martes, septiembre 21, 2021
Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

Una posible tercera guerra mundial tiene al mundo en vilo en este naciente 2020, por la muerte de un militar iraní a manos de los Estados Unidos, aunque para otros se trata solo de un jaloneo de tipo comercial.

La muerte de Qassen Soleismani, jefe de la fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución irnaní, aunque en la apariencia ofende al mando de Irán, alegra en el fondo al pueblo.

Soleismani encabezó operativos en que murieron miles de iraníes que protestaban por las calles de forma pacífica y sin ofender a nadie.  Es decir, los Estados Unidos le han hecho un favor al pueblo de Irán.

Los riesgos de una tercera conflagración mundial son reales, pero con una altísima posibilidad de que se diluyan en la indiferencia o por los intereses comerciales de Rusia, China, Arabia Saudita, Israel, etc., etc..

Los vecinos de Irán están ofendidos y en el supuesto el pueblo clama por la venganza puntual a la ofensa, pero todos o casi todos pidieran una acción destructora para poder venderles reconstrucción, armas y otros productos necesarios para la guerra.

Los grandes vecinos de Irán como Rusia, China y otros no tienen vela en ese entierro. Tuviesen nada más en caso de negocios, por lo demás, los que saben afirman que no hay condiciones para la suma de nadie a un conflicto supuesto empujado por la muerte de un gran terrorista.

La acción fatídica enviada por un drone norteamericano, en el supuesto ha provocado la ira de Irán y otros países musulmanes que advierten que se cobrará venganza.

No sabemos cuándo –dicen- pero se cobrará la ofensa y con efectos mucho más devastadores.

La circunstancia ha metido en zozobra a millones de norteamericanos no solo en los Estados Unidos, sino en el mundo, puesto que al final nadie sabe cómo, cuándo o dónde habrá de cobrarse esa venganza y los gringos entienden que no andarán confiados ni seguros en ninguna parte del orbe.

Aparece esta inestabilidad cuando los norteamericanos apenas empezaban a reponerse de la tensión que dejaron los avionazos de las Torres Gemelas en 2001.

México, por suerte, nada tiene que ver en este problema, nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador ni siquiera quiso opinar de ese conflicto de proporciones mundiales.

No obstante, los musulmanes saben de nuestras alianzas con el vecino país del norte y al final, pudieran cobrársela  no al que se las hizo sino al que encontró en su camino.

No en balde, tras el violento episodio ocurrido en Bagdad, las redes sociales mexicanas se saturaron de “memes” en los que la mayoría advierte su temor de alcanzar parte de aquel conflicto.

No pocos subieron copias de mapas en donde se remarcan los límites con la unión americana sugiriendo que si de bombas se tratara, las dirijan hacia el otro lado de la frontera y que borren a nuestros estados de sus posibles mapas.

Y para variar, que tampoco nos sorprende, hay miles de chistes digitales en los que los mexicanos se pitorrean de la muerte, por decirlo de alguna forma, dando por sentados los efectos de una tercera guerra mundial.

Conflagración que para México sale sobrando, dijeron algunos, puesto que con solo dos días de lluvia ya nos andabamos ahogando, y con un poco de nieve todo se paralizó.

No pocos paisanos que saben de grandes tormentas de nieve se preguntan cómo es posible entender que con un poco de nieve se cierran los caminos de cuota, cuando se paga para transitarlas.

Son Caminos y Puentes Federales, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes o la Policía Federal responsables de esa seguridad y deben hacer todo lo que sea necesario para que no se cierren tales caminos, y menos si se paga, y lo que se paga, pues son las autopistas más caras del mundo.

Un paisano como Juan Francisco Segura, líder de las comunidades duranguenses en Ilinois, asegura no entender hasta dónde llega la responsabilidad de las autoridades si son ellas las que cobran el peaje.

Si saben o sospechan que va a nevar, que de inmediato se preparen con sal y el equipo necesario para retirar la dicha nieve y que el tránsito no se interrumpa.

Y, pues…efectivamente.  La súper carretera Durango-Mazatlán es una de las caras, si no es que la más cara del mundo, como para que a las primeras de cambio, con una poquita de nieve o con algo de lluvia, se cierre hasta que se diluyan la nieve o el agua.

Pero lo peor, que nadie dice nada, nadie protesta, nadie se inconforma, de modo que nuestras autoridades seguirán haciendo su santa voluntad con nuestras cuotas, de las que seguirán clavándoselas sin importarles un comino si se puede o no transitar.

Durango ha sido maltratado por las restricciones económicas dictadas desde Presidencia de la República, pero no se ha acabado el mundo.  El mundo tiene que seguir girando, acoplémnos a lo que viene y propongámonos superarlo.

El año pasado creíamos que habíamos tocado fondo con los problemas provenientes desde la federación, pero la realidad la tenemos ahora, en el naciente 2020.

Supongamos que tendremos que esforzarnos el doble o el triple de lo que hicimos en 2019 para al final, volver a brincar los obstáculos que nos vayan apareciendo. Así es la vida, de un luchar eterno que no debe cansarnos, que no debe vencernos.

Ya el gobernador José Aispuro informó a los duranguenses que su administración va por mejores cosas para este año y que aprovechando la disponibilidad del jefe de la nación, habrán de conseguirse y eso debe animarnos.

Fijemos nuestras metas en lo más alto, insistamos en alcanzarlas, pero no claudiquemos y no permitamos, no aceptemos otra cosa bajo ninguna circunstancia.

Todo parece indicar que el trabajo realizado por la Fiscalía Anticorrupción no ha convencido a los diputados locales, a pesar de que el fiscal anunció en días pasados que se han integrado más de 60 carpetas de investigación en contra de servidores públicos, en respuesta a denuncias presentadas por los ciudadanos, además de informar que estaban por judicializarse 4 de estas carpetas.

A pesar de que estos datos indican tanto que los ciudadanos han recurrido a la Fiscalía para señalar posibles actos de corrupción, como que la dependencia realiza las indagaciones, se trata de resultados que no convencen a los integrantes del Congreso, quienes han señalado en distintas ocasiones que no se observa un trabajo satisfactorio en este organismo autónomo.

Ante esta situación y a pesar de que el fiscal ha planteado que se requieren más recursos para contratar más personal para atender las denuncias, la postura de los diputados locales fue, al contrario de incrementar el presupuesto, reducirlo cierto porcentaje, pues señalaron que el trabajo realizado es deficiente y no justifica aún el monto otorgado en 2019.

¿Y la austeridad? Dónde quedaron aquellas palabras del alcalde Jorge Salum del Palacio, en las que juró y perjuró a los duranguenses que el dinero del ayuntamiento no sería mal gastado durante su gestión, ya que sería un gobierno apegado a la austeridad, forzada, pero al final de cuentas con autoridad. 

Pues hoy en día, a inicios del 2020, esa promesa a los durangueses quedó en el pasado. Y es que se pudo constatar que el municipio tan fregado no está, pues durante los festejos del Día del Policía tiraron la casa por la ventana, con regalos muy costosos como lo fueron algunos juegos de sala. 

Además con la caída del recurso para este año ni tardos ni perezosos sacaron la idea de adquirir un nuevo parque vehicular. Por lo que en vista de ese gran derroche sirva para pagarles los 130 millones que les deben a los proveedores, quienes ya no hallan que hacer para poder mantenerse a flote. 

La poca nieve que cayó en nuestra serranía pintó al tiempo de los problemas, los más hermosos escenarios que sorprendieron sobremanera a nuestros visitantes, que de pronto se dieron cuenta de la lindura de lugares de que somos dueños.

Y según informes de los mismos turistas, en su vida llegaron a sospechar que se encontrarían con esa hermosura de nuestras montañas que, desde luego, nada le piden a los montes preciosos de Suiza, de Francia, de Alemania, de la Gran Bretaña, etc..

Unas horas de nieve motivaron la visita sorpresiva de miles de turistas mexicanos y extranjeros que no caben de alegría de haberse llevado esas imágenes insuperables de nuestra tierra.

Sirva la horrible balacera registrada a las cero horas del nuevo año para sugerir a nuestras autoridades que dejen de hacer el ridículo el próximo diciembre.

Los disparos del primer minuto de enero aterrorizaron a más de cuatro, pues parecía la respuesta puntual al llamado de no tirar “vivas”, o sea, mientras más se les sugirió que no hicieran ese tipo de disparos más lo ignoraron, lo multiplicaron por cinco o por diez.

Y bueno, en la zozobra empujada por los disparos tiene uno que suponer la gran cantidad de armas automáticas que existen en Durango, muchas de las cuales quizá van por la calle sin ninguna dificultad, a pesar de la Ley Federal de Armas y Explosivos.

Una de dos, o sugiere la autoridad otra forma de pedirle a los “gatilleros” que no tiren “vivas”o de plano, que mejor se callen y dejen de estar haciendo llamados que nadie escucha.

Por suerte. Eso sí es de subrayar, nadie resultó lastimado en Durango por esas “balas perdidas”, quizá porque todos tuvimos que correr y refundirnos en el sótano o en el último rincón de la casa para alejarnos lo más posible de tanto e irresponsable disparo.

Como en anteriores ocasiones las brigadas antibaches no dan resultados, pues lo único que tenían para presumir en la Dirección Municipal de Obras Públicas eran los disque 5 mil baches tapados en los primeros tres meses del Gobierno de Jorge Salum.

No obstante, las lluvias que se dieron a principio de año dejaron ver que no ha sido más de lo mismo en este sentido, pues hoy en día las calles de la ciudad parecen zona de guerra, ahora que está de moda. 

Y qué más pueden presumir, si no ha habido ninguna obra significativa en la entidad y las que se asegura ya están “casi listas” como el túnel peatonal están retrasadas más de 4 meses.

Jorge Clemente Mojica acepta que las instituciones han fallado en materia de prevención del suicidio, pero…también los medios de comunicación hemos fallado, y mucho.

Los relatos de los distintos incidentes ocurridos en los últimos tiempos, sobre los que algunos compañeros hasta se desviven en redactar los detalles, han sido la mejor promoción para que alguien atente contra su vida.

Sí, las redes sociales han sido un factor altamente partícipe, pero los medios no hemos hecho lo que debímos hacer hace muchos años:  Abstenernos de relatar, incluso de ir contando cada uno de los suicidios.

El día que dejemos de hacerlo, ese día se contribuirá de alguna forma a abatir esos índices de autoinmolación.

No lo presumimos, pero en Contacto hoy ni siquiera publicamos un suicidio, mientras en otras partes hasta subrayan el número que ya registra ese lamentable fenómeno y, en la mayoría de los casos, explican cómo y cuándo decidió la víctima atentar contra su existencia, pero abundando en detalles, lo que seguramente anima a otros a hacerlo cuando quizá no estaban decididos por esa puerta erónea tan utilizada.

Genaro García Luna se declara “no culpable” en el juicio que se le sigue en Nueva York, por lo que se dispone a un proceso largo y tedioso en el que lo más probable es que tenga que delatar a sus protectores.

Será el gobierno de los Estados Unidos el que tenga que aportar las pruebas de todo lo que se acusa al mexicano, pero García Luna tendrá que soltar mucho de lo que guarda su pecho.

Felipe Calderón y Vicente Fox, de pronto callaron ante la calamidad que les acecha, especialmente FECAL, que fue quien le dio manga ancha y lo hizo el todo poderoso de su gobierno ante los cárteles de la droga, o particularmente ante el de Sinaloa.

Y claro, la “guerra contra el narcotráfico” fue un puro adorno que lo único que produjo fueron unos 300 mil muertos, y contando, aunque otros hablan de 150 mil, la verdad es que fueron más de 300 mil muertos, y a aquella infausta declaración todavía siguen cayendo muchos mexicanos.

Aun cuando, en el supuesto, al declararse “no culpable” tiene posibilidades de cooperar y alcanzar algún beneficio, pero…a cambio de cantar alguna de las canciones que se sabe mucho muy bien.

Este cuento apenas empieza, mantengámonos atentos para no ir a perder el momento clave, aun cuando el juicio puede llevarse meses o años.

Este domingo, y no el día primero de enero como estaba proyectado, se jugará la gran final del Primer Torneo Nacional de Campeones de Futbol entre los equipos Mega, de Durango y Carranzos, de Torreón.

Sabido es que el día primero, por primera ocasión en 50 años, no pudo jugarse la gran final por la lluvia exagerada que por 30 horas se abatió sobre Durango y buena parte del país.

No había condiciones para la celebración del enorme partido, pero este domingo sí que las habrá y tendremos la gran conclusión del extraordinario torneo.

Sobra recordarle a la afición que el Torneo Nacional de Campeones es la celebración 50 del Gran Torneo de Campeones de “Año Nuevo” del Club Deportivo Maderera, eso lo sabe perfectamente la afición local, pero no está por demás comentarlo a los aficionados foráneos que siguieron y muy de cerca el magno evento futbolero.

Mega, de Durango, es el multicampeón local, regional y nacional, pero sobre todo, el campeón continental al coronarse unas semanas antes en Brasil.  Va contra Carranzos, el conjunto multicampeón de Torreón, igualmente triunfador de infinidad de certamenes locales y regionales en La Laguna.

Mejor no podía ser la final del Torneo Nacional de Campeones.  Dispongámonos a disfrutar de un extraordinario partido amateur mañana domingo en el estadio Francisco Zarco.

A %d blogueros les gusta esto: