Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

Estuvo en esta capital el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHyCP, Santiago Nieto Castillo a firmar acuerdos con el gobierno del estado para eficientar el combate al lavado de dinero.

Hasta ahí todo bien, deseable sería que se alcancen objetivos en el corto plazo.  Le urge a la oficina  empezar a agarrar peces gordos y no los charalitos que siempre ha perseguido y a veces ni siquiera los alcanza.

El propio funcionario lo subrayó durante el evento celebrado en el Bicentenario: La UIF solamente integró ocho expedientes en el sexenio pasado, y quizá en todos los tiempos, de modo que o no tiene los dientes necesarios para morder indecentes o se trata de algo que no urge mucho, que en realidad no le interesa a nadie, no se puede pensar otra cosa.

Ojalá que los acuerdos firmados aquí empiecen a rendir frutos, que el intercambio de información entre las dos instancias de gobierno funcione o que se dejen de andar distrayendo a la gente, pues antier se concentró el gabinete estatal en pleno a atestiguar la firma, y fueron horas de abandono de la plaza sin nada qué presumir.

Sobre los dos casos que la Unidad de Inteligencia Financiera sigue en Durango, no se sabe nada.  Nadie sabe lo más mínimo, pero sí, que se trata de algo voluminoso en lo que está metida gente conocida.

El problema es que si no pensaban destapar nada, disque para no afectar el debido proceso, para qué carajos nos sorprendían con información a medias o mocha?

El asunto es que, en la apariencia, ambos temas vienen desde hace años y…tampoco es descartable lo que se anda diciendo, que más de uno resultará embarrado.

Y que, entre otros, está metida la Universidad Juárez por aquello de “La Estafa Maestra” en la que alguien se embolsó una respetable suma de billetes nada más por prestar el nombre de la institución para “lavarle” dinero al PRI y otros partidos.

Oscar Erasmo Navar, quien era rector para aquellos enjuagues, un día tuvo la desfachatez de admitir que la UJED estuvo metida en aquel negocio, pero… “La UJED  cumplió a cabalidad el contrato firmado con varias dependencias federales…”.  El más grande absurdo que se le ha escuchado a alguien en los últimos tiempos, puesto que “La Estafa Maestra” fue una vil y descarada transa en la que no había que hacer nada excepto prestar el nombre de la UJED para el negocio:  Recibir el dinero, entregar la mayor parte al PRI y quedarse con su respectiva comisión. ¡Así de sencillo…¡

Sobre el asunto de la fallida ciclovía, piensan los clásicos, debe olvidarse por lo pronto. Pasar a otros proyectos más ambiciosos y dejar el tema por la paz y retomarlo algún día.

Es que, tanto los vecinos como sus azuzadores los regidores priistas y petistas ya se organizaron  y están a la espera de que el municipio retome el tema para echarlo abajo de nuevo.

Que hay recursos federales en medio, pues sí, pero ni eso ni nada es garantía de que se podrá sacar adelante el malogrado proyecto.

Está científicamente aclarado que no se hizo lo que se tenía qué hacer, que fallaron en la socialización del proyecto, que ni siquiera se lo comunicaron a los vecinos, por lo que el propio alcalde Jorge Salum salió a cancelarlo antes de que se descarrilara todo.

El tema está muy fresco, no es conveniente retomarlo en el corto plazo porque produciría los mismos efectos.

Mal andamos si una segundona del Sindicato del Seguro Social agredió a una reportera por hacer su trabajo, y por si eso no fuera suficiente se dio el lujo de amenazarla con correr al esposo que trabaja en el IMSS.

Resulta que Selene Carolina Nuñez Cázares, secretaria de admisión y cambios del SNTSS sección XVI, de plano se olvidó de las formas y se fue directo contra Sujey Luna, reportera de canal 10:  “Si sigues entrevistando gente para que hable contra el proceso, te vas a arrepentir”.

“Y, para que te prepares, empezaremos por correr a tu esposo, para que sepas con quién te estás metiendo…”, le dijo sin rodeos Selene Carolina a Sujey.

Y miren que estamos hablando virtualmente de una segundona del sindicato, no estamos hablando de los trinchones, de modo que se han de imaginar lo que piensan y de seguro hacen los verdaderos jefes del sindicato.

Ahora cualquier hijo de vecino  quiere nalguear a los reporteros.  O cómo tiene que entenderse esa amenaza directa y sin rodeos que hizo la muy ilustre secretaria de admisión, que de bien a bien es una cartera allá de segundo o tercer nivel en la estructura sindical, pero…bueno, lo que nos faltaba.

Por cierto, se dice que el SNTSS Sección XVI es la instancia que ha protegido en forma perruna a los sospechosos de haberle prendido fuego al almacén general para borrar evidencias en la desaparición de medicamentos controlados y otros equipos que luego se topa uno en hospitales privados. ¿Será?

El mundo se detuvo en los semáforos bajo los puentes gemelos, pues para salir de ese atolladero hay que perder minutos y minutos mientras prende el verde.

No están sincronizados con nada, por eso los automovilistas que llegan a ese punto han de perder tiempo precioso y valioso mientras llega el verde, que por cierto, apenas dura un par de suspiros.

No sabemos mucho de cómo operan los semáforos, pero entendemos que son para darle fluidez al tránsito, y en el caso, funcionan para entretener a los conductores.

Ojalá que los técnicos le den una estudiada al tema y corregirlo, darle la fluidez que requiere la vialidad o de plano apagarlos y que sean los buenos modales de los conductores los que imperen en ese punto, porque los aparatos esos, de plano no sirven.

No es bueno que solo José Miguel Castro haya llegado a la final por el Consejo Coordinador Empresarial.  Muchos creen que ganaría de calle la presidencia en una votación abierta, la unanimidad no es buena, para nada.

Los planes originales de hacer una elección con la inclusión de Tomás Flores le hubiesen dado más fuerza moral a José Miguel en una hipotética elección, pero…los estilos priistas del “dedazo” supremo se impusieron y…pues.

Castro Mayagoitia llegará a la presidencia, pero quedará sujeto al escrutinio silencioso de los dirigentes cupulares que de momento se quedarán con ganas de hacer valer su voto.

Sin temor a equivocarnos, a los miembros de élite del Consejo Coordinador Empresarial les dio frio hacer una elección real, con condiciones parejeras para los competidores.  Lástima.

Oiga usted, seguramente sabrán que en una escuela de Lerdo encontraron como 20 cuchillos y puntas entre las mochilas de los estudiantes, y en el Cereso 1, apenas una móndriga punta.

Una de dos, los estudiantes siguen mal portándose o en el centro de reclusión caminan más derecho que la carretera libre a Mazatlán. La Verdad.

Ya, en serio, qué bueno que al final se impuso la Operación Mochila, pues es el primer paso para lograr seguridad en las escuelas, con criminalización o sin ella, es la forma más a la mano para meter orden en los planteles escolares.

También es bueno que las autoridades educativas sigan insistiendo ante los padres de familia para que la revisión a las mochilas inicie desde la casa, que sea en el seno familiar donde se haga la primera revisión y al final se refuerce con los opertivos en los planteles educativos.

Nada nos aclara que el “otro tema” que manejó el miercoles el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, sea la ruidosa sospecha de un faltante cercano a los 500 millones de pesos en Gómez Palacio.

Lo cierto es que, tras la firma del convenio entre la UIF y el gobierno estatal, Santiago y la alcaldesa de Gómez Palacio, Marina Vitela, se apartaron de la bola y trataron en lo corto el tema por más de hora.

El cuento, dicen los que saben, más que por razones monetarias o jurídicas, Marina carga un cúmulo de resentimientos contra su antecedora Leticia Herrera por diversos episodios de tipo político, por los que incluso tuvo que emigrar a Morena, y que es en base a esos resabios por los que le está abultando las cuentas a la hija de Don Carlos.

Lety, insisten por ahí, no tiene ninguna necesidad de robarse 500 millones de pesos, o 430 que son los documentados, pero…aunque no se los haya robado ella en lo personal, si se los robaron sus colaboradores, es igualmente responsable.

Esto es, que si el billete se lo birlaron los señores de las finanzas o de otras oficinas de la administración pasada, es la misma, ella era la firmante, por tanto, es la responsable.

O séase, para no darle vueltas al asunto, de ser cierto el faltante, varios distinguidos funcionarios municipales del pasado gobierno de Lety se las verán negras en el futuro inmediato.

Como igualmente tendrán problemas varios ex funcionarios de la Universidad Juárez del Estado de Durango que “lavaron” dinero durante algún tiempo.

Algo extraño sucedió en torno a la visita del director del Instituto de Salud para el Bienestar, el famoso INSABI, pues tan esperada que era su presencia para aclarar paradas y…nadie sabe nadie supo.

Todo mundo estaba confundido en torno al instituto, a su programa, a sus reglas de operación y se creía que con la visita del señor Juan Antonio Ferrer se habría de aclarar todo.

El caso es que el funcionario vino, explicó y en el supuesto aclaró todo, pero de lo que no ha trascendido absolutamente nada.  Ni siquiera Esteban Villegas ha dicho esta boca es mía, y vaya que era de los más interesados en el tema.

%d bloggers like this: