Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

La Universidad de Washington en Seattle pronostica que México tendrá más de 88 mil muertos por coronavirus si seguimos ignorando los llamados de la autoridad sanitaria a usar cubrebocas, gel antibacterial, etc.

Un extenso artículo sobre la materia publicado hoy por El Universal precisa que si los mexicanos seguimos sin cuidarnos, para el 1 de octubre el número de muertos será de más de 88 mil.

En junio -dice- se reportaron 17 mil muertos, un promedio diario de 594. Hasta hoy, llevamos casi 30 mil muertes confirmadas.

Para que esa proyección se cumpla, de aquí al 30 de septiembre se tendría que reportar un promedio de 651 muertes por día, apenas 57 más del promedio reportado durante junio.

Sin embargo, si hay medidas restrictivas y uso masivo de tapabocas, podrían ser unicamente 79 mil 751 muertos, con un nivel de 61 mil 079 en el rango más bajo.

El doctor Raúl Lozano, director de sistemas de salud del Instituto de la Medición y Evaluación de la Salud de la referida Universidad de Washington, precisa:

1.- La pandemia ha ido incrementando su contagio porque se dio prioridad a no satuarar los hospitales, lo que está muy bien, pero se descuidó el aislamiento de los casos no graves y no se realizaron pruebas masivas para detectar portadores asintomáticos.

2.- Fue precipitada la conclusión del confinamiento. Debió extenderse, “pareciera que hubó que cumplir la fecha a rajatabla. Me queda muy claro que era muy fuerte la presión económica. Me parece que faltó análisis, faltó reflexión. Yo sí hubiera extendido el distanciamiento social”.

3.- El tapabocas hace la diferencia. “El número de vidas que se puede salvar usando el cubrebocas y detectando contagios a tiempo es vital. Propondría que los funcionarios se hicieran la prueba y que usaran el cubrebocas como ejemplo para toda la población. Con su uso apropiado podríamos bajar hasta tener 60 mil muertes (28 mil menos de las 88 mil proyectadas).

Sintetizada la exposición del funcionario sanitario de la Universidad de Washington, diríamos que si el presidente Andrés Manuel López Obrador y su vocero Hugo López Gatell nos hacen el favor de usar el cubrebocas, se evitarían 28 mil muertes.

Se pudieron evitar si no caen en tanta contradicción y equivocación ambos funcionarios.

Justamente, el jefe de la nación es quien más desdeñó y hasta se burló de la pandemia asegurando que él se protegía con sus estampitas, una de un trébol y un escapulario.

Hasta el momento, López Obrador y Gatell se han resistido a usar el cubreboca. Gatell ha dicho en repetidas ocasiones que no sirve de nada, por tanto, da lo mismo si no se usa.

No, nunca debió decir ese señor semejante barbaridad. El cubrebocas sirve y sirve bien si se usa bien, que es distinto. Aquella vez, Gatell debió decir cómo debe usarse el cubrebocas, y no salir con lo que salió, que no sirve de nada su uso.

Millones de mexicanos, viendo el ejemplo del jefe de la nación y su ayudante, de vacilar con la catástrofe que teníamos encima, también se resisten, a la fecha, se resisten a usarlo.

Ahora, advierte el funcionario de la Universidad de Washington, si el presidente López Obrador y sus ayudantes usan el cubrebocas, por esa sencilla acción pudiesen evitarse alrededor de 28 mil muertos.

Es que muchos millones de mexicanos seguidores de López Obrador siguen sin usar cubrebocas porque el presidente se ha encargado de convencerlos, pero… muchos ya están muertos y muchos otros estarían o estaríamos en riesgo de muerte nada más por esa tontería.

Es que si no sirviera el cubrebocas, no lo usaban los mismos médicos, enfermeras, camilleros, etc.

Algo debíamos hacer todos para evitar la catástrofe que anuncia la Universidad de Washington, que tendremos 88 mil muertos para el mes de octubre.

No es descabellado pensar en regresar al confinamiento, que todos nos dispongamos a volver a encerrarnos antes de que llegue la infeliz enfermedad.

Sí, están de por medio los intereses económicos que por ellos algunos creen que no debía ni siquiera pensarse en otra cuarentena, pero, contra lo que dicen los gobernantes, para mí son más importantes esas 88 mil personas que habrán de morir que las empresas que estarían en riesgo.

Las consecuencias desastrosas contra la grande, pequeña y mediana industria no se niega, pero siguen teniendo un mayor peso específico las 88 mil vidas que lo que pudieran ganar o perder las empresas. Además de que, como dicen para desdeñar la desgracia, el dinero va y viene, y la vida no, esa se va, y no regresa.

Hay que decir que el gobernador José Aispuro más de una vez ha externado sus temores de tener que tomar una decisión extrema de volver al confinamiento, pero visto el gravísimo riesgo en que estamos muchos, sobre todo adultos, nosotros gustosos aceptaríamos volver a la cuarentena total.

Es que, sobra insistir, es nuestra casa la única que puede garantizar la seguridad y contener los riesgos de contagio que sin embargo están por todas partes, especialmente si no se protege la gente.

Hagamos algo, entendamos la tragedia que pende sobre nosotros.

El coronavirus, para los que siguen dudando de su existencia, ya ha matado a más de 30 mil personas en México, más de 160 en Durango y contando, pero de seguir las cosas como hasta ahora, sin protegernos, sin cuidarnos, cualquiera de nosotros seguirá en la macabra contabilidad que nada ni nadie detiene.

El funcionario de la Universidad de Washington tiene razón al decir que si por él fuera, todos los mexicanos volveríamos al confinamiento, al encierro en nuestra casa, pues no hay otra opción.

Y como para darle la razón, la reapertura económica que había iniciado el pasado día primero en la Ciudad de México se está revirtiendo este día por la jefe de gobierno Claudia Sheimbaum.

En unas cuantas horas de reactivación se dispararon de forma escandalosa los contagios, por eso la funcionaria tuvo que meter reversa para distintas actividades no prioritarias, y eso mismo, para nuestro gusto, debíamos hacer en provincia, o concretamente en Durango.

No es posible que por volver a la calle tengamos que soportar la muerte de mucha más gente. Los 167 fallecidos que van hasta ahora han dejado una larga estela de dolor y desesperación, puesto que se supone que en la mayoría de los casos fueron vidas que pudieron salvarse.

No todo está perdido, hoy, o a partir de hoy, algo podemos hacer entre todos para evitar que sigan avanzando los contagios entre los duranguenses. Volvamos al encierro antes de que nos lo pida la autoridad. Es lo mejor para todos.

Más de una vez hemos platicado a ustedes de lo que están haciendo en muchos paises, el autoaislamiento, y los números sorprendentemente bajos en contagios y fallecimientos.

Marruecos, por decir un caso, tiene más de tres meses en encierro y el número de muertos es de apenas 400, pero allá, otra mentalidad u otras costumbres, la gente se aisló, se encerró y sigue encerrada sin hacer escándalo, puesto que sabe que es por su bien.

Japón, se autoaisló en un mismo momento y desde hace un mes se reactivó totalmente a la actividad económica, con una síntesis de algunos muertos y cero contagios.

Volvamos al aislamiento de manera voluntaria. Encerrémonos antes de que nos lo pida la autoridad y evitemos cualquier riesgo de contagio que, en muchos casos, es inminente peligro de muerte.

Hoy la sorpresa para el planeta es lo que sucede en Houston, Tx., donde de plano los médicos, que son lo mejor del mundo, según estadísticas, no saben qué hacer con el coronavirus.

Los contagios y las muertes están fuera de control por la multiplicación geométrica provocada por la reactivación económica, toda vez que allá mismo mucha gente piensa que con la reactivación ya se venció al virus y se superaron los riesgos de contagio.

Y si eso está ocurriendo en Houston, donde existen los mejores hospitales y donde están los mejores médicos del mundo, qué no podrá pasar en México, donde nuestras autoridades no terminan de ponerse de acuerdo, puesto que al llamado de los gobernadores de los estados, a mantenernos en casa, el presidente insiste en que salgamos a la calle en familia.

José Ramón Enríquez reapareció ayer en la escena política local anunciando una serie de obras que, dicho sea de paso, no hizo en su gobierno, pero ojalá que aterrice la mitad de lo que ofreció.

Informó que será reparado el camino de El Soldado a Otinapa.

Quién sabe cómo estará eso, o qué irán a reparar, puesto que la carretera, como lo denunciamos hace tres semanas, estaba para el arrastre, plagada de baches y hoyos de mucha extensión y profundidad, pero… unos días después de que lo publicamos el camino fue reparado, ¿qué es lo que habrán de arreglar?

José Ramón ya le está entendiendo a este rollo de la grilla, sabe que para sobrevivir en política hay que mezclar medias verdades con mentiras enteras, dado que mientras se aclaran las cosas, la gente ya se la tragó.

Además, sería bueno que Enríquez nos informe cómo está eso del saqueo del que se le acusó a él y sus más cercanos colaboradores, algo que dijo no una ni dos, sino muchas veces el alcalde Jorge Salum cuando trató lo de la famosa auditoría forense que, de bien a bien, nadie le entendió al final, pues nunca se comprendió qué quiere decir eso de forense.

El senador José Ramón Enríquez citó a conferencia de prensa, donde con porra incluida dio a conocer el trabajo que ha realizado en cuanto a gestoría, que ha dado como resultado concretar una serie de obras en la entidad, que van desde la reparación de caminos y tramos carreteros, hasta mejoras en planteles educativos de la capital.

Ante un apretado aforo de personas, dejando de lado los protocolos de higiene y la sana distancia, Joserra dijo que realizó diversas gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para trabajos de rehabilitación en caminos y carreteras de la entidad, logró apoyos en infraestructura educativa en el municipio, como baños y domos en algunas escuelas. También que está buscando apoyos para los agricultores, para que tengan la oportunidad de sembrar sus tierras, cosa que en su gestión como presidente brilló por su ausencia.

Tal parece que el exalcalde ignora que los ciudadanos no se dejan llevar por espejitos y sí tienen memoria, que recuerdan el gris desempeño que lo caracterizó en su administración, y aunque presuma una serie de beneficios a los habitantes, que se trata de una labor que realiza desde hace varios años, como primer edil pasó desapercibido o fue opacado por el escándalo de mal manejo de recursos y las auditorías que aún no terminan y se realizan a su trabajo.

No obstante los negros pronósticos sobre la salud de Jorge Salum del Palacio, la realidad es que ya reasumió el mando en la alcaldía capitalina, pero los memes y las malas no cesan en redes.

Lo acusan hasta de fifí, por haber sido trasladado a la Ciudad de México en avión, aparte de que le reclaman el por qué no se sometió a la atención de los especialistas y hospitales en Durango.

No saben o se hacen sus detractores que Jorge tiene un seguro de gastos médicos mayor que paga de su bolsa desde hace muchos años y que incluye precisamente el traslado en ambulancia aérea desde donde se encuentre.

Hay plena seguridad de que no tocó un peso de la hacienda municipal, pero aun así siguen pegándole que debió ser solidario con sus gobernados y debió acudir a un hospital local.

El tema es que con el regreso de Salum del Palacio se cayeron un montón de planes de no menos “amigos” que ya se veían asumir la alcaldía ante la ausencia del titular. ¡Así es..!

La victoria de Donald Trump en los Estados Unidos se afianzó con la visita que hizo a México el mandatario gringo durante su campaña. Lo recibió el presidente Enrique Peña Nieto, que nunca debió hacerlo.

Ahora, el miércoles próximo, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará a Trump en la Casa Blanca, lo que ha generado un verdadero tsunami de críticas al mandatario mexicano por prestarse a levantar la figura del mandatario gringo que, según estudios, va mal en las encuestas.

El propósito de Trump con la visita de AMLO es levantar las tendencias del voto latino, particularmente de los mexicanos, entre los que es muy querido y respetado nuestro presidente.

Quién sabe si el mandatario gringo componga sus perspectivas de victoria, pero por lo pronto le está costando lo indecible al tabasqueño, que no siente lo duro, sino lo tupido.

Al fin que: “He sido el presidente más criticado de toda la historia de México…”, dijo antier.

El gobierno de México dice en redes: A pesar de la crisis provocada por la pandemia, hay señales de que la economía se está recuperando:

Las principales tiendas de autoservicio vendieron un 8.8% más.

Creció en 10% el envío de remesas.

El peso mexicano se recupera ante el dólar. Y remata con el hashtag “JuntosSaldremosAdelante”.

Trasciende este día que Citlali Ibañez García (a) Yeidckol Polevnsky, hizo intentos durante muchos meses por registrar como marcas suyas todo lo relacionado con el Movimiento de Regeneración Nacional.

Algunos eslogans y frases del hoy presidente López Obrador ella quiso agandallarlos y registrarlos como creación personal suya, de su propiedad.

O sea que, si no le quitan el partido, a estas horas ya se hubiera apoderado hasta del nombre de AMLO, que también estaba gestionando el registro para su causa.

Y eso que el “no robar, no mentir y no traicionar…” era también su arenga de combate diario.

“Tenemos la dicha enorme de ser protagonistas de la transformación…”, dijo hace rato Yeidckol en sus redes, mientras AMLO subrayó: “No hay otra opción, tenemos que erradicar la corrupción…”.

%d bloggers like this: