“Siete días de Grilla”

Aparte de ser las autopistas más peligrosas de México, las de Durango, pasaron esta semana a  ser las más caras del país dentro del más grande absurdo que se pueda entender en el fin de un gobierno.

Esta semana Caminos y Puentes Federales aplicó un nuevo aumento del 14% al peaje de los caminos de cuota del país, las de Durango entre ellas, a pesar de ser las carreteras más descuidadas.

La súper Durango-Mazatlán, sobra decirlo, es una de las más peligrosas del país, pero ahora, con el referido 14%, se consolida como la más caras a pesar de que no brinda lo mínimo de seguridad a los usuarios.

El traso de la obra al puerto no fue de lo mejor, la ejecución tiene defectos mil y se ha confirmado con los cientos o miles de muertos que ahí se han registrado.

El camino Gómez Palacio-Jiménez o Corralitos, es una “autopista” de a mentiritas, pues grandes tramos adolecen de pavimento.  Son hoyos y más hoyos, sin lineas delimitadoras con el consiguiente riesgo para quienes la usan, dado que por la noche es imposible ver por dónde circula uno, y si llueve, mucho peor.

Aunque parezca broma, sería CAPUFE el que debía pagar a quienes se atrevan a usar esos caminos, pero encima de eso, los arriojados automovilistas todavía tienen que “cooperar”.

Esperamos a ver qué hacen nuestros nuevos y flamantes diputados y senadores para revertir la decisión del conocido aumento.  Ahora no se le podrá echar la culpa al PRI, pues el PRI virtualmente ya no existe.

La inusual furia con que se han presentado las últimas tormentas en Durango advierten que en cualquier momento puede pasar algo igual o peor que el fenómeno que tuvimos en septiembre de 2016.

Aquella vez, cómo olvidarlo, murieron cinco personas, por cosas del destino el número de decesos quedó en esa cifra, pero el riesgo de algo más lamentable persiste.  Muchas familias siguen viviendo en terrenos que son el paso natural del agua.

Entonces se dijo que se intentaría convencer a esas familias de que buscaran una zona más segura en la que no tuvieran ningún riesgo, pero…hoy, dos años después, sigue la controversia si es o no seguro que sigan viviendo en esas condiciones.

Ojalá que no pase nada, que quede todo en la sola posibilidad, que no tengamos que reseñar nada lamentable, pero…pensar así es pensar como el avestruz, que es preferible enterrar el pico para esperar que pase el peligro.

Sin exagerar, debe usarse la ley para sacar a esa gente del riesgo inevitable.  Tiene que hacerse lo que sea necesario para que no pase nada con ellos, y de ser preciso, llevarlos por la fuerza, aunque tenga que brindárseles alguna opción adecuada.

Todavía no asume el tiradero AMLO y, muchos contras ya le están haciendo cuentas que no debe.  La negocia con el verde que le dejó mayoría total en la cámara alta lo valoran como el fracaso de la 4ª. Transformación.

Muchos (priistas, panistas y perredistas) que estaban acostumbrados a esas trácalas, no se la acaban. No hayan cómo linchar a López Obrador por haber copiado sus fórmulas.

Y no pocos, desde luego, quisieran ver el fracaso del proyecto de Andrés Manuel nada más en la negociación verde, cuando los otros, por casi cien años nos acostumbraron cínicamente a sus absurdos.

No aceptan, pues cómo, que los Morenos y Petistas ahora estén usando sus propias armas para dejarlos con la boca abierta, cuando desde hace tiempo están buscando maneras de descalificar cualquier avance del próximo gobierno.

El caso del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, en los hechos, lo que pretende AMLO es que se construya con dinero de los que harán negocio en la terminal, y no que para levantarlo estén usando los dineros de los trabajadores guardado en las AFORES.

O sea, para entenderle, López Obrador pidió desde campaña que los constructores y demás grupos de empresarios interesados inviertan sus recursos, y no el de los trabajadores, pero aquellos lo que quieren es seguir gastando nuestro dinero, a pesar de que al final saldrán ganando todavía mucho más con billete ajeno, con dinero de nosotros.

La doctora Martha Palencia, además de bonita, es una mujer exageradamente inteligente, solo que tuvo un lapsus de los que nos pasan a todos cuando hablamos en público, y aunque es tendencia mundial, vale.

Martha habló de los pelos de la burra, y lo hizo de corridita, sin comas, y ahí fue donde metió las cuatro, pues quiso decir que tenía los pelos de la burra en la mano y todo lo cambió para producir un puro y limpio albur.

La doctora Palencia, sin embargo, es una de las profesionales de la materia en serio preocupadas y ocupadas en el combate a las enfermedades mentales, y en lo particular, a las tendencias al suicidio.

Empero, los avances de la vida, el boom en las comunicaciones y no se diga la expansión de redes sociales, parecen rebasar cualquier esfuerzo para evitar los males de la parte alta del cuerpo.

Aunque, eso no tiene nada qué ver con la alocución de la doctora Palencia y tampoco le da o le quita más o menos capacidad siquiátrica.  Estamos de acuerdo.

Alejandro González Yañez presentó una primera iniciativa en el Senado de la República para elevar a rango constitucional la “Ley 3 de 3” con la que nadie aspire a un cargo de elección sin antes haberla presentado.

“La honradez y honestidad, son un clamor nacional y con esta iniciativa se da un paso trascendente para terminar con la corrupción y enriquecimiento ilicito de los servidores públicos…”, dice Gonzalo en el documento.

Y mire que tiene razón, puesto que en este momento incluso, tenemos funcionarios y representantes populares que fingieron demencia para ir como candidatos a la elección.

En lo sucesivo, según la iniciativa, nadie podrá hacerse de una candidatura sin haber presentado su “Ley 3 de 3”.

Obviamente, en la presentación misma se conocerá el poderío económico del candidato, y si no es riqueza bien habida, nomás no podrá cumplir con la referida regla.

El regreso de José Ramón Enríquez a la alcaldía de la capital lo enrareció todo.  Marcó mucho más las diferencias al interior del Partido Acción Nacional y, aunque parece diluirse el tema, quién sabe qué efectos más produzca.

Todavía no se aclaran los propósitos reales de Joserra en su regreso, quizá la candidatura al gobierno, aun cuando las urnas no le dieron los números para aspirar ni a la aspiración.

Enriquez, sin embargo, cree que sus planes se cumplen de acuerdo a lo estimado, ni para qué discutirlo.  Se verá en su momento, aun cuando para otros era mejor posición, y por mucho, la senaduría como para ir aplanando caminos hacia la gubernatura, digo.

Los resultados del pasado preceso electoral, sin embargo, marcan con absoluta precisión que los personajes que más cerca quedaron de la candidatura estatal son:  Jorge Salum del Palacio y Alejandro González Yañez.

La diferencia entre ellos es que Gonzalo obtuvo más votos, gracias al efecto AMLO, y Jorge los que alcanzó son sufragios propios, puros y reales que quizá vuelvan a respaldarlo en las urnas, no habría por qué pensar lo contrario.

La variante entre ellos sería que Gonzalo decidiera ir otra vez por la alcaldía, como dicen que está consultando muy seguido con su almohada, porque de hacerlo tendría que pelear de frente contra Salum.  Sería un verdadero choque de trenes, puesto que ambos tienen su propia parcela, y no necesitan de nadie para volver a ganar.

Gonzalo pudiese darse el lujo de ni siquiera buscar el municipio e irse directamente por la grande y sin baranda.  Eso y quizá más le darán los cientos de votos (perdón, menos, miles) que obtuvo para irse a senar.

Mal hace el rector interino Edgar Alan Arroyo  Cisneros en advertir que no meterá las manos a la elección de rectoría.  Su llegada al cargo tiene como propósito precisamente encabezar la sucesión.

Más bien lo que debió decir es que no meterá las manos por nadie, como sería el supuesto, dado que en el fondo, pero bien en el fondo, la idea es que sea él quien encabece todo.

Aparte, cuando se decidió que él fuera quien sucediera a Oscar Erasmo Navar, se le dijo con todas sus letras que su interinato sería única y exclusivamente para encabezar los trabajos sucesorios.

No es por aguar la fiesta, pero se advierte que entre dentistas se traen un rollo pesadísimo contra “el tapado” a la rectoría Oscar Reyes Escalera, que pronto forzará un giro de 360 grados al proceso sucesorio en la UJED.

Acusan al director con licencia de la Facultad de Odontología de la mayoría de los males en la escuela, y de ser uno de los autores del saqueo a la casa de estudios.  Le suman muchas cosas que, la verdad, para nosotros exageran con tal de tumbarle de las posibilidades.

Ignoramos si el chisme entre dientólogos es reacción gratuita a las reales posibilidades de Reyes Escalera, pero…en serio se pasan.

Entre otras cosas se asegura que Oscar no tiene ninguna especialidad como para haber llegado a la dirección de la facultad y que se ha rodeado de un mundo de porros que ahora disfrutan de medios tiempos y tiempos completos en la facultad.

Es así la política, que cuando alguien se mete a ella sale vapuleado en las primeras de cambio, y le sacan hasta los pecados de sus tatarabuelos y en este caso particular, no podemos adelantar si podrá salir con banderas desplegadas, el chisme está gruesísimo.

Uruguay aplastó 4-1 a México en su primer partido de preparación hacia el siguiente mundial de futbol aun bajo la conducción de Ricardo “Tuca” Ferreti.

Es un marcador, para nuestro gusto, normal, absolutamente natural en el que los sudamericanos dejan clara su hegemonía sobre el equipo de México.

Ya dijimos y subrayamos que Uruguay fue uno de los protagonistas del mundial de Rusia, que estuvo entre los prospectos serios al título, mientras México no pasó de la mediocridad de siempre.

O qué querían, que le ganara el cuadro azteca a los habilidosos uruguayos.  Pues en la estricta realidad, aquellos están como a 20 años luz en calidad futbolera respecto al cuadro de los “ratones verdes”.  Y no nos hagamos ilusiones…¡¡¡

No es malo que PT, PAN y Morena pretendan reducir gastos de la Legislatura del Estado, pero…sin exagerar.  No tienen por qué sacrificar el sueldo de los propios diputados, de lo contrario, de qué vivirán.

No se necesita llegar hasta ese extremo, con que se anulen una serie de gastos suntuosos con eso se alcanzan objetivos, pero si se pegan ellos mismos en el sueldo, ya estuvo malo.  Tarde que temprano dejará de tener atractivo el papel de diputado.

Sin considerar el volumen de trabajo que significa una posición de ese tamaño.

Suficiente será con que quiten asesores, secretarios, secretarias, chofer, damos de compañía; los dinerales para gestión, los gastos de representación y hasta el derecho a boletos de avión y o autobús más viáticos.  Esos gastos desenfrentados son los que mandaron al Congreso del Estado y a todos los congresos  en México al dispendio a lo largo de los tiempos.

Uno de los temas que sin duda han causado polémica desde hace varios días no solo a nivel local, sino nacional, es la liberación de la exdirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo, en una acción a la cual se le han dado diversas lecturas por parte de analistas y de los ciudadanos en general. Mientras que algunos comentarios atribuyeron esta decisión a la posible influencia del presidente electo de México, otros cuestionaron simplemente el hecho de que fuera liberada pese a las graves acusaciones que existían en su contra.

Esta polémica fue avivada por la misma exdirigente sindical después de que diera una rueda de prensa para hablar de su inocencia con respecto a los cargos que se presentaron en su contra y también para dejar en claro que fue una presa política durante este sexenio.

Ninguno de estos comentarios puede considerarse fuera de la realidad que se vive en el país en cuanto a demandas de carácter legal y detenciones, pues para nadie es desconocido que en muchos gobiernos, no solamente en el de México, existen casos que se han señalado sobre presos políticos, personas que por no agradar al régimen son acusadas de distintos delitos y permanecen en la cárcel durante años.

Sin embargo, aunque parece ser que este es el caso de la maestra Elba Esther Gordillo, pues el proceso legal en el que se vio involucrada coincidió casualmente con la reforma educativa y su postura de rechazo a estas modificaciones, además de que finalmente no se demostraron los delitos de los cuales fue acusada y por esta razón recuperó su libertad, en un hecho que coincidió curiosamente con el fin de la administración federal durante la cual fue detenida.

Es muy probable que el encarcelamiento de la exdirigente sindical haya tenido tintes políticos, el asunto es que pocas personas creen en la inocencia de la maestra Elba Esther Gordillo, a quien se le comprobó una riqueza que no corresponde a los ingresos que tienen los miles de docentes que hay en el país y que, al igual que el poder que tuvo, solamente pueden explicarse como beneficios por haber dirigido a uno de los sindicatos más grandes de América Latina; también será una más de las acciones cuestionables que realizó la administración federal que está por terminar.

Ante la intensidad de las lluvias que se han registrado en los últimos días en esta ciudad y en gran parte del estado, nuevamente se presentaron problemas a causa de los fuertes encharcamientos en muchos puntos de la zona urbana que afectaron tanto a vehículos como incluso el interior de muchas viviendas, y ante esta problemática de nuevo el argumento fue la existencia de basura en las calles que tapa las alcantarillas e impide que el agua se vaya por estas, situación que aunque en efecto se presenta de manera recurrente durante esta época del año, no constituye la causa principal de los problemas que se tienen por el acumulamiento del agua de las lluvias, pues incluso las mismas autoridades parecen olvidar que la ciudad de Durango no tiene un drenaje pluvial que ayude a reducir este problema, pues aunque existen algunos colectores instalados con este propósito, no son suficientes para evitar los encharcamientos.

Sin duda que la cantidad de basura que tapa las alcantarillas empeora las cosas, pero estas no se construyeron para captar el agua de las lluvias, sino para conducir aguas residuales, por lo cual están construidas con las especificaciones para ello, por lo cual cuando se presentan precipitaciones muy intensas, no pueden conducir toda el agua que se acumula porque no fueron instaladas con ese propósito y no tienen la capacidad necesaria, pues para ello se requiere un sistema con una tubería con un diámetro mayor, que no se tiene actualmente.

En distintas ocasiones y desde hace muchos años, se ha planteado la necesidad de que la capital del estado cuente con un drenaje pluvial que conduzca las aguas pluviales fuera de la zona urbana, sin que hasta el momento se haya llegado a la presentación de un proyecto en este sentido, principalmente por el costo que tendría tal obra, por lo cual parece difícil que haya algún gobierno que lo considere y mientras tanto, los duranguenses seguiremos enfrentando los mismos problemas por precipitaciones que cada vez son más intensas.

Hablando de lluvias, ya son 87 los planteles que han sido afectados en su infraestructura, equipo o material por las lluvias que se han registrado en la entidad, pero todavía falta para que pueda terminarse este periodo, pues en lo que resta del mes y parte de octubre aún se van a seguir presentando.

De las instituciones que se han visto más dañadas por este tema está la Secundaria Benito Juárez, en esta semana 2 veces el agua se metió hasta la cocina de las instalaciones, por lo que se tuvieron que suspender las clases.

Y es que cuando llueve gran cantidad de agua se acumula en la avenida Cuauhtémoc y obviamente se pasa a la secundaria, los padres de familia llenaron costales de arena para disminuir el paso pero no fue sificiente para que la escuela no resultara afectada.

El miércoles pasado se tuvo que hacer una limpieza general porque el agua que presentó gran altura era de las alcantarillas, entonces se realizó una desinfección. Pero estas labores se han tenido que replicar en otras escuelas, pues también hubo el caso del preescolar y primaria de la Escuela Anexa, ya que el agua provoca fuertes inundaciones, por lo que se suspendieron clases, afectando a los alumnos y al plantel por el tiempo y lo que implica en cuanto a gastos para llevar a cabo la reparación de las instalaciones.