“Siete días de Grilla”

Los árbitos del futbol mexicano tiraron la jornada 10 que debió empezar anoche en señal de protesta por el pobre castigo impuesto a Pablo Aguilar, jugador del América que propinó un cabezazo al árbitro Fernando Hernández Gómez.

Sin exagerar, hay partes en el mundo donde una agresión a un silbante se castiga con la expulsión de por vida del balompié, y a Pablo, por ser de América, nomás lo suspendieron diez partidos.

Hicieron bien los silbantes en reventar la jornada correspondiente a esta semana. A Pablo Aguilar debieron imponerle una sanción más enérgica, y no para marginarlo del futbol, sino para evitar que otros repitan la acción.

El árbitro, con todos sus defectos, debe ser respetado por los jugadores. Si un futbolista no respeta a la máxima autoridad sobre la cancha, triste está su papel en el balompié.

Aquí la cuestión es que como se trata de un jugador del poderoso América, casi casi lo castigaron con una regañada, cuando en otras circunstancias pudo ir a la mismísima cárcel por la agresión.

Por suerte, cuando el cabezazo estaba por llegar a su destino, el árbitro alcanzó a esquivarlo y no logró golpearlo de lleno, pero evidentemente que hay intento de agresión y es sobre eso sobre lo que deben sancionarlo, pero sancionarlo en serio, no la vacilada que hicieron con el americanista.

——————————

Tito Manríquez, comentarista futbolero de ESPN, dijo el otro día que Dionisio Manuel Escalante nació en Canatlán, Dgo., pero hurgando en los archivos futboleros se aclara que pudo tratarse de una inocente equivocación.

Nos emocionamos el otro día que lo aseguró Manríquez, puesto que de haber sido cierto, Escalante sería el único duranguense en el futbol de primera división en México.

Escalante, al parecer es culichi, de Culiacán, pues.

O séase que, para decirlo claro, ningún duranguense está militando en este momento en un equipo del balompié nacional. El último que dio la función es Jaime “Batata” Correa, y él hace rato que tiró la toalla.

Muchos de nuestros jóvenes futbolistas actuales están esperando una oportunidad en los distintos equipos, pero… ante la nueva regla inventada por los federativos mexicanos, de permitir 8 extranjeros y 3 nacionales en un partido, las esperanzas se van diluyendo en el tiempo.

Revisada esa triste realidad, el que escribe está pensando muy seriamente en regresar a la porra del chiverío, pues es el único equipo conformado por mexicanos, y ahí la regla del 8-3 valió sorbete.

——————————

Se supo en el peinador que Rodolfo Elizondo le echó toda la caballería encima a su muchacho Víctor Hugo Castañeda porque no le avisó el día que trajo al secretario Enrique De la Madrid.

Supuestamente Rodolfo había encargado a Víctor Hugo que si llegaba a traer al funcionario, le avisara con tiempo para saludarlo y plantearle quién sabe qué bisnes.

Víctor Hugo, irreverente que es él ante su padrino político, por agenda o no sabemos por qué nunca le avisó al Negro. De la Madrid vino, estuvo, vio y se fue, muy contento por cierto, dado que constató una serie de buenos proyectos turisteros para Durango.

La cuestión es que, comprobado que hizo a un lado su peticion, Rodolfo se le fue con todo a Víctor Hugo asegurando que es el principal obstáculo para el turismo en Durango.

Luego Castañeda le llamó miserable, traidor, cobarde y utilizó muchos epítetos más con lo que se desataron las apuestas de que se va del turismo estatal, pero… la situación ya la conoce el que manda y pues no se va a ningún lado, al menos no lo ha decidido.

——————————

La huelga de la mina de Tayoltita entró en su tercera semana, con lo que agrandó de forma incalculable las pérdidas tanto para la empresa Primero Minning Company como para los trabajadores.

El gobernador José Aispuro ha intervenido más de una vez en el conflicto buscando hallar un punto de acuerdo, pero… las posiciones son absolutistas y ninguna de las partes quiere ceder a pesar de los riesgos de perder mucho más de lo que se ha perdido hasta ahora.

El problema es que son 230 los trabajadores y sus familias que han dejado de percibir ingresos, muchos de los cuales han llegado a extremos de andar pidiendo prestado, pero ya están exponiendo sus posibilidades de crédito. Tayoltita toda depende de la mina, por eso muchos la quieren trabajando, operando pues.

Ojalá que quepa la cordura en las partes y que pronto cedan un poco a fin de acercarse a la línea de los acuerdos, aunque… los trabajadores no quieren ceder lo más mínimo y la empresa prefiere cerrar, no obstante que se trata de una de las minas de oro más ricas del mundo.

——————————

Siete de cada diez accidentes automovilísticos son originados por conductores distraídos hablando por celular o peor aún, texteando, pero… muchos siguen pasándose por el arco del triunfo ese altísimo riesgo.

Apelamos no a la aplicación de la regla que obliga una fuerte sanción a cada conductor que sea sorprendido incurriendo en ese gravísimo descuido, sino a la conciencia de cada uno de esos hombres y mujeres que van rompiendo con la lógica al hacer dos cosas al mismo tiempo.

Nadie entre los seres humanos tiene la capacidad de hacer dos cosas a la vez. Eso está científicamente comprobado, entonces, nadie debía manejar automóvil si va hablando por teléfono. Y peor aún, el riesgo es mayor cuando el conductor va texteando o escribiendo mensajes de texto, pues si manejando se distrae, texteando se pierde la noción de todo.

La novedad del celular ha engendrado un verdadero cáncer en el mundo, pero lo peor lo vemos cuando hasta motociclistas, quizá para no gastar en una llamada, prefieren textear.

No es gratuito que, según recuentos, siete de cada diez accidentes, muchos de ellos mortales, se originan en la distracción de los conductores.

Este comentario tiene como propósito hacer entender a quienes nos lean de los riesgos en que, indebidamente, vamos todos, pues un texteador manejando lleva una arma letal que no conoce sino hasta que ya cometió su estupidez.

——————————

Mejor favor no podía hacernos el oxigenado Donald Trump si decide que sea una o varias constructoras mexicanas las que construyan su afamado muro, le inyectaría a nuestra economía una gran millonada.

O sea que, el falso güero no precisamente está contra lo mexicano, dado que en lo del muro pudiese escoger a una o varias empresas mexicanas para la construcción, pero además compraría el cemento a otra firma mexicana, CEMEX.

Y estamos hablando de muchos miles de millones de pesos que Donald está empeñado en tirar al bote de la basura, puesto que mientras el presidente gringo decide, no menos inventores mexicanos le tienen listos varios drones para brincar el muro por muy alto que sea.

Está circulando en redes sociales la terminación de un dron que puede levantar a un individuo de hasta 100 kilos de peso por más de 10 metros y transportarlo distancias cortas, con lo que se salvarían con la mano en la cintura los quince o veinte metros que está por levantar Trump.

Y no es broma. Es real lo anotado, como para que el mandatario norteamericano entienda que su muro no servirá gran cosa a la hora de detener a los migrantes, y que todo lo que pudiera gastar en su construcción sería tirado a la basura.

——————————

Escándalo mundial ha empujado el dueño de Odebrecht, la empresa brasileña cuyo dueño está en la cárcel por corrupto, pues asegura que repartió grandes millonadas entre otros igualmente indecentes, y varios mexicanos.

El dueño de la cuestionada empresa “coyote”, que purga una condena de cinco años tras las rejas, asegura que repartió entre varios mexicanos en tiempos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, más de 105 millones de dólares.

Estábamos azorándonos de ver y entender ese nada despreciable “cochupo” brasileño, cuando aparece en el pandero otra lindura: La empresa gringa Key Energy asegura que repartió 9 millones de pesos entre funcionarios de PEMEX nada más por que les informara en tiempo cuándo se licitarían distintos contratos y poder ganarlos antes que nada.

Aunque, para los negocios que estamos hablando, lo más posible es que hayan sido 9 millones de dólares y no pesos. Pinches 9 millones de pesos se gastan las parentelas de Carlos Romero Deschamps en una noche en Montecarlo o Las Vegas, no les servirían de mucho.

Lo lamentable es que… y volvemos con la aburridora: Este país se debate entre la podredumbre de los ladrones de cuello blanco, y también de cuello mao o hasta de cuello paloma. Por donde quiera salen ronchas, o como dijo el Tecolote Rodolfo Ramírez: Por donde agarres el chayote te espinas.

Nada nos sorprende, desde luego, las hijeces en que se debate este país ya no sorprenden a nadie. Los rateros están por todas partes, y cada vez más lejos de la cárcel, puesto que para eso también pueden aprobar y desaprobar las leyes que pudiesen perseguirlos.

Estamos poquito más que jodidos, ¿eh…?

——————————

Sabemos ahora que la granizada del jueves pasado no fue exclusiva de Durango, sino de la mayor parte de la República. Las bolas blancas cayeron en muchos estados del país.

Los nubarrones negros que precedieron a la caída de granizo nos llevaron a calificar el fenómeno como “épico”, aunque por ahí en redes sociales alguien lo aprovechó para tupirnos y pitorrearse del calificativo.

No sabíamos que la precipitación ocurrió en gran parte de la República, pero al enterarnos de que cubrió buena parte de la patria sobradamente acertados estuvimos en el calificativo, y quizá hasta nos quedamos cortos.

——————————

El alcalde José Ramón Enríquez solicita una parte de los terrenos de la Estación para levantar la Torre Durango en donde radicarían las oficinas de la Presidencia Municipal de Durango, solo que… lo que ignora el edil es que esos terrenos ya están apartados.

No, hombre, los apartaron, los enajenaron y los vendieron, o se los chingaron, para propiamente decirlo, desde hace mucho tiempo, y aunque no sé quién se los agandalló, lo único que sé es que ya no hay disponible ni para levantar un cuarto redondo (así decía mi abuela) de tres metros.

Los terrenos de la antigua estación fueron tema de agrias y complicadas discusiones durante mucho tiempo entre varios de nuestros amigos, y al final quién sabe cómo quedaron, pero… de que se los repartieron, se los repartieron.

Ojalá estuvieramos equivocados, que estemos hablando en falso, que alguien los haya respetado para proyectos más importantes, pero… si cargaron hasta con el trapeador cochino y viejo, que no se hayan adueñado de esos preciosos terrenos…