Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

Totalmente de acuerdo con quien propone hasta 16 años de cárcel para policías que filtren fotografías dantescas de los distintos episodios violentos.  Nosotros lo subiríamos a 20 años.

Y no nada más cárcel para los policías, que han sido sorprendidos repartiendo tales gráficas, sino que el espectro se extienda hasta peritos, fiscales, agentes del ministerio público, funcionarios policiacos, y para cualquiera que llegue a tener y divulgar ese tipo de fotografías.

La tragedia de Ingrid “N” en la ciudad de México que conoció medio mundo gracias a las infelices redes sociales, se repitió aquí en Durango la noche del jueves en el accidente en que murieron dos jovencitas.

Alguien tuvo la infausta ocurrencia de subir las fotografías a redes sociales dentro de algo que ofende no nada más a la víctima y a sus familiares, sino a la sociedad toda.  Nos ofendió a todos.

Y eso debe evitarse, de ser preciso con cárcel.  Y si en la ingrata acción participan periodistas, por lo que a nosotros respecta, que de inmediato seamos llamados a cuentas y sancionados como debe ser.

Una cosa es el periodismo profesional y otra, muy distinta, el morbo, la sed de sangre y necesidad de conocer más del cómo murió.

Nosotros, en Contacto hoy, no lo hemos hecho nunca y no lo haremos, y si algún día llegamos a divulgar algo por error o por confusión, igualmente que se nos llame a cuentas y que paguemos como cualquiera de los muchos atrevidos que abundan en redes.

Otro juez de control ordenó la inmediata liberación de Oscar Andrés, “El Lunares”, uno de los más grandes delincuentes de la ciudad de  México sobre quien pesan toneladas de denuncias  por las que fue detenido.

“El Lunares” había recobrado la libertad la semana pasada en condiciones igualmente sospechosas, pero fue detenido al salir de la prisión por otras de las muchas causas que lleva a cuestas.

No queda ninguna duda, los jueces están agarrando el dinero sucio de ese maleante y se están pasando las reglas de la decencia mínima por el arco del triunfo.  Disque lo liberan por fallas en el debido proceso o por deficiencias en la integración de la averiguación.

Eso quiere decir que ponen a integrar las averiguaciones al primer albañil (con perdón de los muchos buenos albañiles, claro) que encuentran en la calle o cómo.  Más bien, desde la detención empieza a circular el dinero cochino y muy posiblemente a manos llenas.

No está fallando nuestro estado de derecho, hay que subrayarlo. Están fallando los encargados de aplicarlo y de interpretarlo, pero están “fallando” a propósito, para que el detenido pronto recobre la libertad.

Entonces hay que modificar el sistema y poner no a uno, ni a dos, sino a los fiscales que sea necesario para que integren la averiguación, que entre todos hagan mejor su trabajo y al final representen a la sociedad de mejor manera.

La firma del convenio entre Gobierno del Estado y el Instituto de Salud para el Bienestar necesariamente habrá de reflejarse en la mejora de los servicios médicos para los duranguenses en el corto plazo.

El miércoles pasado, el gobernador José Aispuro Torres anunció haber encontrado acuerdos con el INSABI para operar los distintos programas de salud en la entidad, justo cuando más incertidumbre crecía por la posibilidad de no llegar al acuerdo.

Por cierto, los servicios de salud no son malos en la entidad a pesar de los pesares, dado que según mediciones, Durango puede presumir de uno de los mejores sistemas estatales de salud, con uno de los abastos de medicamentos más eficientes del país.

Es que, mientras en otros estados están padeciendo lo indecible por falta de medicamentos especializados, sobre todo para la atención del cáncer, aquí es tema ordenado, pues no hay las reacciones violentas de otras partes por la carencia de distintas medicinas.

O sea, como dice el gobernador José Aispuro, gracias a los acuerdos alcanzados con la federación en momentos álgidos cuando se creía que no habría convenio, pronto los enfermos que no pertenecen al IMSS o ISSSTE, verán mejorar la calidad de la atención.

Aunque la mayoría de los empresarios más ricos de México salieron de la tamaliza más que agradados, otros aseguraron que “Son los tamales más caros que me he comido en mi vida…”.

Y es que, según planes de Presidencia de la República, los inversionistas le pondrán alrededor de 1,600 millones de pesos con los que se integrarán los premios principales de la “rifa del avión presidencial” y lo demás será negocio puro.

Originalmente se pensó rifar el avión, pero…esa posibilidad quedó descartada en virtud de una serie de cuestiones de carácter jurídico (el avión sigue siendo de Boeing), pero inexplicablemente se sigue diciendo que se rifará la aeronave, algo así como de a mentiritas .

La cosa es que, de pronto la intención de pasar la charola se aterrizó, y los empresarios, vistas las ventajas que puede tener una buena relación con el Presidente de la República, sin chistar, aceptaron ponerle a la rifa que no será.

A su llegada a la tamaliza, los industriales encontraron una planilla en la que tuvieron que escoger de cuánto sería su moche partiendo de 20 millones de pesos y cerrando en 200 millones de pesos.  O sea, puro billete grande…¡

El problema, lo decíamos ayer, es que en ningún momento se le dijo a los empresarios “a cambio de qué”, o nada más por ¿sígamela maistro? La verdad, la duda está en crecimiento.

Armando Fuentes Aguirre, el afamado “Catón”, ahí como broma aclaró ayer que en el pase de charola no nada más se comprometió a los industriales, sino que se compromete la soberanía misma de México.

Muchos como los diarios del Grupo Reforma creen y dicen que todo será a cambio de impuestos, y si se va a exponer la recaudación fiscal, ya estuvo malo.

Es que, justamente, los invitados a la tamaliza son precisamente los que más deben pagar impuestos a la federación y, obvio, los que más le hacen al ensarapado precisamente para no ponerse a mano con Lolita.  Por eso “Catón” sugiere que no nada más se compromete a los inversionistas, sino al país mismo.

Aunque sin divulgar las reglas de operación, ayer la Secretaría de Hacienda dejó entrever que las aportaciones al cochupo serán consideradas entre las obligaciones fiscales, o como parte de impuestos, algo absolutamente ilegal.

Esto advierte que para los más de los tamaleados comensales será mil veces preferible ponerle un poco más a la charola en vez de tener que caerle con el impuesto a que están obligados, o no?

Ante la muerte del líder de la Sección XII del SNTE, Ricardo Rentería, y sobre todo por las negociaciones que sostenía con el gobierno del estado, no faltaron quienes quisieron culpar a la administración estatal.

Los especialistas, sin embargo, ya aclararon que el profesor Rentería tenía varios días con problemas del corazón muy serios, y que de ahí se derivó finalmente su deceso.

Que estaba molesto por las respuestas del contador Rubén Calderón, y por la distracción de los dineros en los CADIS pues sí, pero…la negativa estatal de ninguna manera pudo ser la causa del fallecimiento.

Lamentable la muerte del dirigente sentista, pero todo se derivó de otros problemas, no de los líos sindicales.

Una de dos, los buscadores de guachicoleros ya los hicieron socios o de plano, nos están viendo la cara, pues se informó ayer que en la Ciudad de México han recuperado…!!Un litro…¡¡¡ de gasolina robada.

El mentado litro, obviamente, es una vacilada, nada más para no decir que no recuperaron nada, pues quien carajos va a tener un litro de gasolina robada en bodega.

Y eso que, los enterados, aseguran que el robo de combustibles en el país, y la Ciudad de México es una de las ilicitudes más socorridas en el centro del país.  Se ha multiplicado, contra lo que dice AMLO, que ya se ha abatido en gran forma.

El presidente Andrés Manuel López Obrador subrayó el jueves en su “mañanera” que los hospitales 450 y de Especialidades de Gómez Palacio, son dos grandes monumentos a la corrupción en Durango.

Y si lo dice el jefe de la nación, no tenemos elementos para contradecirlo.  Por el contrario, lo aprobaríamos aunque nadie nos preguntara.

Se robaron todo el dinero que debió beneficiar de alguna forma la salud de los duranguenses, añadió López Obrador.

Y, tampoco podemos negarlo, pero sí podemos preguntarle, como dijo Don Justo Verdad; ¿Y?

Si saben nombres de autoridades, contratistas, de constructores y de intermediarios, por qué no han citado a nadie a que explique las razones del robo descarado?   Es pregunta, nada más, y si quieren, pues no me la respondan.

La historia dice que los hospitales del IMSS y del ISSSTE en Durango fueron construidos hace 50 años, aproximadamente, y que uno y otro fueron concebidos para atender a un universo de enfermos que se superó hace 30 años.

Los dos inmuebles sanitarios quedaron rebasados hace mucho tiempo.  Sin exagerar debieron echarse abajo y construirlos nuevos, pero eso no pasa por la mente de los responsables, quienes sin embargo, creen que los adefecios esos están en condiciones para seguir matando gente.

Es que, tras las inundaciones de septiembre de 2016, uno y otro edificio quedaron contaminados, particularmente el del IMSS que adolece de una infección total por la que los expertos sugirieron desde entonces su derribe y la construcción de otro inmueble.

No es gratuito que muchos enfermos que llegan a pedir auxilio por algún mal leve, salen con los pies por delante y encajonados, ya en el interior resultan afectados por alguna de las muchas amenazas infecciosas que flotan en el ambiente.

La saturación y contaminación de ambos hospitales obliga no nada más el cierre inmediato, sino su derrumbe completo para construirlos de nuevo.  Mientras no lo hagan, la amenaza infecciosa ahí estará para todo el que acuda a buscar “salud”.

El Sindicato Académico aceptó anoche el 3.4% de aumento al salario y cero a las prestaciones con lo que quedó resuelta la amenaza de huelga en la Universidad Juárez del Estado de Durango.

La perruna exigencia que había mostrado el sindicato, finalmente se diluyó en un paupérrimo 3.4%, que en nada se parece al implacable 15% que pedía desde iniciadas las pláticas.

Es bueno que se haya llegado a un punto de acuerdo, así se despeja cualquier riesgo de distracción y la UJED tiene un más amplio espacio para maniobras en su principal tarea que es la academia.

O sea que, no se entiende, los macrotanques que existen en la ciudad sirven o no sirven, dado que en su mayoría presentan una serie de deficiencias que imposibilitan su utilización, más los daños causados por los vecinos, que no son cosa menor.

Aparte, en la mayoría de los casos nada más están de adorno, pues los colocaron en barrios, colonias o fraccionamientos con redes viejisimas que no soportan ningún tipo de presión que provocaría una rotura total de las tuberías.

No está sencillo el problema, claro, puesto que si revisamos las finanzas municipales vamos a toparnos con un hueso bastante duro.  No hay para nada, mucho menos para cambiar las redes no de colonias y fraccionamientos, sino de la ciudad en su conjunto.

Los macrotanques, nos explicó alguien, son meros cascarones que pudieran servir para almacenar grandes volumenes de agua, pero…para qué se quiere tanta agua, si las redes, la tubería de calles y casas es muy vieja que no resiste ningún tipo de presión.

Ah, pero en la mayoría de los casos los susodichos macrotanques sirvieron y bien para que Carlos Slim instalara sus cancerígenas antenas.  Eso dicen…¡

Todo parece indicar que la tensión entre funcionarios del municipio de la capital y algunos diputados de Morena continuará, después del incidente que se diera en días pasados, cuando el director de Seguridad Pública Municipal, Antonio Bracho, señalara a la diputada Sandra Amaya de tráfico de influencias.

Postura que luego fue avalada por el alcalde capitalino, Jorge Salum y que tuvo respuesta por parte de la legisladora morenista, quien consideró esta acción como resultado de las críticas que ha hecho contra la actuación de la policía municipal.

Después de que se presentó este intercambio de acusaciones, las críticas contra el ayuntamiento por parte de legisladores tanto de Morena como del PT no se han hecho esperar, lo cual indica que no existe precisamente una buena relación entre una parte del Poder Legislativo y el alcalde capitalino.

El problema, si se le puede considerar como tal, es que los diputados con los que parece haber una relación un tanto complicada, son los que tienen mayoría en el Congreso, situación que puede representar algún inconveniente para el alcalde, en el caso de que tenga que recurrir a la ayuda de la  Legislatura local por algún motivo, como podría ser la autorización para la contratación de un crédito, algún aspecto relacionado con una ley, presupuesto,  etc., por lo que habrá que esperar si en algún momento podrán limar asperezas.

La deuda a los proveedores del municipio parece ser un tema de nunca acabar, sobre todo porque la actual administración cada bimestre promete que el monto se va a reducir con los pagos y abonos que se han dado.

Sin embargo, lejos de que esto pase sigue en aumento. Y es que se dio a conocer que la deuda incrementó a los casi 160 millones de pesos en el último bimestre. Pero lo que realmente sorprendió, o bueno, no tanto sabiendo cómo se manejó la anterior administración, fue que el aumento se debió en parte a que se han estado encontrando facturas que fueron escondidas o “maquilladas” por el “alcalde feliz”.

Estas facturas que no se conocían empezaron a brotar cual enorme fuga de agua, pues los mismos proveedores han comprobado que efectivamente hay cuentas que no fueron integradas en el proceso de entrega-recepción. Lo que es un hecho es que este nuevo descubrimiento está afectando de nuevo la imagen de este gobierno municipal.  

%d bloggers like this: