“Siete días de Grilla”

México conmemora este sábado 15 de septiembre un año más de la consumación de su independencia. Un mal recuerdo que tenemos que tener presente con todas sus calamidades para que no nos vuelva a suceder.

El 15 de septiembre de 1810 México se quitó el yugo de la dominación española. Empezó la patria en este día a vivir la libertad de que disfrutamos ahora y que debemos cuidar para no perderla nunca más.

Esta noche todo México conmemorará su efeméride más importante del año. Lo gritará como hace cada año.

La tradicional ceremonia del Grito en Durango será amenizada por el internacional grupo Pesado que seguramente hará las delicias de los duranguenses.

Y así por el estilo, los mexicanos nos daremos tiempo para recordar a los héroes que nos dieron patria en todos y cada uno de los rincones de la nación.

Ojalá que la emoción, el entusiasmo y la algarabía de los mexicanos se conduzca siempre con cuidado para nuestras vidas, que de ser preciso se abstengan de usar pólvora que más que ayudarles a una gran celebración, puede echarles a perder el día, y muchos días por venir.

Jorge Salum del Palacio inaugura los trabajos sucesorios de la Presidencia Municipal de Durango, a cuyo cargo aspiran también el alcalde-senador José Ramón Enríquez, el diputado José Antonio Ochoa, el senador Gonzalo y los que se acumulen.

Salum del Palacio empezó un intenso y extenso recorrido por el distrito federal al que aspiró en la elección pasada y que le dio los votos que lo acercaron y mucho al triunfo. Ha arrancado con un agradecimiento generalizado a quienes lo apoyaron en las urnas en julio pasado.

Jorge obtuvo en la elección los sufragios que le aseguran, de menos, una participación decorosa en la disputa de la alcaldía. Entrará a la pelea en condiciones adversas frente al alcalde-senador y frente al senador, pero no les teme. Por el contrario, cree que puede vencerlos y va con esa intención.

Instancias diversas de la Organización de las Naciones Unidas sugieren que en el mundo existen 193 países, y según registros, desde el nacimiento de nuestra web, nos han visitado internautas de 190 naciones.

Estaríamos a tres países de que nos visiten y nos lean internautas de todo el mundo.

Y claro, reconocer a nuestros lectores que no es que siempre los chinos, canadienses, japoneses y otros se interesen por nuestra señal virtual, sino que de menos una vez nos han visitado, y ha quedado ese registro.

Somos, sin temor a equivocarnos, la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos, y nuestra penetración en el orbe está patente en los registros.

Nuestra señal, para decirlo rápido, se ha consolidado en los últimos tiempos con la cobertura puntual de episodios noticiosos que han afianzado esos números, por decir algo, las inundaciones de septiembre de 2016 y hace más de mes el “avionazo” de Aeroméxico en el aeropuerto “Guadalupe Victoria”. Fuimos los primeros en informarlo al orbe, y nuestra cobertura fue tomada, a veces con autorización y luego sin ella, para repetirla en las grandes cadenas informativas del mundo, en cientos de canales en lo individual y no se diga en noticieros radiofónicos.

Nuestro trabajo ha valido la pena en los últimos tiempos con esa y muchas otras coberturas en vivo y en directo, y hemos sido los primeros en divulgarlo, con lo que se ha podido afianzar aquello de que: “Los Primeros, Siempre serán los Primeros…”.

Pocos o nadie sabe que Luis García Barrón, el director del Instituto de Atención y Protección al Migrante y su Familia, fue precisamente un migrante en los Estados Unidos, y que allá arrancó de cero para poder sobrevivir.

Allá por los setentas y ochentas -dice García Barrón- empecé de nada a trabajar hasta conseguir un espacio de importancia en la sociedad norteamericana.

O sea, Luis está atendiendo exactamente los problemas que alguna vez vivió, y tiene la experiencia en el andar por la Unión Americana. Nadie le cuenta nada, la experiencia la ganó con creces, con sufrimiento y medio.

Y, de entre todo lo que dice García Barrón, nos atrae un detalle que compartimos con nuestros lectores en Durango, México y el mundo: Asegura el funcionario que justamente él vivió el nacimiento de nuestra web, la hoy página de Contacto hoy, allá por los ochentas, la sigue desde entonces en los Estados Unidos y por nuestra señal virtual se ha enterado desde entonces de lo que pasa en Durango.

“Y miren lo que son las cosas, que ahora me están entrevistando precisamente por la web que durante muchos años me informé de lo que sucedía en mi tierra…”, dijo el jueves que lo entrevistamos en vivo y lo divulgamos por el mundo.

Mala señal para alguien de los que aspiran a la rectoría de la UJED el que hayan aparecido el rector Édgar Alan Arroyo y Favián García Arrieta, líder de la FEUD, casi de la mano, y acto seguido desalojaron el Edificio Central.

La ocupación de la sede principal de la Universidad Juárez del Estado de Durango empezaba a causar escozor, pues algunos como Arroyo llegaron a decir que estaban preocupados por el cierre del Central, pues pudiese provocar problemas a la elección del nuevo rector.

Nunca creyeron que se prestaran ambos personajes para la foto, que no se daría ese entendimiento y, pues sí se dio. Habría qué ver cómo se dio y qué hicieron para que los muchachos reabrieran el inmueble símbolo de la UJED.

No hubo negociación ventajosa alguna ni nada parecido. Fue cuestión de escuchar a los muchachos, entenderlos y resolverles sus problemas.

Pedían que desaparezcan las cuotas en el “semestre cero”, pues se cree que varios personajes han podido hinchar sus venas y se han quedado con la mayoría de esos dineros en meritito jale limpio, y sí es cierto. Pedía la FEUD que reduzcan las cuotas de ingreso, pues son el principal impedimento para que un aspirante estudie, pues se queda con sus ganas si sus padres no tienen los casi dos mil pesos, y también tienen razón. Pedían que le paguen al personal de la guardería de la FEUD, y… tienen razón.

El problema es que nadie los escuchaba, nadie quería escucharlos y nadie ayudaba a resolverles sus problemas. Era cosa de escucharlos, de entenderlos y de buscar las salidas más adecuadas a la inconformidad.

La Cámara de Diputados hizo efectiva la sentida propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de eliminar las pensiones oprobiosas y vergonzantes a los expresidentes.

Salvo prueba en contrario, los expresidentes fueron cortados por la misma tijera: Todos fueron unos súper ladrones que saquearon las arcas nacionales, y todavía se les daba una pensión de por vida.

También se decidió quitarles la seguridad ofensiva que llevaban, de verdaderos ejércitos con militares afines, varios de los que eran utilizados para traer los chescos y las chelas. Eran verdaderas multitudes para impedir que alguien les lanzara un “piropo”.

Felipe Calderón, el gran espurio que llegó a Presidencia de la República por la vía del fraude, fue uno de los que protestaron por la pensión y la seguridad: “Si algo nos pasa, será culpa de López Obrador…”, dijo, como resistiéndose a vivir en la inseguridad en que vivimos los demás.

Es burla la de Calderón, puesto que con cualquiera de los cochupos que le dieron Odebrecht, u otras instancias petroleras favorecidas, sin problema puede contratar otro ejército de guaruras para que le brinde la seguridad que no tenemos el resto de los mexicanos.

La cosa es que, los señores expresidentes, se quedan sin su pensioncita.

Los diputados, ya montados en gastos, le dieron forma jurídica a la prohibición de que ningún funcionario pueda ganar más que el presidente, y el sueldo del presidente será de 108 mil pesos mensuales, de modo que… los que no gusten, que rompan filas.

Ayer, López Obrador adelantó que pronto pedirá perdón a los familiares de las víctimas de la violencia en este país. No precisó si habrá alguna compensación para resarcir tan grande daño, y eso, mucho es consecuencia a la infausta gestión de Calderón por haber declarado la guerra al crimen organizad0o. Ahí desató la mortandad que suma millones de víctimas y no tiene para cuándo parar.

Ojalá que los padres de familia que lleguen a leernos hagan algo para impedir lo más a tiempo posible que sus hijos sufran algún accidente con la pólvora que seguramente utilizarán esta noche y mañana en sus juegos.

Año con año, para estas fechas, las autoridades dan cuenta de uno y mil accidentes de los pequeños en el manejo de diversos juegos pirotécnicos que terminan, a veces, hasta arrancándoles la mano.

Este año, sin embargo, el Gobierno Federal emprendió una encomiable tarea para convencer a los mexicanos, especialmente a los adultos, para que no permitan a sus hijos que usen esos juguetes peligrosos.

Los adultos sí saben que cualquier “palomón” significa un serio peligro para los pequeños. Los niños lo desconocen, y otras veces empiezan a desarmar esos objetos para saber de qué están hechos. Luego le prenden fuego y ahí vienen las tragedias.

“Apaga la polvora”, dice la promoción, y ojalá que los adultos, sobre todo, impidan que sus hijos jueguen con pólvora.

Lo peor es que hay muchos padres que de manera irresponsable y hasta cómplice andan por la calle comprando pólvora para que se diviertan sus hijos. Algo por demás absurdo, que se da por estos días.

Andrés Manuel López Obrador se comprometió a quitar hasta la última coma de la infeliz reforma educativa, lo mismo a borrar varias de las reformas del actual gobierno, y… ¡así será!!!

No faltan los que se están desgarrando hasta sus adentros, no solo las vestiduras, para criticar al próximo gobierno respecto a la reforma educativa en particular, pues dicen que la educación en México dará un salto al retroceso de hasta 50 años.

Y sí será, pero… los mexicanos ya les dieron todo el apoyo en las urnas para que hagan lo que debe hacerse en los días venideros. Obvio, las contrarreformas habrán de echar a perder muchos negocios sucios y, por eso están defendiéndose como gatos boca arriba, pero… de ahí no pasarán.

Mario Delgado, senador morenista, ha dicho en las últimas horas que de la reforma educativa del presidente Peña Nieto no quedará ni una coma y, si los expertos consideran que eso debe suceder, que suceda, moléstese quien se moleste.

Claro, a la hora en que el nuevo gobierno empiece a anunciar medidas drásticas para acabar con la corrupción que tiene a México como el campeón mundial de la indecencia, también tratarán de defenderse.

Malo que AMLO haya anunciado que no encarcelará a famosos. No le entienden muchos mexicanos, pues entre esos “famosos” están expresidentes, exgobernadores (Roberto Sandoval, de Nayarit, el más reciente) exsenadores, exdiputados, etc., etc., ¿entonces cómo?

Aun así, el respaldo a López Obrador es más fuerte que nunca. Algunos creyeron que después de la elección vendría un desánimo de los mexicanos y retiarían el apoyo al próximo presidente, y eso no ha sucedido, de modo que las reformas de las reformas y las contrarreformas, van porque van.

Nadie entiende el problema de los ejidatarios que tienen virtualmente ocupada la caseta Garabitos de la súper Durango-Mazatlán, puesto que en días pasados el Gobierno Federal anunció que de un rato a otro pagaría.

El cuento viene a colación en virtud de que los inconformes acudieron ayer, según el influyente Héber García Cuéllar, al alcalde José Ramón Enríquez a pedirle su ayuda para presionar al Gobierno Federal a que les pague lo justo, y el edil se comprometió a apoyarlos.

Aun cuando el problema radica en instancias federales, que allá es donde lo han atorado todo, y que de manera inexplicable, a pesar de que han llegado a puntos de acuerdo en distintas ocasiones, en los hechos no han terminado con ese conflicto.

Inexplicable que a pesar de las gestiones insistentes del doctor José Aispuro, hasta la fecha no se ha pagado. Es bueno que entre al quite el doctor Enríquez, a ver si ya terminan pagando a los ejidatarios y acaban con ese bloqueo que ya ha registrado altercados pues piden “cooperación a güevitis”, y como no hay recibo, tampoco hay seguro de vida.

Debido a las lluvias que se han registrado en Durango se ha podido notar el pésimo trabajo de pavimentación que tiene la ciudad, pues hay calles que parecen campos minados, ya que desde la menor lluvia muestran daños considerables, pero con las tormentas se encuentran en deplorables e intransitables condiciones, llenas de baches por todos lados.

Estas calles provocan que se haga un caos vial, pues generan tráfico, así como un peligro, ya que hay conductores que invaden carriles para esquivar estos hoyos, incluso carros dañados por caer de manera abrupta y sorpresiva.

No importa cuántas campañas de bacheo se hagan, como las denominadas “cazabaches”, siempre terminan siendo las mismas calles las que presentan este problema.

Por lo que no estaría nada mal que Obras Públicas gestione o busque un recurso extra para pavimentar por enésima vez pero ahora sí con material de calidad las calles de la ciudad.

Los locatarios del Excuartel se estuvieron quejando y manifestando ante diferentes direcciones, como las de Protección Civil, Obras Públicas y Servicios Públicos, a quien señalan que debido a las malas instalaciones e infraestructura vieja se inundaron con las pasadas precipitaciones, dejando estragos en ese mercado.

Los locatarios tienen un tanto de veracidad en sus quejas, pues es verdad que el sistema de drenajes de toda la ciudad es viejo. Pero lo que realmente lo colapsó fue la exorbitante cantidad de basura que ellos mismos tiran diariamente en las calles, pues de acuerdo a las autoridades después de las intensas lluvias se recolectaron 750 toneladas, de las cuales 200 correspondían a este lugar.

Esta cantidad de basura es una muestra de que todo funciona si los ciudadanos hacen su parte, es verdad que hacen falta mejores calles y redes de alcantarillado, pero de nada sirve tener las mejoras si se van a seguir saturando de basura, por lo que se espera que las medidas tomadas para evitar futuras contingencias, que radican en una recoleccion más frecuente y sanciones a los más “sucios”, los comercios de esa zona reconozcan la parte de culpa que les corresponde y tomen cartas en el asunto.