“Siete días de Grilla”

La tranquilidad de Durango sufrió una fuerte sacudida esta mañana por la emboscada que acabó con la vida de un hombre sobre su Cherokee cuando transitaba por el bulevar Guadiana.

Las escenas de terror, llanto y muerte regresaron a nuestras calles después de varios años de calma.

Hay muchos rumores sobre la víctima, pero equivocados, pues lo confundían con alguien importante que auguraba peores consecuencias.

Ojalá sean falsas conclusiones, que se trate de meras especulaciones y que sea uno de los tradicionales “casos aislados” en donde pronto regresemos a nuestra actividad diaria sin mayor problema.

Durango nos requiere trabajando, no hay otra fórmula para sacar adelante nuestros problemas, y que este episodio no venga a descomponer el orden en que nos desenvolvíamos.

—————————-

Miles de norteamericanos están arrepentidos de haber elegido a Donald Trump como su próximo presidente. Unos quieren hacerle juicio político y evitar que ascienda al mando, pero otros, no pocos, lo quieren muerto.

Mucho muy lamentable lo que ocurre en el vecino país, pero no tiene vuelta de hoja. Los mexicanos, sobre todo, tenemos que hacer de tripas corazón para pasarlo, tampoco podemos hacer más.

Los que podían, que quizá debieron votar a favor de Hillary, se equivocaron sufragando a favor del güerejo oxigenado. Millones de latinos, de negros y de asiáticos con derecho a voto, a pesar de la amenaza que les significaba, apoyaron a Trump.

Nuestra sospecha, que aquí comentamos un día después de confirmado el triunfo del republicano, de que muchos mexicanos con ciudadanía gringa votaron por Trump, está confirmada. Anduvimos en días pasados allende el Bravo y escuchamos la confirmación de algunos conocidos nuestros de haber sufragado por Donald.

Trump ganó porque supo endulzarle el oído a millones de latinos, negros y asiáticos que, de pronto, se creyeron más gringos que Donald y son más racistas que Adolfo Hitler. Hillary, en contrasentido, siempre se embarcó queriendo defender a los “criminales, violadores y asesinos” que están allá quitándole el trabajo a los norteamericanos.

La estrategia del republicano pegó más, vendió más y despertó a las multitudes que durante toda su vida han soñado con las retrógradas y arcaicas ideas del Fhurer, de aislarse para no permitir que algún mugroso vaya a contagiarlos de gripe, y de otros males sexuales.

—————————-

Trump empezó ya a aterrizar sus amenazas a México al ordenar, no sabemos si tenga facultades, que no venga a nuestro país otra armadora de Ford, como festinaron ayer los medios.

Es que fue el mismo presidente electo quien dio a conocer los detalles de la cancelación del proyecto señalado para nuestro país, y lo festinó a más no poder, como para que veamos que aquello va en serio.

Maldita la hora en que el gobierno de México se embarcó con Hillary, y que le secundaron una bola de ingenuos como Vicente Fernandez, Los Tigres del Norte (esta noche los tenemos aquí) Paulina Rubio, Vicente Fox, Margarita Zavala, Ricardo Anaya, Enrique Ochoa Reza y un montón de bandas chafas pero muy demagogas que en los Estados Unidos son un hitazo frente a los indocumentados.

No sirvieron en lo más mínimo los llamados que estuvieron haciendo todos los días esos personajes para que votaran los latinos a favor de Clinton, votaron en contra.

Nosotros propusimos la sensatez antes de empinarnos por la elección gringa. No era cosa nuestra y no teníamos por qué meter nuestra cuchara.

Ahí está que, la primera vez que México se metió de lleno a la competición electoral gringa le ha ido como en feria, pero se teme que le vaya todavía mucho peor, por andar de metiches, comprando broncas que no son nuestras.

Y Fox, merecida tiene la chinga que le ha puesto el oxigenado al rechazar su pedido de disculpas. Ni madres -le dijo en un fluido español- mejor prepárate tu dinerito para que le pongas al muro.

—————————-

Estiman en unos tres mil millones de pesos el daño a la hacienda pública perpetrado durante los dos últimos años en Durango, pero… como dijo Don Justo Verdad: ¿Y..?

Pregunto, con un carajo: ¿Y..?

Si existen las sospechas por qué carajos no se ha actuado o qué los detiene para actuar.

Es que no hay que ir lejos por la respuesta: Si hubo raterías, también hay rateros y si hay rateros deben estar en la cárcel a pesar o encima de los amparos, y no departiendo belleza entre la alta alcurnia, como van muchos.

Es que los amparos no impiden la aplicación de la justicia. Sirven para proteger a los hampones de ciertas acciones, pero no para impedir que se haga justicia, sería un contrasentido de nuestro sagrado derecho a la protección de la justicia federal.

Se requiere un buen proyecto judicial para atraparlos a todos, qué amparo ni qué la chingada. O vean cómo se la jugaron a Guillermo Padrés.

—————————-

Guillermo Padrés, el exgobernador de Sonora, es el único político o expolítico preso en México a pesar de que los ladrones, provenientes de todos los partidos, suman miles y miles y… no pasa nada.

Padrés está detenido porque su abogado Antonio Lozano se equivocó, no amarró bien su presentación ante la autoridad, se presentó a responder por un delito, pero le aparecieron muchos más por los que ya lleva dos órdenes de aprehensión.

Es ciertamente el único político ratero tras las rejas, pero debían ser cientos o miles los presos que, sin embargo, como dicen los clásicos, van por la calle pasando por honestos.

Es el caso de Rodrigo Medina, exgobernador de Nuevo León, el muy cínico asegura confiar en que no será detenido por la autoridad. Sabe que debía ser detenido.

Su caso es aquel típico de que: “Te acuso de ratero, no de pendejo…”, y para defenderse tanto Rodrigo como todos los demás, y lo decimos todos para no dejar a ninguno fuera o para no fallarle, han salido más listos que pendejos, han sabido defenderse muy bien.

No tenemos la menor idea de cómo los “nuevos ricos” convencerán a sus esposas, a sus hijos y a sus descendencias no nacidas, de dónde se hicieron millonarios de la noche a la mañana, ¿de dónde? No les dará vergüenza, no les estremecerá la conciencia en ningún momento, o ¿cómo le hacen para pasarla tan de pelos..?

—————————-

José Aispuro tiene la inmejorable e inigualable oportunidad de pasar a la historia como el hombre que vino a ponerle freno a la descontrolada costumbre de robarse lo que pertenece a los duranguenses.

Sabe el mandatario que su llegada al gobierno, o su triunfo el 5 de junio, fue apuntalado por los ciudadanos que no quieren más ladrones en el gobierno, que no los quieren ver cerca de los recursos estatales, y debe cumplir a quienes confían en él.

Anunció que se invertirán casi mil millones de pesos para reparar la súper carretera Durango-Mazatlán para que el camino vuelva a lucir como lució en algún momento, tras su inauguración, especialmente.

Aquí la moraleja sería pedirle al gobernador que procure que se apliquen esos dineros, que no le hagan al mago en su manejo, pues se tiene la leve sospecha, levísima si usted quiere, de que lo que mandaba el Gobierno Federal para mantenimiento de las carreteras se lo robaron.

El diputado Óscar García Barrón asegura que hace varias semanas se juntó con sus compañeros diputados priistas para ir a reclamarle al titular de la SCT Gerardo Ruiz Esparza, las razones para tener tan abandonadas y en tal lamentable estado las carreteras de la entidad y el funcionario les demostró haber enviado no cientos, sino miles de millones de pesos para mantenimiento.

Los legisladores priistas de Durango que le acompañaban, cuenta García Barrón, se fueron de espaldas cuando se enteraron del dineral que se mandó para mantener en buen estado los caminos. Se hicieron pendejos, dicho con todo respeto, claro, y prefirieron fingir demencia que seguir protestando o escarbándole. ¡No manchen…!!!

—————————-

Me gusta, y mucho, la decisión que desde campaña hizo suya el gobernador Aispuro, de terminar con la vieja y odiosa costumbre de los “moches” por obras, contratos diversos, concesiones, etc., etc.

Ojalá que en la nueva administración entremos a otra etapa de la vida pública en la que los concursos los ganen los mejores, los que ofrezcan mejores ventajas y no mejores cochupos, para al final obtener una mejor obra, un mejor servicio, etc.

Y claro, que Durango contribuya a la imperiosa e inaplazable necesidad de higienizar la actividad pública de los tres niveles de gobierno a nivel nacional, que pronto nuestra entidad cobre importancia en el contexto nacional o internacional precisamente gracias a la limpieza de los manejos de los recursos públicos.

Un político como Aispuro, lo ha dicho recio y quedito más de una vez, no tiene por qué ser rico, ni para qué ser millonario o multimillonario. Tiene que vivir como propuso Benito Juárez, en la cristiana y republicana medianía.

Lo prefiero mil veces -ha dicho- a tener que andar a salto de mata como en este momento andan muchos, no solo de aquí, sino de allá y de acullá. Sabido es que ayer detuvieron en el sur a un hombre con pasaportes falsos de Javier Duarte y su esposa, es primo de ella, por cierto.

Yo sí pienso seguir viviendo en la justa medianía, pienso seguir caminando por la plaza, por el andador Constitución, bolearme donde siempre y visitar los restaurantes de Durango sin guaruras ni asesores de ninguna especie. No quiero ser apestado por los duranguenses, pienso seguir siendo uno de los suyos toda la vida.

—————————-

Luis Enríque Benítez propone aumentar las penas a los corruptos, y… agarrémosle la palabra, que las aumenten y que a los rateros que se pasen de la raya los fusilen en la Plaza de Armas como estilan en medio oriente.

Las leyes en México son precisamente para proteger a los políticos rateros, por eso no hay más que Guilermo Padrés en la cárcel. Pudiesen componerse las cosas incrementando las penas, pero… incrementándolas bien, que calen.

Es que, si las aumentan para quedar igual, mejor que no las muevan, que sigan robándose todo lo que encuentren y que, por el contrario, antes que encarcelarlos se les otorguen becas para que perfeccionen su habilidad hamponeril, como el ilustre caso de Humberto Moreira.

Ya, en serio, si no hacemos nada para frenar la corrupción, se mantendrá en los niveles alarmantes en que la tenemos en este momento. Y la tenemos así porque no se persigue en serio a los ladrones, las mismas reglas los protegen, ¿para qué nos hacemos?

—————————-

Carlos Matuk se crece al castigo y advierte que no dejará la CNC. Quién sabe por qué le agarró tanto cariño a la conducción campesina, si hasta ahora no le ha dejado más que malas tardes, o eso creemos.

Matuk asegura que la dirección nacional a cargo de Manuel Cota ya le envió un oficio en el que le reconoce su liderezgo y le autoriza a que siga al frente de la liga por tres años más.

El problema es que Cota desconoce lo atravezao, bragao y los cintos bien puestos que llevan los pelaos que encabezan la toma cenecista.

O sea que, para no darle mucho vueltas al asunto, yo no me agarraría de esa pasión. Mejor entregaría todo y saldría con la frente en alto.

De otra forma, Carlos se expone a que le griten sus verdades en público de la gente, y eso es más preocupante que lo otro. Yo, sobre todo ahora que se fue mi padrino, mejor entregaba hasta el guardado de los cajones de en medio.

—————————-

Siempre se ha dicho que el presidente Enrique Peña Nieto toleró, consintió y autorizó la fuga de Javier Duarte, el súper raterazo de Veracruz, y la aparición de los pasaportes falsos suyo y de su esposa, de alguna forma lo confirman.

Ignoramos cómo se hizo el primo de dichos documentos expedidos por la Federación, pero como dicen, piensa mal y adivinarás. La Secretaría de Relaciones Exteriores se prestó para facilitar la huida de Duarte.

El padre Alejandro Solalinde ha dicho desde hace varias semanas que Duarte está oculto en un rancho de Chiapas, al parecer propiedad del gobernador Manuel Velazco, y si está allá y no lo han podido localizar, es que no hay ganas de localizarlo.

El primo fue detenido en Chiapas precisamente cuando trataba de viajar a Guatemala al parecer para entregar los tan famosos pasaportes falsos (falsos, pero oficiales, eso sí) solo que ya no llegó a su destino, lo que indica que el súper ladrón anda por aquellos rumbos.