viernes, septiembre 25, 2020
Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

La más grande desfachatez de Hugo López Gatell, uno de los dos grandes responsables de la catástrofe en México, es decir que a nuestro país le ha ido mejor que a otros, pues medidos los muertos por millón resulta que nos ha ido de perlas.

Son distractores y argumentos carentes de razón. No tiene que inventar pendejadas para justificar sus yerros. México y Japón tienen la misma población, poco más de 126 millones de personas. Allá tuvieron nada más 998 muertos y hace dos meses reactivaron su economía en general.

Acá, el mismo López Gatell dijo desde un principio que el cubrebocas es un trapito sin ningún argumento científico, que no sirve de nada, pues los mexicanos no lo sabemos usar, cuando era su obligación decirnos cómo usarlo, pero no salir con que no se debe utilizar.

Es que, otros expertos aseguran que ese trapito evita hasta el 80% de contagios, según la Organización Mundial de la Salud.

Acá, López Gatell aconsejó al presidente que no lo usara, que él le diría cuándo usarlo, pues no sirve. El caso es que el funcionario de pronto apareció con cubrebocas, pero su jefe, al que siguen millones de mexicanos, no se lo ha puesto y asegura que se lo pondrá hasta que termine la corrupción.

O sea que no se lo pondrá nunca, puesto que la corrupción está tan socorrida ahora como en los tiempos del prianato, pero ni Gatell ni López Obrador entienden del problema y parece que ni siquiera se han dado cuenta de la verdadera magnitud de la epidemia, de pronto empezaron a buscar justificantes.

Saben la fiscal y el secretario de seguridad que se excedieron al detener al presidente de la Barra Mexicana Colegio de Abogados, Gustavo Gamero, y cuatro personas más, entre ellas dos de sus hijos menores de edad.

Será por mucho tiempo una barbaridad policial cometida precisamente contra el dirigente de los abogados que,hasta ahora, nunca habían sido tocados ni con el pétalo de una rosa.

No era necesaria la privación ilegal de la libertad, con retirar el plantón, de manera respetuosa, claro, hubiese sido suficiente.

Los abogados dicen que Esteban Calderón Rosas, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, también se excedió al pedir la intervención policiaca, que en su solicitud estuvo el exceso, dado que en el supuesto fue él quien ideó el operativo contra los postulantes.

Calderón Rosas es amigo del gobernador José Aispuro, y por ese lado está más que palanca, pero no es ese el problema, el problema es que con la afrenta al gremio los abogados pueden emprender acciones que fuercen la salida del presidente del tribunal.

Ya están por llegar dirigentes nacionales de distintas agrupaciones de abogados y, salvo lo avanzado ayer, en el supuesto también vendría un líder internacional, de modo que… no había necesidad.

Víctor Manuel Toledo, titular de SEMARNAT, dejó el cargo, pero antes de irse le puso el cascabel al gato al advertir sobre las diferencias y luchas de poder en el gabinete federal.

La 4T no tiene un objetivo claro y está llena de contradicciones, dijo.

“Quisiera compartirles lo que yo he vivido, observado en estos 10 meses, porque efectivamente, la 4T, como tal, como un conjunto claro y acabado de objetivos, no existe; por el contrario, este gobierno de la 4T está lleno de contradicciones y estas se expresan concretamente en luchas de poder al interior del gabinete, que yo lo he notado en varias líneas, les pongo varios ejemplos…”, comentó.

En la 4T, como en Morena, hay cabida a las divergencias, y esa es una de ellas. Tiene razón Toledo, absolutamente tiene la razón porque no hay diálogo al interior del gabinete, pero… esas divergencias han sucedido siempre, en todos los gobiernos han existido, eso no es para asustarnos, dijo sobre el dicho del exfuncionario el diputado Porfirio Muñoz Ledo, uno de los pocos pensantes tanto de Morena como de la política mexicana en su conjunto.

O sea, ¿cómo entender a la cuarta transformación que vendría a salvar al país de tanto corrupto y de tanta irregularidad, si, uno de sus principales elementos, Víctor Manuel Toledo Manzur, asegura que no existe la cantaleta esa, o sea… pues cómo..?

Ojalá aclare la delegación del IMSS si en la clínica hospital No. 1 varios pisos están infestados de chinches.Que los enfermos no nada más tienen que lidiar con su padecimiento.

Un paciente de reciente egreso asegura que en uno o varios pisos existe una verdadera plaga de esa clase de insectos que trae fregados a los encamados.

Si existe, como se asegura, es consecuencia a la pobre higiene que ahí se ha practicado en los tiempos recientes por una parte, o a los rescoldos de las inundaciones de septiembre de 2016, cuando se infectó todo el nosocomio.

Claro, también es consecuencia de la higiene personal y el origen de algún enfermo que estuvo hospitalizado, pero…el hospital se debió sanitizar de forma continua para evitar el problema de ahora.

Y, montados en gastos, que también nos informe el IMSS en qué quedó la investigación federal que se hacía sobre la quema por parte de varios empleados del almacén central de allá por Cristóbal Colón, pues aunque se dijo que había fuertes sospechas de quiénes lo perpetraron, que lo hicieron para borrar el saqueo de medicamentos controlados y muchas otras cosillas. ¡Es pregunta..!

No sabemos quién es el agente del ministerio público que dirigió la detención del presidente de la Barra de Abogados, Gustavo Gamero Luna, pero como que le puso mucha crema a las garnachas, demasiada enjundia.

Acompañó a varios de los detenidos sujetándolos del cuello con un torniquete que, al menos en los Estados Unidos, están prohibidos, porque impiden la respiración,después de la muerte de George Floyd, pero… con el perdón que me merece el representante social, ese no es su trabajo.

Y tampoco es su responsabilidad de los policías el recoger, decomisar o quitar las pancartas con las que los abogados protestaban contra Esteban Calderón.

Hay muchas cosas que no embonan en la fallida captura de los postulantes, y es menester abundar en el caso para aclarar hasta dónde cumplió con su misión el señor fiscal, o de plano, todo se lo adjudicó el rudo agente del ministerio público.

Lichita empieza a defenderse como gato boca arriba, con manifestaciones pagadas de gente a favor de la cuestionada lideresa del sindicato municipal.

Creemos que la defensa no empezaría por ahí, sino por la vía legal, dado que por más movilizaciones que patrocine tendrá que aclarar en su momento muchas cuestiones por de más sospechosas.

Ella misma aceptó un día, y hay constancia videofilmada, que sí tenía empleados municipales laborando en su rancho como parte de la servidumbre, aunque no eran tantos.

Además, otros de los trabajadores al servicio de la familia de Alicia García aceptaron testificar en su contra debido a los maltratos que recibían a la hora del trabajo, o por no hacerlo bien o por llegar tarde.

Y las constancias, por si no sabía, están ya en manos del fiscal anticorrupción Héctor García Rodríguez, que tiene días trabajando en la materia. Es ante esa instancia donde debía emprender cualquier tipo de defensa.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene otros datos respecto a la mortandad que tenemos en México, pues asegura que “No nos ha ido tan mal…”.

Presume que Perú y Chile están por arriba de nuestro país y que en un momento dado le ha ido peor a los Estados Unidos. Y sí, pues en la Unión Americana van casi 170 mil muertos y ayer se rebasaron los tres millones de contagiados.

Empero, al ritmo de muertes registradas en nuestro país, el día menos pensado pudiésemos competir al tú por túcon los gringos, aun cuando la Unión Americana tiene una población de 260 millones de personas. Ahora, según conteos un poquito más confiables, los países con más fallecimientos son Estados Unidos y Brasil, pero… ¿quién me puede asegurar que no rebasaremos a los cariocas? Vamos hacia allá, pero a pasos agigantados.

Y lo más lamentable, que cada vez nos acercamos más al fin de año y a la aparición de otros virus similares al Covid 19 que causan dificultades respiratorias, lo que quiere decir que pueden juntarse el coronavirus y otros males bronquiales y, entonces, quién sabe qué pueda pasar.

Es que el gobierno, aunque no nos ha ido tan mal, no termina de proponer la más mínima medida para contener el Covid.

El papel ahora de Hugo López Gatell es aparecer para dar a conocer el número de muertos, pero de propuestas nuevas, de ideas nuevas respecto de lo que se ha hecho, ni en sueños.

Aquí, no queda de otra, están muriendo los que tienen que morir y no hay la más mínima capacidad de la autoridad sanitaria para decirnos qué hacer para evitar los contagios.

Ahora, López Gatell ya usa cubrebocas, pero por desgracia mucho muy tarde, después de más de 51 mil muertos a cuya mayoría siempre dijo que es un trapito que no sirve para nada, que no tiene ningún soporte científico, cuando los que saben sostienen que el cubrebocas, bien utilizado, evita hasta el 80% del coronavirus.

La doctora Laurie Ann Ximenez-Fivie, jefe del laboratorio de genética molecular de la UNAM, asegura que si en México se hiciera algo correcto respecto al Covid, se pudiesen evitar por lo menos unas 80 mil muertes de aquí a fin de año.

La egresada de Harvard en genética molecular, sin embargo, lamenta que la autoridad sanitaria o los responsables de la pandemia, no terminan de hacer algo suficiente para contener los contagios y las muertes.

Y pronostica, si no se hace lo correcto, hacia el año próximo se estarán lamentando unos 280 mil fallecimientos, con los que, fácil, México estará peleando a Estados Unidos el primer lugar en muertes por coronavirus.

Nada se ha hecho bien en nuestro país, dijo Laurie Ann, dado que los mexicanos fueron confinados con mucha anticipación, y con mucha anticipación fuimos liberados, de ahí que los contagios, y las muertes consecuentes, no se han hecho esperar.

El ritmo de muertes registrado hasta ahora nos advierte que las calamidades seguirán, porque la autoridad no está haciendo lo más aconsejable que era atender inmediatamente a los casos positivos, no enviarlos a su casa, y atender también a los asintomáticos con tratamiento preventivo para evitar que un día fuesen dañados sus órganos.

El problema es que alguien decidió equivocadamente enviar a unos y otros a confinarse a su casa. Muchos atendieron la indicación, otros no, y siguieron en la calle, o siguen, contagiando a todo el que se les acerca.

Ahí se disparó el contagio hasta los niveles alarmantes que tenemos ahora en México, pero sobre eso, dice la funcionaria de la UNAM, nadie del gobierno ha movido un dedo para contener la contaminación, a pesar de que ya van más de 51 mil decesos.

Las más recientes recomendaciones que ha hecho el Gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos, con respecto a los países que no deben visitar por considerar que existe algún riesgo para ellos, que ahora ya no abordan tanto el tema de la seguridad y los índices delictivos de las naciones mencionadas, reflejan nuevamente un sesgo político que surge de un presidente preocupado por el proceso electoral que se realizará en ese país. 

Se trata de un tema que ha generado molestia entre las naciones que tienen una recomendación negativa, lo cual es comprensible porque se desconocen los criterios en los cuales se basan tales sugerencias. 

En esta ocasión, el llamado a los ciudadanos del país vecino para que no acudan a lugares donde tienen mayor riesgo de contagiarse de Covid-19, puede llevar del enojo a la risa a quien ya lo conozca, primero porque resulta sorpresivo que la nación que tiene mayor número de contagios y decesos por la citada enfermedad señale en medio de una pandemia a otras que enfrentan el mismo problema.

Viene a cuento este comentario porque Estados Unidos nuevamente recomienda a sus ciudadanos no visitar países como Brasil, que también tiene un fuerte problema por la pandemia, e incluso nuevamente a México, al que considera con un alto riesgo por el Covid-19, en un criterio que lleva a recordar aquella frase que cuestiona cómo se ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, pues parece que el gobierno norteamericano olvida el primer lugar que durante muchas semanas ha ocupado por los casos de dicha enfermedad.

Así como también al hecho de que este problema se intensificó semanas antes de que aumentaran las estadísticas mexicanas, así que habría que preguntar ¿realmente para quién es el peligro y cuál es el país que a nadie le conviene visitar en estos momentos?

Será una broma y como usted guste, pero eso que apareció o aparece en la web por la que se promociona a México en el mundo, sí que está para lamentar.

Algún chistoso, que al parecer está plenamente identificado, ya dentro de la página de Turismo hizo una serie de maniobras para cambiar de nombre al estado de Guerrero como “warrior”, a Hidalgo como “Noble” y a Torreón como “Turrent”.

No quisiéramos confirmarlo, pero nos huele a una diferencia en pagos y costos que provocó a alguien que tenía acceso a la web, el caso es que le causó un daño de incalculables proporciones.

Ojalá se aclare todo y lleguen a un acuerdo, porque de otra forma el daño a la promoción de nuestro país en el mundo igualmente será de dimensiones insospechadas.

Sobre los cien mil dólares que donó AMLO a Beirut, Líbano, en solidaridad con la explosión del miércoles pasado, no pasa nada. El país tiene para dar y compartir, lo malo es que a veces ni dan y tampoco comparten, se lo jamban.

Las ladronadas que le han obsequiado al gobierno nuestras anteriores administraciones nos aclaran que el país puede bien tener gestos como el de antier, se hace el donativo y no nos quedamos en la chilla.

No nos asustamos ni nos encaboronamos. México tiene muchas otras necesidades en las que pudiese invertir no esos cien mil, sino mucho más, pero… es cosa de entender prioridades de inversión, las aspiraciones políticas de nuestros gobernantes, sobre todo.

Carlos Medina Alemán, uno de los fundadores de Morena más quisquillosos de la pradera, adelanta que si el partido designa a alguien sin merecimientos, puede darse por derrotado desde ahora.

Nosotros le completaríamos la idea: En este momento no hay condiciones para pensar en ninguna victoria de Morena, como tampoco de ningún otro partido. Las prioridades de los duranguenses son otras y muy distintas a las de las personas o los partidos.

Aparte, y él sabe que así es, el Movimiento de Regeneración Nacional habrá de llegar a la siguiente elección exactamente como se “organizó” en la pasada. La misma cena de negros de entonces, la viven ahora, de modo que, prohibido pensar en el triunfo, como el mismo Medina Alemán reconoce.

%d bloggers like this: