industrial Mega. Ambos ya finalistas del Torneo de Campeones, pero…de acuerdo al sistema de competencias, uno habrá de quedar fuera del certamen.

La jornada de hoy señala ocho partidos: Profedur-Mavasa, a las 2 en el Rodríguez; Independiente-Full Garage a la misma hora en el José Revueltas; Juvex-Tornillos Durán, a las 16:00 horas en el Polideportivo; Cruz Azul-Carranzos, 16:00 horas en el Revueltas; Gamiz-Mega en el Polideportivo a las 2; Mecánicos-Sercom, a las 2 en el Mendívil; Pachuca-Campestre, a las 4 en el Rodríguez y a las 4 en el Mendívil, Santa Rosa Guerreros-Cereso Jr..

Recordar a nuestros amigos aficionados que la final del Primer Torneo Nacional de Campeones será el día primero de enero a las 12:00 horas en el estadio Francisco Zarco.

Es de subrayar la presencia de la policía de los tres niveles de gobierno, incluso de la Guardia Nacional, en torno a los juegos del Torneo Nacional de Campeones.

Lo dispuso el gobernador José Rosas Aispuro Torres en virtud de distintos incidentes ocurridos recientemente en diversos partidos, donde resultaron lesionados tanto jugadores como árbitros.

El comité organizador le solicitó al gobernador el auxilio policial y no la pensó dos veces.  Autorizó el mandatario la presencia policial bajo la coordinación del secretario de seguridad, Francisco Javier Castrellón Garza y ha funcionado.

Las patrullas estatales están actuando de manera por demás discreta, a distancia, pero de forma por demás efectiva, dado que hasta el momento no se ha presentado ningún problema durante los encuentros.

Y, no solo se mantendrá la seguridad para el resto de las eliminatorias, sino que las circunstancias obligan un operativo más importante el día de la final, el primero de enero, pues por tratarse de la mejor fiesta futbolera del año el estadio Francisco Zarco resultará insuficiente para dar cabida a tanta gente, como ha sucedido otros años.

El que anda muy “gallito” es el secretario del ayuntamiento, Mario Garza Escobosa, quien al sentirse respaldado por su “barrio” de la policía municipal envío el mensaje de que a partir de ahora quien cierre calles irá a la cárcel.

Esto por la barricada “fifí” que estaba instalada en la calle Mármol del fraccionamiento Lomas y que impedía el paso a conocido centro comercial por la salida a Mazatlán.

Con el fin de quedar bien con su “jefe” externó, que más bien sonó a amenaza, que  ya se había hecho una demanda contra quien resultara responsable del bloqueo de calles para que se haga la investigación en la Fiscalía.

El artículo 249 del Código Penal marca de tres a seis meses de prisión y multa de 18 a 36 Unidades de Medida y Actualización al que impida el libre tránsito, hasta aquí todo está muy bien, lo incongruente de este eficiente funcionario es que no aplica el mismo criterio por igual.

Basta con darse una vuelta a la zona centro en fechas como el “Buen Fin” o ahora en la pasada Navidad para poder ver todo el des…barajuste que se hace por el cierre de calles como Patoni, Pasteur, alrededores del Mercado Gómez Palacio, Ex Cuartel, a causa de vendedores ambulantes y comercios. Aquí no dice nada porque hasta el Municipio les da permiso, pero no toman en cuenta el caos y la afectación al resto de la población.

Ni qué decir de las organizaciones sociales que cada que quieren un apoyo o cada vez que les da la gana cierran el cruce de 20 de Noviembre y Victoria o ambos carriles frente a Catedral, donde aparecen policías pero no para retirarlos, sino para cuidarlos de que ningún automovilista o chofer de ruta afectados los vaya a acusar con su abuelita o les recuerde a su mamá.

Así de incongruentes las flamantes autoridades municipales, pues mientras a unos los  retiran con todo rigor, a otros los tratan con delicadeza y amor como si fueran pétalos de una flor.

Algo pasa con las dependencias gubernamentales encargadas de la obra pública, parecen estar en contra de la naturaleza y del medio ambiente, como lo refleja la decisión de cortar varios árboles en la calle Hidalgo, medida que dio lugar a una serie de críticas porque se afecta el medio ambiente y la calidad del aire en una ciudad donde ya se tiene un déficit en este renglón, además de que se dañó la imagen de una zona de la ciudad que forma parte de los atractivos que ofrece la entidad a los visitantes, después de que fue objeto de una serie de trabajos encaminados al rescate y remozamiento de la vialidad para convertirla en otro corredor atractivo tanto para los duranguenses como para los turistas.

Aunque esta pudo ser una decisión que posiblemente no se analizó con mayor detalle, si no fuera porque todo indica que es una constante en las dependencias encargadas del tema de obra pública, para las cuales no parece tener importancia derribar todos los árboles que sea posible en distintos puntos de la ciudad, con la justificación de que los trabajos a realizar así lo requieren, sin buscar una opción que permita su conservación y que atienda la necesidad de proteger la calidad del aire que todos respiramos, como ya se observó en obras realizadas en distintos puntos de la ciudad, como los bulevares Domingo Arrieta, donde se quitaron decenas de árboles  y en el Francisco Villa, donde se proyectó la construcción de un puente vehicular que implicaba retirar más de 400, aunque en este caso se realizaron cambios para reducir el impacto ambiental, aunque en ambos casos hubo muchas protestas por parte de los ciudadanos y de las organizaciones a favor del medio ambiente.

Sin embargo, todo parece indicar que la opinión de los ciudadanos y los reclamos de quienes buscan que la ciudad tenga más árboles no son tomadas en cuenta por las autoridades, pues nuevamente cortan árboles sin que haya una justificación, pues ni siquiera se cuidó la imagen urbana de un corredor cultural y comercial de la ciudad, lo cual parece indicar que existe una animadversión hacia el cuidado del medio ambiente, esperemos que no apliquen medidas más drásticas y en algún momento tengamos que ver la ciudad sin árboles, porque no forman parte de los proyectos de obra.

Ojalá que las últimas fiestas del año que están a la vuelta de la esquina podamos superarlas sin consecuencias, como las muchas desgracias que vivieron en torno a la Navidad muchas familias.

Ojalá que las prisas inentendibles en torno a la Navidad hayan quedado superadas y que volvamos a la lucidez, a la moderación, a la prudencia en la que no tengamos que ir a absurdas velocidades que luego desembocan en tragedias.

Nadie sabe por qué la mayoría de los automovilistas van como poseidos imprimiendo velocidades por demás irresponsables, pues a más velocidad mayor posibilidad de un accidente. Todos nos sabemos esa fórmula infablible, entonces por qué hacerlo, por qué seguir haciéndolo.

Durango, por buena o por mala suerte, es una ciudad chica que no requiere de grandes velocidades para llegar a donde vamos, por qué seguir manejando a velocidades absurdas?

Total amigos, con esta nos despedimos respecto al año.  Volveremos a saludarlos ya en el 2020, y ojalá entonces podamos llevarles alguna buena noticia, sobre todo después de tanta mala que nos han tocado este feneciente 2019.

Ojalá que a ustedes les haya ido bien en todo lo que hicieron, que las cosas les hayan salido a pedir de boca tanto para ustedes como para los suyos.

Y que el año venidero, sea mejor, mucho mejor de ser preciso respecto a lo que hemos tenido en este 2019.  Así sea…¡¡¡