Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

La decisión de que sea Gonzalo el candidato a la alcaldía de Durango por Morena, PT y Verde la tomó un tal Andrés Manuel López Obrador, por tanto, no tiene reversa, por si alguien lo creía posible.

Todo está consumado a favor de Alejandro González Yáñez y -dicen- si no se enteró de las cosas ni a Armando Navarro, Rosendo Salgado y otros distinguidos fundadores, fue por razones obvias, traían sus propios aspirantes, sus propios intereses.

La candidatura común registrada tanto ante el INE como ante el IEPC favorece por todos sus costados a Gonzalo, amén de que sería el mejor de los prospectos morenistas a la alcaldía.

González Yáñez sería el único del grupo morenista con tamaños para disputarle la alcaldía tanto a Jorge Salum como al alcalde José Ramón Enríquez. Gonzalo, no olvidemos, ya fue alcalde de Durango y sabe de lo que se traen entre manos.

No obstante, mientras el petista no quede registrado ante el IEPC en la candidatura común, los petardazos seguirán a la orden del día, como ese que apareció anoche en el que se precisa que Gonzalo está impedido para la candidatura en virtud de la queja ante el TRIFE por el programa de radio que tuvieron él y su muchacho Rigoberto Quiñones.

La candidatura de Gonzalo no tiene reversa. Sería más fácil que pasara un elefante por el ojo de una aguja a que se le cayera la estafeta edilicia. Está amarrada por las dos puntas.

Es previsible que los aspirantes a la Presidencia Municipal de Durango serían 4, a saber: Jorge Salum del Palacio, Alejandro González Yáñez, José Ramón Enríquez y Arturo Yáñez Cuéllar, con el mismo orden de posibilidades.

Incluso, los analistas ven que la pelea frontal por la alcaldía sería entre Salum del Palacio y González Yáñez, mientras José Ramón y La Guadaña se harían pedazos por el tercer lugar de la contienda.

Obvio, los cuatro llegarían a la competencia con igualdad de posibilidades, pero… tendrá mucho qué ver la franquicia, el repudio o la aceptación de la gente de tales franquicias y sobre todo la fuerza con que salgan a pedir votos.

No dependerá de quién llegue con más dinero o con más ganas a la contienda. No se tratará de gastar más, sino de gastar menos y gastarlo donde sea necesario. Será el trabajo de tierra, el hablar de frente a la gente, escucharle y entender sus necesidades lo que puede definir a un ganador.

Hace 25 años alguien mató a Luis Donaldo Colosio Murrieta por orden de su amigo Carlos Salinas de Gortari. La orden la hizo extensiva José Córdova Montoya, la replicó Emilio Gamboa Patrón y la ejecutaron Domiro García Reyes y el Estado Mayor Presidencial.

Sobre la materia lo ha afirmado más de una vez la Revista Proceso y, en 25 años, nadie le ha podido demostrar lo contrario, pues todo quedó asentado en expresa investigación periodística en la que se detalló cómo se hizo todo.

La orden pues, la giró Carlos Salinas de Gortari, la hizo extensiva su secretario Córdova, la repitió su otro ayudante Gamboa Patrón y la aterrizó el Estado Mayor Presidencial con Domiro García Reyes a la cabeza.

Obviamente, para la realización del complot o del magnicidio se hizo necesaria la participación de decenas de personas afines o cómplices del Estado Mayor Presidencial. Por eso, y no por otra cosa, el presidente Andrés Manuel López Obrador desapareció ese oprobioso grupo de “seguridad”.

Lo más terrible y lamentable de todo este episodio vergonzoso para México es que Carlos Salinas de Gortari y cómplices han seguido mandando en México y disponiendo de los recursos que son de todos los mexicanos.

Mario Aburto, se dijo desde el principio, no fue quien mató a Colosio. Lo mató un tipo que apareció muerto en un taller de Tijuana minutos después del magnicidio con el que se borró cualquier posibilidad de que dijera quién lo contrató para el trabajito.

Otra vez salieron a la calle los priistas para llorar la muerte de Luis Donaldo Colosio, aunque… fueron tricolores también los que ordenaron y ejecutaron su muerte.

Y se repite la necesidad de pedir justamente a los priistas que ya se dejen de lloriqueos, que se olviden de Luis Donaldo y de una buena vez lo dejen descansar en paz.

Obviamente, el nombre del sonorense y malogrado candidato presidencial vende, y pues, es un filón de oro para el PRI al lamentar la prematura muerte de aquel hombre que quizá, de haber seguido viviendo, habría dado otro rumbo a esta maltrecha nación.

Ha de ser pesado para la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, que estuvo ayer en Durango, recordar a Luis Donaldo y reconocer que fue su tío, Carlos Salinas, quien decidió acabar con la vida de su “amigo”, aunque, el mismo tío, fue quien ordenó también matar a su padre, José Francisco Ruiz Massieu.

Claudia dijo ayer que hay condiciones para volver a ganar Durango, solo que… no fundamentó su dicho, pues eso, aunque lo repitiera un millón de veces, seguiría siendo una mentira.

La rechifla escandalosa que se engulló anoche en la Arena Lobo el alcalde José Ramón Enríquez sería en otras circunstancias el mejor termómetro social para aclarar qué opina la gente de su trabajo.

El alcalde fue invitado especial ayer del rector Martín Soriano Sariñana a la premier del filme producido con ideas y recursos propios de la UAD, y la ceremonia se transmitió en vivo, a todo color y en tiempo real a todo el mundo.

Pena ajena la que pasó el señor rector, pues por más que intentó que se cortara la transmisión no pudo hacer nada para detener la silbatina natural que nació, creció y se reprodujo de manera lamentable entre los alumnos.

Y, de acuerdo a lo transmitido en tiempo real, fueron varios minutos los que los estudiantes rechazaron de manera ruidosa la presencia del jefe de la comuna.

Antes, hacia el mediodía, José Ramón había advertido ante los medios que sí aparecerá en la boleta, que sí será candidato a la reeleción, pero… nada nos dice que tenga relación una cosa con otra.

“El pueblo me ha pedido que busque la reelección y pues he decidido presentarme a la campaña como candidato, aunque todavía no sé por qué partido…”, repitió temprano el alcalde.

El que Claudia Hernández no haya quedado como la cabeza principal para la contienda municipal en este próximo proceso electoral por parte del Partido Acción Nacional, tal parece no le afectó mucho, pues de inmediato se le dio vuelta a la hoja y el alcalde de la capital movió sus piezas para integrarla de nueva cuenta al Ayuntamiento, esta vez como sexta regidora, incluso hasta movieron piezas para que encajara de nuevo.

Aunque dicha acción molestó a los regidores de diversas facciones, esto no es más que un presagio de que en muy poco tiempo se anuncie de nuevo su reinserción en la Secretaría del Ayuntamiento, por lo que de una u otra forma la panista no quedará fuera de las próximas elecciones, pues ya que “Joserra” jura y perjura que aparecerá en las boletas electorales, esto podría asegurarle su chamba por otros años en el caso remoto de que Enríquez cumpla su palabra y vuelva a ganar la presidencia.

Y ya que se habla de temas relacionados con Enríquez Herrera, desde el fin de semana pasado se han hecho una serie de festivales gastronómicos por parte del Ayuntamiento, el primero fue el de las gorditas y este domingo será llevado a cabo el del taco, lo cual muchos aseguran que no son más que actos de campaña.

Dicen las malas lenguas que aunque parezcan eventos gratuitos que salen del noble corazón del alcalde, estos festivales no aportan mucho al desarrollo de la ciudad y han causado indignación de los ciudadanos a través de las redes sociales, pues demandan se hagan acciones que aporten algo con ese recurso, como atender los temas de baches y agua, entre otros, por lo que miles se preguntan ¿y el aguafest y el bachefest para cuándo?

El borlote de la semana pasada fue la inexistente posibilidad de que AMLO se reelija. Firmó un documento en el que se compromete a no hacerlo, pues ni así le creen, y los hay que apuestan a que sí se reeligirá.

Antier habló de la libertad de expresión y de la necesidad que tiene México de ampliar esas libertades, pero… tampoco le creen, tuvo que salir a aclarar que su gobierno no impondrá nada, y menos por la fuerza, contra la voluntad del pueblo.

Ha dicho una y mil veces que no piensa robar, tampoco engañar y mucho menos mentir, pero sus detractores siguen viendo en cada acción de gobierno una mentira y un robo que están echando por tierra sus ofertas de campaña.

El caso de la explosión en Tlahuelilpan, Puebla. El culpable fue el presidente Andrés Manuel Lólpez Obrador y hasta le exigen que pida perdón a las víctimas y sus familiares, muy a pesar de que murieron por estar robando a la nación.

Andrés Manuel López Obrador está muy cerca del papel del cohetero, de que si truena le chiflan y si no, también. No termina de convencer a la bufalada de las redes sociales y, pues… ¿así cómo?

Sin ninguna duda está tentadora esa oferta de darle “muerte civil” a los políticos corruptos, pues sin mucho multiplicar diríamos que con 5 millones de pesos en el banco, que me manden al olvido, no nada más a la “muerte civil”.

Esta conclusión del Senado de la República es un derivado del perdón anticipado que el jefe de la nación ordenó para todos los ladrones.

No, qué muerte civil ni qué carajos, que los exhiban, que les quiten lo robado y que les tatúen en la frente el monto de lo expropiado.

Es que, hay casos entre los ladrones de aquellos que se llevaron no cientos, ni miles, sino muchos miles de millones de pesos, y de eso hay constancia, no pueden negarlo, ¿cómo que “muerte civil”?

No me parece, y la próxima vez que esté frente al jefe de la nación se lo voy a señalar con la claridad como se lo estamos platicando a ustedes. ¡No se vale…!!!

Entre universitarios se juegan muchas bromas, siempre han sido así de bromistas, pero esa de que ya no está Don Toño, pero sí Don Juan, como que no va, y no va si se supone que Rubén Solis no le debe a nadie el cargo.

Es que, tras la recuperación de la autonomía universitaria, Juan Bravo Campos asumió la oficina y los controles que durante más de diez años manejó Don Toño.

Y luego, como para acabarla de completar, ahora se asegura que Don Juan es mucho más implacable que su antecesor, por lo que no pocos pidieran que regresen los tiempos de la ignominia. ¡Estábamos mejor cuando estábamos peor, dicen….!!!

La elección del director en la FADER es otro de los botones vergonzantes para la nueva administración, dado que todo está “planchado” para uno de los aspirantes, afin o amigo del director Alfredo Reyes Santaella y hasta del mismo rector. ¡Ya no entiendo, la verdad..!!!

Atribulada madre de familia advierte del abandono en que se encuentra el Hospital municipal del niño, que de una opción para la salud de los pequeños ha pasado a ser un verdadero riesgo.

La mujer, de quien nos ahorramos nombre y demás generales para evitar consecuencias, sugiere que en el referido puesto médico se olvidaron hace muchos años de pasar una escoba o un trapeador por exteriores, y sobre todo por interiores, lo más lamentable.

No hay que investigar mucho para identificar telarañas, basura, tierra y desperdicios por todos lados que nos hablan del riesgo en que cae cualquier pequeño que sea llevado en condiciones deterioradas de salud.

Y claro, el problema no es solo de esa mujer que se ha quejado con nosotros, sino de todos los padres que acuden diarmente al hospital, que no conciben en que mejor se gaste el dinero en gorditas, tacos, lonches, juegos deportivos y eventos artísticos, etc., etc., cuando el hospital es o debía ser una prioridad social.

Interesante a todas luces el anuncio hecho ayer por Arturo “La Guadaña” Yáñez al rendir protesta como candidato del PRI a la alcaldía de Durango, pues advierte que su partido volverá a ganar la jefatura edilicia.

Es posible, al arrancar las próximas campañas, los tres, cuatro o cinco aspirantes que se inscriban, saltarán a la palestra en igualdad de condiciones, pero… lo interesante es que nos diga cómo le va a hacer.

Es que, suponer un triunfo del PRI a estas alturas es desconocer el hartazgo a que llegó la gente de los colores de mi bandera. Es la gente, con su voto, la que los puso hasta atrás de la fila.

La gente misma advirtió que si el PRI hacía algo por castigar a los rateros que salieron huyendo con grandes cargamentos de dinero mal habido, volvería a confiar en ellos, y hasta el momento no se sabe de nadie que haya pisado la cárcel por las faltas cometidas.

Aun cuando, reconozcámoslo, ahí están las posibilidades de triunfo, pero hay que emprender una carrera bastante cuesta arriba, que desde luego, no es imposible, pero… tampoco fácil.

%d bloggers like this: