“Siete días de Grilla”

Si el Instituto Nacional Electoral dice que Jaime Rodriguez “El Bronco” es un delincuente, nosotros no tenemos elementos para rebatirle, pero sí para preguntarle al TRIFE ¿por qué lo metió a la boleta?

Los mexicanos están hartamente desepcionados por lo que acaba de hacer el Tribunal Federal Electoral al perdonar todas las rapacerías de El Bronco y meterlo a la pelea, pues sospechan que algo más grueso es lo que busca el tribunal.

El gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime, se hizo de la candidatura independiente a la Presidencia de México apoyado en un montón de transas. Eso dice el INE, entonces, lo que no entienden los mexicanos, por qué alcanzó acomodo en la boleta.

Alcanzó acomodo porque el gobierno, la PGR y el PRI, vía TRIFE, creen que El Bronco habrá de quitarle apoyos a Andrés Manuel López Obrador, y con ello permitirá a José Antonio Meade salir del fondo de la tabla. ¡Eso creen..!

Y rápido, El Bronco se puso a trabajar en la candidatura: Agradeció en vivo y en directo al presidente Enrique Peña Nieto su inclusión en la papeleta y le prometió que va por todo.

Luego, ya cuando terminó su agradecimiento a Peña Nieto, gritó a los cuatro vientos: “Voy por AMLO…”, van a votar por mí unos 60 millones de mexicanos. La locura en su máxima expresión… aunque… para ir por el tabasqueño, tendrá que recorrer otra ruta, la de convencer a los mexicanos de qué busca, aunque tal vez nunca pueda explicar por qué carajos no quieren los regios que regrese al gobierno. Se quedó “potro” en Nuevo León el mentado “bronco”, entonces cómo carajos soñar y dejar volar la imaginación.

El Instituto Nacional Electoral considera a Jaime Rodríguez como un delincuente porque para “justificar” su candidaura se valió de credenciales falsas, de nombres inexistentes, de credenciales de personas muertas y duplicó muchos de sus “apoyos” (apoyos que sospechan son los mismos de Margarita la del borrachento).

Además de que le descubre la autoridad diversas partidas de dinero proveniente no se sabe de dónde, una parte, pero la otra salió de las arcas estatales de Nuevo León. Hay un clarísimo delito penal en el hecho, pero… también eso queda perdonado.

Eso es lo que dice el INE, y hasta informa de los números que utilizó “El Bronco” para hacerse de la aprobación, con lo que confirma que el gobernador con licencia de Nuevo León es un delincuente, que engañó a autoridades federales, por lo que debía ser encarcelado y, contra lo que dice la ley, es candidato a la Presidencia de México.

Claro, esto nada más pasa en México, donde un delincuente consumado, o comprobado, queda habilitado por la misma autoridad para que compita por el cargo más importante que existe en este país, la Presidencia de México. No pasa esto en ninguna otra parte del mundo.

Y claro, a lo anterior tenemos que sumarle que ya desde el año pasado dio muestra de lo que es capaz al designar gobernadores del Estado de México a Alfredo del Mazo y de Coahuila a Miguel Riquelme, aun cuando se asegura que fueron los que obtuvieron menos votos.

La credibilidad de los mexicanos andaba por los suelos, y con esto ha caído hasta tres o cuatro ceros más abajo. Ahora, es correcto pensar que los ciudadanos escogerán a alguien y el Instituto Nacional Electoral y/o el TRIFE dirá quién “ganó”.

El empeño enfermizo del Tribunal Federal Electoral mostrado en la aprobación de El Bronco aflora lo que medio mundo opina del proceso electoral, que la voluntad popular volverán a pasársela por el arco del triunfo.

Sería muy triste, desde luego que sería cosa muy triste narrar lo que no merecemos, lo que no merece México.

Es que no importa quién gane, al final, que gane el que digan los votos, el que diga el pueblo. Eso es lo que debía ocurrir de acuerdo a la democracia, aunque la democracia, sobre todo nuestra democracia, depende mucho del cristal o del color con que se mira, para qué nos hacemos.

No le atina la coalición PRI-PGR en las formas de bajar de la boleta a Ricardo Anaya. Visto que no le sirvió a José Antonio Meade para sumar, se olvidaron del queretano por unos días, pero… ya vuelven a la carga.

El nefasto Javier Lozano, aquél que hiciera famosa la frase de “coopelas o cuello…”, cuando le bajaron cientos o miles de millones de dólares a un narco chino, insiste en que deben apresarlo, aunque para los priistas ese tema ya no vende, no hallan cómo abandonarlo.

Todo lo que ha hecho hasta ahora la coalición PGR-PRI no le produjo un mísero punto a José Antonio Meade, y eso es para desesperar.

Es que suponían los estrategas tricolores que el asunto de la nave industrial les daría para tumbar a Anaya y conseguir que Meade lo rebasara y se colocara en posición de ir por Andrés Manuel López Obrador, pero… Meade no ha podido repuntar en lo absoluto.

Y lo más lamentable, que el reloj sigue su marcha: Ya son menos los días que le quedan para componer el cuadro y no nada más no alcanza a Ricardo, mucho menos podrá rebasarlo, pero cuando lo consiga, podrán pensar en remontar, lo que para algunos ya resulta complicado, puesto que estiman en diez puntos la distancia entre Anaya y Meade.

Ruth Medina Alemán, la fiscal en el estado, asegura que no es solo una banda la que ha asaltado a clientes al salir de los bancos, pero… la pregunta sería: cuándo piensan detenerlas.

Es que, según arqueos, en los últimos atracos perpetrados contra clientes al salir de los bancos han expropiado poco más de 12 millones de pesos, de modo que la noticia no ha de alegrar mucho a las víctimas.

Lo bueno es que el gobernador José Aispuro ordenó a los investigadores se pusieran a trabajar en la materia y, al parecer tienen ya buenos informes, pero… se están tardando.

Los tres supuestos ladrones que atrapó la policía preventiva parece que sí tienen participación en hechos recientes, aunque no son los únicos, faltan otros verdaderos pájaros de cuenta.

Ahora que retiren a vendedores callejeros del Andador Constitución sería bueno que aprovechen para ahuyentar también a una serie de plagas que con el paso del tiempo se adueñaron de la única calle peatonal de Durango.

El otro día que se quemó la cocina de Wings Army salieron toda clase de roedores y otras repugnantes especies que se extendieron por todo el corredor.

Aunque ya existían otras plagas de exhibicionistas que convirtieron el lugar en lo que ahora se conoce como el “Andador Prostitución”, en el que lo que menos preocupa es que los vean los niños.

Uno puede hacer con su cuerpo lo que le venga en gana, y nadie tiene por qué incomodarse, pero exhibirse ante los pequeños, en serio, no tiene progenitora. Eso es lo que deben prohibir, las largas jornadas de exhibicionismo que de ninguna manera fomentan el turismo, sino más bien todo lo contrario.

Ojalá que lleven mano los comerciantes locales en la Feria Nacional de Durango, pero que no le agarren grano, puesto que si privilegian a los nuestros pasando por encima de los externos, ya estuvo malo.

Será la nuestra una auténtica “fiesta bicicletera” en la que no tendremos sino lo que ya conocemos, lo que ya vemos todos lo días en el comercio citadino.

Lo óptimo sería que vengan más externos que locales, puesto que es entonces cuando uno tiene acceso a las cosas de otras partes, más que a las locales, ¿o no es así..?

La Feria Nacional de Durango tiene que abrirse por igual a locales que foráneos, pero eso de privilegiar a los domésticos nos habla de que dejarán fuera a posibles expositores interesantes.

El Partido Revolucionario Institucional, queda científicamente comprobado, no está muerto ni anda de parranda, está más bien concentrado en su Escuela de Cuadros, de donde espera sacar a sus próximos líderes.

El PRI emitió ayer fotografías en donde su pastor Luis Enrique Benítez emite un mensaje de bienvenida a los casi trescientos integrantes de la generación 2018.

O sea, como dicen los que dicen, ni las victorias ni las derrotas son para siempre.

Hace bien el PRI en tratar de recomponer su presente, pero sobre todo su futuro, con esos cuadros en formación, aunque tiene que apurarle el paso para recuperar a los miembros distinguidos que escuchando el canto de las sirenas salieron hechos la cochinilla en busca de la senaduría o de perdido de la diputación federal, que… nomas no consiguen.

No tenemos idea de quién está trabajando la cuestión de medios del candidato a senador Ricardo López Pescador, pero la fotografía que divulgan hoy en los diarios es la peor que pudieron seleccionar.

Se aprecia al candidato repartiendo algunos papeles entre dos hombres de sombrero, pero los susodichos ni siquiera voltean a verlo. Toman los papeles, sí, quizá por cortesía, pero al aspirante ni lo pelan. ¿No tendrían otras gráficas como para escoger..?

Sobresale en la foto de marras que López Pescador lleva un semblante entre lloroso y risueño, pero que no motiva en lo absoluto a los potenciales votantes.

Reconozcamos que la campaña apenas está arrancando, que toda acción es a nivel de “calentamiento”, pero… los candidatos tienen que apurarle, porque se está viniendo el tiempo encima.

Sobre la compañera de fórmula de Ricardo, Rocío Rebollo, hay que anotar que quien mandó hacer sus anuncios espectaculares se equivocó de fotografía, pues escogió una de cuando tendría algunos 16 años de edad. No manchen, qué fea forma de “ayudarle” ¿eh..?

Sin duda, en las altas esferas de la política en el país hay preocupación por las preferencias que han manifestado los ciudadanos con respecto a su intención de voto para las elecciones de este año para la Presidencia de la República. A dos semanas de que iniciaron las campañas políticas prácticamente no se han movido con respecto a los candidatos.

Tal vez esta sea una de las razones por las que ahora el partido en el poder intenta provocar el temor en la población ante los posibles resultados de las elecciones, como se puede observar a través de los promocionales que han aparecido en televisión ya no para promover al candidato del Partido Revolucionario Institucional, sino para intentar reflejar un escenario de preocupación y miedo por lo que puede suceder después de la jornada electoral y en caso de que “ya saben quién” pueda ganar.

En el spot aparece una pareja en una recámara, donde sostienen una conversación, no sean mal pensados, pues la mujer le dice a su compañero que no puede dormir por la preocupación que tiene sobre el resultado de las elecciones, pues palabras mas, palabras menos, dependiendo del candidato que gane, se puede dar marcha atrás a la reforma educativa y entonces ¿qué pasará con los niños, con su educación?

Al ver este anuncio, es comprensible que en la noche, en un matrimonio tanto el hombre como la mujer puedan tener dificultades para dormir a causa de las preocupaciones que tienen durante el día, que van desde lo poco que alcanza el dinero para cubrir las necesidades de la familia, hasta el qué comerán ese día los hijos en algunos casos, pasando por lo alto que llegó el recibo de la luz, el del agua, hay que pagar la renta, está por acabarse el gas, la delincuencia, entre otros que sin duda causan insomnio.

Así que honestamente el futuro de la reforma educativa queda en segundo término, cuando la mayor preocupación de miles, más bien de millones de ciudadanos es la supervivencia propia y de los familiares más cercanos.

Sin duda este anuncio lleva a varias reflexiones: La primera, se nota que algunos partidos políticos conocen poco de las verdaderas preocupaciones de los ciudadanos a quienes piden su voto para este 1 de julio, y de ahí deriva una segunda observación, se nota lo mucho que les importa.

Y en segundo lugar, todo parece indicar que están preocupados por las tendencias que reflejan algunas encuestas que se difunden a nivel nacional; por lo que no extrañaría que para confundir a la sociedad y cambien la tendencia electoral ahora busquen revivir al “chupacabras”.

Sobre el caso, añadiríamos que la coordinadora de campaña de AMLO, Tatiana Clouthier, produjo una respuesta en la que, en el mismo lecho conyugal, la mujer se despierta a medianoche y preocupada le cuenta al marido: “Viejo, tengo miedo de lo que pueda pasar en la elección, pero sobre todo, tengo miedo que los hospitales vuelvan a dar agua destilada en vez de quimioterapia a los enfermos de cáncer, y la verdad… tengo miedo de que vuelvan a ganar estos corruptos y no acabe nunca la corrupción…”.

Iniciaron las clases y cerca de 450 mil estudiantes regresaron a sus aulas, y con ello se dieron a conocer algunos problemas como actos vandálicos a las instituciones y algunos robos, sin contar que en otros casos hubo de inmediato paro de labores.

Algunos casos fueron reincidentes de acuerdo a lo que informaron los propios padres de familia y personal de 6 planteles preescolares, quienes detallaron no era la primera vez que ocurría eso.

Mientras el secretario de Educación, Rubén Calderón Luján, reconoció esos hechos, insistió en que fueron pocos los sucesos en comparación con el universo de escuelas que son más de 5 mil en todo el estado.

La cuestión es que se necesitan veladores, algo que ya se ha pedido por padres de familia en algunas escuelas, a lo que el funcionario mencionó que no es posible ya que no hay plazas para tal puesto, además de que para todas las escuelas y que brindan 3 turnos es mucho personal que se tendría que contratar. Así la cosa.

Aunque fueron pocas las instalaciones que sufrieron de hechos vandálicos, no fue grato para los alumnos y docentes de esos lugares llegar y encontrar su segunda casa en malas condiciones.

Hubo otros pocos que no iniciaron clases hasta el tercer día, pues fueron escuelas que pertenecen a la CNTE, un total de 26 planteles, aunque por parte de la Secretaría se aceptó que solo fueron 6, a como va la cosa se esperan más paros pues ya se vienen los puentes del 1, 10 y 15 de mayo, por lo que al parecer los estudiantes serán los únicos afectados.