lunes, noviembre 29, 2021
Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

 

Ojalá no se haga chisme y no se vaya a desatar una guerra intestina en PRI y PAN, pero en los mentideros públicos se asegura que sobreviven a la pepena Esteban Villegas y Héctor Flores.

Los que saben comentan que en PRI, PAN y PRD han hecho ya sus eliminatorias, igual que Morena, y que al final del proceso quedan con vida Villegas, por el PRI, y Flores, por el PAN.

No entendemos mucho de las razones que tuvieron los dos partidos para depurar sus listas, y sobre todo quisiéramos saber cuándo, cómo y dónde se hizo esa “limpia” pero lo cierto es que en los mentideros se asegura que en la probable alianza Va por México nada más quedan dos.

Uno, Esteban, ya dijimos, lo propondrá el PRI y, el otro, Héctor, el PAN.

El problema será que se pongan de acuerdo en la nominación, ambos siguen emperrados en su cerrazón de hace meses, creen que tienen mano en la nominación por los votos alcanzados, y ahí están entrampados desde hace varias semanas.

Se han celebrado varias reuniones en las últimas horas en las que se ha tratado el tema y no se ha avanzado mucho aunque el tiempo apremia. Cada día que pasa es más estrecho el margen de maniobras, pero ahí siguen atorados.

 

Extraña la especie en virtud de que todavía hace poco se afirmaba que los altos mandos tricolores no aceptaban a Esteban, dizque por sus ligas con Jorge Herrera Caldera.

Sobra suponer que entre priistas se ha entendido que para ganar o para dar la pelea en la próxima campaña es obligado mandar a lo mejor, y el mejor es Villegas. Es el único que garantizaría la victoria, según revelan las encuestas levantadas, en todas califica bien el de San Juan del Río. Sería el mejor para medirlo a cualquiera que mande Morena, toda vez que Enrique Benítez, el que más se acerca a Villegas, se halla a varios años luz.

Y los panistas piensan que Héctor Flores pueda hacer mejor papel que cualquiera otro, algo que está para la discusión, pero que queda ahí para el análisis.

Qué bueno que al final se entiende esa realidad, que de esa forma la pelea será más cerrada ante el Movimiento de Regeneración Nacional, nada más falta que el PAN lo acepte y se entiendan para ir a la competencia, pero… el pero de siempre, el Partido Acción Nacional no entiende así las cosas e insiste en que tiene los méritos suficientes para hacer la propuesta, aunque el PRI, por su parte, entiende igual la discusión y piensa que tiene derecho a la nominación.

 

Es un gran avance la nominación de cuatro en la disputa de la candidatura estatal en Morena, pero… aun estando en esa corta lista no les garantiza nada, pues el “bueno” pudiese salir de entre los dos que propondrá la dirigencia nacional.

Sabido es que la comisión de elecciones del partido en el poder cortó a diez de los prospectos registrados y dejó a cuatro: Maribel Aguilera, Marina Vitela, Santiago Fierro y José Ramón Enríquez, pero recordó públicamente que encima de esos cuatro la dirigencia nacional tiene derecho a hacer dos propuestas más.

Y para los analistas, las propuestas regresarán a la pelea por una parte a Gonzalo y por la otra a Manuel Espino, los únicos que han tratado sus aspiraciones con el secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández.

Es tan insistente ese rumor que, para no pocos, Gonzalo es el verdadero “tapado” y que ya tiene el visto bueno de un tal AMLO, de modo que, aunque quedó fuera en una primera limpia, todavía tiene más vidas políticas que un gato.

Algo parecido sucede a Espino, aunque Manuel tiene menos perspectivas en virtud de que no es lo mismo el Partido del Trabajo y Ruta 5. El PT participó y muy fuerte en la victoria de Andrés Manuel López Obrador y su dirigencia trató ya el tema con el jefe de la nación, a la vez, jefe de Morena.

 

Los partidos políticos recibieron un tanque de oxígeno con el aplazamiento de las postulaciones, así tienen más espacio para el jaloneo y, sobre todo, para seguir peleando aquello a lo que se tiene derecho.

Inicialmente el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana había dispuesto como plazo máximo para la nominación de sus candidatos, o precandidatos, el mes de noviembre.

Sin embargo, al aplazar todo para marzo, todos tendrán más tiempo para analizar mejor sus propuestas, y sobre todo, para valorar mejor a sus prospectos. Eso es positivo para todos los suspirantes.

 

La limpia que se supone en la consideración de Esteban Villegas y Héctor Flores anticipa también una purga en la que en la apariencia quedan fuera verdaderos trinchones como Jorge Salum, Adrián Alanís, Luis Enrique Benítez, Héctor Arreola, Jaime Rivas, Juan Carlos Maturino, Javier Castrellón, Gina Campuzano y otros que escapan a nuestra memoria.

Todo lo anotado, insistimos, es extraoficial, no hay nadie que se responsabilice de lo que está sucediendo y de lo que puede pasar, por tanto es de suponerse que mientras no se hagan las postulaciones formales, cualquiera seguirá teniendo posibilidades.

Es todo mera especulación de los analistas, pero eso sí, garantizamos que es serio, que proviene de fuentes confiables.

Es correcto suponer que ni PRI, PAN y Morena tienen la obligación de nominar a estas horas. Todavía les quedan alrededor de cien días para cumplir con la ley, por tanto nadie tiene ninguna obligación de sacar a sus prospectos desde ya.

Estos más de cien días seguirán siendo determinantes para una mejor selección, eso se entiende.

 

Continúa el desfile de precandidatos al Gobierno Estatal por los distintos partidos políticos, con la grilla a todo lo que da, las especulaciones, los rumores, que si fulano es el más cercano al presidente, a este o aquel actor político, que representa “equis” proyecto.

Algunos parecen estar por su cuenta, el caso es que todos indican que tienen todos los requisitos para convertirse en candidatos o candidatas, primero para aparecer en las boletas electorales y posteriormente para ganar la gubernatura.

Todo se ve bien, tienen las mejores intenciones, representan lo mejor para Durango o al menos eso aseguran, pues todos caminan por la pasarela de la opinión pública para hacerse notar.

Solamente falta un pequeño detalle: saber qué piensan los ciudadanos, cuál es su opinión, qué esperan de partidos y candidatos, qué piensan de ellos y ellas, pues finalmente será el voto de la población el que, al margen de la cercanía con actores políticos e incluso con el mismo presidente, resultará indispensable para lograr el anhelado puesto, mientras habrá que observar lo que sucede con tantos aspirantes, hasta que llegue el momento de las definiciones.

 

Entre las muchas apuntadas aparece la regidora de Morena Cinthya Montserrat Hernández Quiñones, quien no descarta la posibilidad de poder participar en la búsqueda de la alcaldía, sin embargo, tendrá que esperar los tiempos de su partido para aprovechar la selección del candidato a la gubernatura.

No descarta estar en la contienda interna pues Morena está apostando por la gente joven y por las mujeres, así que si se da la oportunidad con mucho gusto lo aprovechará, pues cree que ya es tiempo de las mujeres en estos momentos.

Sea cual sea la decisión que se tome sobre quién podría encabezar las candidaturas debe dejar las emociones por un lado en caso de no ser la elegida, ser institucional y respetar la decisión, sin embargo, puede ser tiempo de que las mujeres gobiernen Durango, por lo que no está de más el trabajar para ser la candidata, ya que al final lo que se busca, al igual que los otros partidos, es obtener el triunfo tanto en el estado como los municipios.

 

El caso de la bebita muerta por falta de alimento nos debe doler a todos, puesto que por muy fregado que esté el estado cabe algo parecido. El problema es que ninguna autoridad puede con los usos y costumbres de la comunidad indígena.

Ante el estrujante caso ocurrido en Candelaria, Mezquital, se encendieron los focos de alarma en la región y en toda la entidad, puesto que luego se ha aclarado que los problemas de ese tipo existen en muchas partes de la entidad.

Tras conocerse el caso de Mezquital afloraron muchos otros en los distintos rumbos de la entidad, y la mayoría con un común denominador, el descuido de sus familiares.

Y sí, muchos ocurren debido a la pobreza, a dificultades económicas en casa, pero… los tres niveles de gobierno tienen programas alimenticios con los que se puede atender cualquier emergencia, vamos, nadie debe morir por falta de alimento.

El DIF Estatal, según información brindada por la señora Elvira Barrantes de Aispuro, reparte en la entidad millones de desayunos calientes o fríos, de modo que cualquier persona puede acudir a esos programas por algo de alimento precisamente para evitar lo que sucedió, aunque luego es más complicado vencer las inercias, sobre todo los usos y costumbres de la región indígena y de otras partes de la entidad, donde prefieren no comer para cumplir con las viejas creencias.

 

 

Nuestros lectores coinciden que un punto tan céntrico como el Jardín de San Antonio está convertido en un verdadero muladar vergonzante para los turistas, que a querer y no pasarán por el lugar.

El lugar, muchas veces es tomado por los vecinos como tiradero de basura, y por las noches no nada más es vergonzante, sino peligroso, puesto que tampoco tiene vigilancia policial.

Aseguran que tanto de día como de noche es el WC más grande de la ciudad en donde no hace sus necesidades fisiológicas el que no quiere.

Es una vergüenza céntrica, que obliga a la intervención municipal precisamente por tratarse de un punto localizado en el centro de la ciudad y al que tienen acceso miles de personas diariamente.

El descuido del Jardín de San Antonio, dicen, es lamentable, pues si eso hace el municipio en pleno centro de la capital, qué no sucederá con los jardines de la periferia, del norte, sur, oriente y poniente de la ciudad. Y pues, es cierto, para qué le movemos.

 

Llegó nuevamente la conmemoración del aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, que después de un año en el cual la celebración se realizó de manera casi simbólica, nuevamente convocó a las autoridades cívicas e instituciones educativas a un desfile, así como a los ciudadanos a ser espectadores del mismo.

Pero al parecer nadie recuerda que la pandemia continúa y, más aún, que de nuevo se encienden las luces amarillas, ante la inminente llegada de una cuarta oleada de la covid-19, que ya anuncia un incremento en los contagios de la enfermedad.

Aunque es un repunte ligero constituye un indicativo de que pueden aumentar los casos en los siguientes días, tanto por el inicio de la temporada de frío, con el cual crecen los padecimientos respiratorios, como por el relajamiento en las medidas preventivas que acompaña al semáforo verde en el que está Durango.

Comportamiento que pudo observarse claramente durante el desfile, en el cual la sana distancia quedó como un mero recuerdo, así como el uso de cubrebocas en algunos casos, mientras la postura de las autoridades que hablan de porcentajes de aforo es risible, especialmente durante eventos que se realizan al aire libre y donde difícilmente se puede controlar el aforo.

Así que esperemos que esto no ocasione un repunte en los contagios, aunque solo sea por obra de la casualidad o la afortunada protección de fuerzas sobrenaturales, no por la responsabilidad de ciudadanos y hasta de las autoridades.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: