“Siete días de Grilla”

Inmejorable la decisión del Frente Ciudadano por México para ceder a los damnificados del terremoto el total de los recursos que habían programado para los partidos políticos por la elección del 2018.

Todavía hay renuencia a que sea el total, dado que el PRI nunca pasó de su propuesta de donar el 20% y Morena el 50%, pero al final, lo más sensato es que los partidos no gasten un peso en el proceso electoral en puerta.

La conclusión del Frente Ciudadano, sin embargo, es consecuencia del clamor generalizado que exigía a gritos que no se gastara un peso en la elección, sino en los efectos del terremoto.

Es de aclarar que inicialmente se habló de unos 7 mil millones de pesos el recurso para la elección del 2018, aunque otros aseguran que con los anexos y otros trucos de los partidos el total anda cerca de los 25 mil millones de pesos, que no son gran cosa, pero mucho habrán de ayudar a amainar algo la tragedia.

Ojalá que se anulen los pretextos y que no saquen otras evasivas y que el dinero, completito, 7 mil o 25 mil millones, sea destinado a reparar algo de los estropicios causados por la naturaleza.

No se va a acabar el mundo para los partidos políticos. Como quiera se las ingeniarán para hacerse de dinero, limpio y sucio, para hacer campaña, y la quita o la cesión acordada anoche nada más trata del recurso para el proceso electoral venidero, porque a la vuelta de dos años, o antes, el Instituto Nacional Electoral volverá a retacar de millonadas a los partidos para que sigan dilapidando.

——————————–

El primer político en resentir la ira de los rescatistas de la Ciudad de México es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pero… de ahí en más, a otros los han sacado a empellones, mentadas y cintarazos.

Es que no pocos van a tomarse la foto para luego salir a pedir votos y decir que ayudaron mucho en los rescates. La gente no es pendeja, los huele a muchos kilómetros de distancia y no los quiere ver ni en pintura.

Los políticos son los primeros damnificados del terremoto del pasado martes, ya habíamos dicho.

Por eso auguramos una mala pasada que tengamos tan cerca el siguiente proceso electoral federal. Para entonces muchos de los afectados no estarán ni tantito cerca de resolver las penurias que les dejó el temblor.

Más les vale a los acomedidos suspirantes que ni se acerquen a las áreas de crisis, porque los sacan a cintarazos y no menos mentadas, como ocurrió ayer con el delegado de Xochimilco, Avelino Méndez.

Ya antes no solo echaron a Osorio Chong y su ejército de guaruras, sino a muchos otros diputados y senadores que ingenuamente se han acercado a los puntos de crisis para tomarse la foto, pero… al ser descubiertos por la gente son echados a patadas, por decir lo menos.

——————————–

México cruza por una severa crisis económica que, tarde que temprano, alcanzará a todos los sectores sociales, aunque haya oficinas y entidades públicas que esa crisis se les resbala, siguen gastando como desesperados.

Y mire que no estamos hablando de dos o tres pesos, sino de muchos millones de pesos que, en serio, servirían y más para ayudar a tanto fregado en la Ciudad de México y en los estados de Puebla, Morelos y Guerrero.

Los organismos electorales también deben ajustarse el cinturón y abstenerse de gastar nuestros dineros en convocatorias como esa que divulgó ayer el IEPC. Nada justifica estar tirando el dinero en cosas tan superfluas como eso, cuando mucha gente está en vías de muerte por la falta de recursos, medicinas o materiales de curación. No se vale.

——————————–

Expertos en grandes edificaciones en el mundo sostienen que la causa principal de las repetitivas tragedias en la Ciudad de México es lo “gelatinoso” del terreno, que es muy proclive a los sacudimientos pero, también, por las corruptelas en las oficinas.

Muchos proyectos se autorizaron a pesar de que no exigían la utilización de los materiales adecuados para evitar los desplomes. La destrucción inverosímil de tanto edificio tiene como origen, primero, lo “tembloroso” del subsuelo y, segundo, por los “moches” en las oficinas que autorizan los proyectos.

Habrá tiempo para volver a insistir en el viejo y conocido problema, que las oficinas públicas de los tres niveles de gobierno se pasan por el arco del triunfo el verdadero riesgo que implica una construcción con materiales baratos o insuficientes.

Es que en la Ciudad de México, por las condiciones del subsuelo, debían reforzarse los métodos constructivos, extremar precauciones en la resistencia de columnas y losas, precisamente para evitar que se caigan y terminen como acordeón.

Hay videos del desplome del martes pasado de grandes edificios que terminaron haciendo un gran montón de cemento y varilla que confirman la pobre calidad de los materiales.

Ojalá que sirva la nueva tragedia para que la autoridad arme verdaderas barreras para los corruptos en donde no se autorice una construcción si no lleva los materiales adecuados para reducir los efectos de próximos sismos.

Y sobre todo, que se erija una oficina conformada por mucha gente, la que sea necesaria, para que obligue a los constructores a utilizar los procedimientos y los materiales que eviten un desplome como sucedió el día 19. Quince o veinte pisos terminaron como un acordeón.

Es imaginable, y adivinable, que las columnas en vez de gruesas varillas llevaban algún alambrón, armex o material de menor calidad, precisamente para evitar un mayor gasto, que a la larga está resultando mucho más caro.

O explíquenme ¿cómo es que cientos o miles de construcciones relativamente modernas han visto pasar uno y otro terremoto y terminan tan firmes como siempre? Es la calidad de los materiales usados la que ha permitido su resistencia, sin duda.

——————————–

Entre los priistas hay muchos multimillonarios que de pronto se vieron envueltos en la abundancia, pues que les pasen la charola a ellos para poder sacar adelante la campaña que viene y que no toquen las prerrogativas.

Está en redes una fotografía en la que aparecen varios diputados en el interior de la Cámara con pancartas en las que niegan aportar algo a los damnificados. No estamos seguros de que se trate de algo real, más bien nos huele a montaje.

Sin embargo, podemos decir que pretextaron inicialmente que “la ley nos prohíbe…”, aunque ya el Instituto Nacional Electoral dio a conocer la regla por la que se deduce que es posible destinar esos dineros a otros menesteres, como es a los damnificados.

——————————–

José Ramón Enríquez había resuelto no moverle más al cuestionadísimo asunto del “Paseo Universitario”, pero esta semana vino el tribunal electoral a repetirle la necesidad de olvidar el tema.

Aquella lapidaria frase del: “Paseo Universitario va por que va…”, de pronto quedó rebasada por la realidad y sobre todo por la posibilidad de que Enríquez se vaya a una nueva campaña dejando tirado el changarro.

Antes de que viniera la decisión final del tribunal, José Ramón aceptó a varios líderes empresariales que el tema está olvidado y que… no hay necesidad de insistir, y ahora menos con la decisión del tribunal local.

Un día le sugerimos al presidente que se olvide del Paseo, que le dejaría más malas que buenas, si llegaba a retirarse para ir por otro cargo, y aunque no gustó nuestra idea, ahí como que no queriendo se fueron alineando los astros.

El “Paseo Universitario”, para acabar pronto, existe solo en los planes de Humberto Rosales Badillo. El alcalde ya lo descartó por todas las vías.

——————————–

Está científicamente comprobado que Rómulo Campuzano surtió de diversos derechazos a Isaac Becerra, por lo que… si se tratara de aplicar la justicia, debe ser expulsado del PAN, aunque… no ocurrirá.

Rómulo pidió disculpas y cree que así se termina la bronca, pero… Becerra no está de acuerdo. Exige que se le ahorque en la plaza pública, de ser preciso en la Plaza de la Democracia, para ejemplo de los demás broncosos.

O sea que, hasta eso, no se raja, Rómulo reconoce que sí le puso un par de soplamocos al nada dejado de Isaac. El problema es que fue mero descontón, no en una lucha parejera, sino agandalle vil, y es lo que no debe perdonarse.

Ayer Rómulo participó en el juego de futbol entre panistas y periodistas y, cual boxeador de alto rendimiento, “calentó” haciendo movimientos boxísticos, no futbolísticos. Tiró ganchos de derecha, de izquierda y uno que otro jab como para lo que pudiese ofrecerse en el encuentro, aunque el futbol por lo general se juega con las piernas y no con los brazos, y menos con los puños.

——————————–

Mucha gente de buen corazón está intentando juntar dinero o bienes para llevar a los damnificados, y qué bueno, porque se requiere mucho más de lo que se ha juntado, pero… ni en estas situaciones faltan los indecentes.

Han robado camiones cargados con víveres y otros productos para las víctimas, han asaltado a la gente que no puede avanzar por las calles por los problemas viales, y no pocos políticos han hecho acto de presencia cerca de los edificios colapsados para tomarse la foto que quizá usen mañana en la campaña.

No hay respeto ni siquiera por ver la magnitud insospechada de la tragedia. Los rateros y sinvergüenzas seguirán siendolo aun en las peores condiciones. Eso no cabe en ningún supuesto de desfachatez.

——————————–

Mientras lamentábamos lo que ocurre en la Ciudad de México trasciende la nota de ocho: “El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, huyó en un avión privado para salvar sus correrías cometidas en la administración…”.

Sandoval está acusado de enriquecimiento inexplicable, por el exagerado crecimiento de su fortuna, precisamente en los últimos seis años.

Un día, ante la PGR que ya lo investigaba por sospechas de su riqueza, Sandoval aseguró que no huiría, que con él no iban a tener los problemas que se tienen en otros exmandatarios que van a salto de mata por el orbe.

Esto es, que la policía del mundo tiene otro exgobernador mexicano para entretenerse por las muchas indecencias cometidas durante su gobierno, o desgobierno.


Tenemos que reconocer que aun hay gente de muy buen corazón, que es mucha entre este mar de indecencias, pero por tantas ganas que se tengan de donar hay que hacerlo con sensatez y no caer en lamentables equivocaciones.

Repetimos: Hay muchos ladrones lucrando con el dolor de los damnificados y desde el martes pasado están haciendo llamados, sobre todo en redes sociales, para que “ayudemos a nuestros hermanos en desgracia, depositen a esta o a esta otra cuenta bancaria, o de perdido en esta cuenta en Oxxo…”.

Los ladrones no descansan ni por ver la gran tragedia, por el contrario, muchos ven su mejor oportunidad para hacerse de lo que no les corresponde, sean bienes o dinero.

Hay que donar, aportar lo que sea que sirva en la Ciudad de México, pero… hay que asegurarnos de que nuestro donativo habrá de llegar a quienes lo necesitan.

Tenemos que ser desconfiados, no caer a las primeras de cambio, sino de perdido meter las manos y no vernos tan ingenuos.

Han de disculpar, pero nosotros desconfiamos hasta de los grandes empresarios que están proponiendo: “Yo voy a aportar cinco pesos por cada peso que depositen a mi cuenta…”. Simple y sencillamente no les creo. Es tanta la maldad en nuestros días que, para muchos, esta es una gran oportunidad de hacerse de otro buen dinerito, y de lo que estamos hablando si los llamados se hacen por televisión abierta o por radio a todos los rincones del país.

Los grandes ratones aprovechándose de la bondad y la nobleza de los mexicanos, como suele suceder en los momentos de destrucción y muerte.

——————————–

El alcalde José Ramón Enriquez y su esposa la doctora Ana Beatriz González celebraron ayer el Día Mundial sin Auto. Se fueron en bicicleta desde su casa hasta la unidad administrativa, pero… viven para contarla.

Lo arriesgaron todo al meterse entre los carros para avanzar en su rodada, y ni por descuido apareció una patrulla o un motociclista que les abriera el paso o que les protegiera en su andar.

Aparte, cuentan los reporteros que les siguieron en su aventura, José Ramón es bueno para los tiros libres en el futbol, pero malo para pedalear, o será que la jaca de acero es nueva y por ahí se trababan las velocidades.

La cosa es que hubo un momento en que se fue en banda en uno de los pedalazos y por poco termina en el suelo. Se salvó por un pelito, pero… no tenían ninguna necesidad de exponer así el pellejo. Eso creemos.


Luis Enrique Benítez tiene que sumar a todos los cuadros, a todos los grupos, a todas las facciones, y pronto, porque si no lo hace, antes que resurgir, el PRI seguirá desmoronándose.

Maximiliano Silerio sugiere que Luis Enrique es capaz e inteligente, y que debe aprovecharlo para empezar a recuperar lo perdido, aunque… pasan los días y no termina de arrancar la operación cicatriz que medio mundo le pidió.

No pocos creen que esa tal operación no pasa por la mente del presidente priista, que le vale los que se hayan ido y los que quieran seguir yéndose, que no le preocupa en lo más mínimo, a pesar de que el PRI es y seguirá siendo, todavía por un rato, oposición, sin sartén y sin mango.

Además, mientras los priistas no entiendan que su resurgimiento dependerá de la sociedad, no de las muchas ganas y la gran decisión que pudiesen tener ellos, llegarán virtualmente desarmados al siguiente proceso electoral.