Inicio > Noticias > Local > Silencioso, espectacular y altamente peligroso rescate de 4 hombres en sierra de Coneto de Comonfort

Silencioso, espectacular y altamente peligroso rescate de 4 hombres en sierra de Coneto de Comonfort

  • Tenían extraviados desde el martes pasado…

Silencioso, pero espectacular y altamente riesgoso rescate de cuatro hombres extraviados desde antier en la sierrita de San Francisco de la ermita, acaba de terminar la Coordinación Estatal de Protección Civil.

UNO POR UNO así fueron extraídos los cuatro hombres de aquel “hoyo sin salida”

El punto, característico por los profundos despeñaderos y los riesgos que propiciaron el extravío de los cuatro hombres, se ubica entre Chinacates, municipio de Santiago de Papasquiaro y la cabecera municipal de Coneto de Comonfort, al noroeste del estado.

El martes pasado, cuatro varones con domicilio en esta capital, al parecer empleados de una oficina federal, iniciaron trabajos para deslindar límites de un terreno en la región.

La tarde de aquel día se adentraron tanto en la sierrita que de pronto perdieron el sentido de ubicación.  Caminaron creyendo que estaban retornando a su punto de partida pero más se alejaron.

Siguieron avanzando, pero fueron a dar a la cañada, a lo más accidentado y profundo del terreno. Luego, ante la circunstancia, dejaron de caminar pues mientras más lo hacían, más se perdían.

Su única esperanza era que, algunas personas de la región que sabían de su presencia y los trabajos que realizaban, dieran aviso a las autoridades, como ocurrió esta mañana.

PELIGRO a la vista.

Alertados por lugareños, rescatistas de la CEPC, empezaron a trabajar por tierra esta mañana, pero resulta que los cuatro hombres, de nombres Eleazar Borjas Soto, de 35 años de edad; Hugo Arrieta León, de 60; Armando Clemente Rosales Velázquez, de 21 y Sergio Riveros Montes, de 46, se hallaban en un punto inaccesible, fue necesario solicitar el respaldo del helicóptero del gobierno del estado y hasta las 14:30 horas se les autorizó la nave, la tripulación y el peligroso operativo.

Obligaba la extracción a rapel (pendiendo de una soga).

Empero, no era suficiente el apoyo de la nave.  Alguien tenía que fletarse a rapel y colgando desde el helicóptero, arriesgar el pellejo propio, del piloto y del helicóptero, y ese alguien fue el comandante Arturo Saucedo, quien con la ayuda del Ing. José Navarrete y el paramédico Elías Gurrola en tierra, pero sobre todo con la invaluable aportación del capital Erik Zepeda Michel desde los controles de la nave estatal, pudieron terminar la acción en tono positivo.

Todo se juntó avanzada la tarde, la necesidad de extraer a aquellos hombres que estaban por cumplir 72 horas sin agua y sin alimentos, y el riesgo de que terminara pronto la luz de día.

No la pensaron mucho, Saucedo se ofreció para encabezar la extracción y expuso no nada más el pellejo, sino el del aviador Zepeda Michel y de la propia nave estatal. Lo mismo que el esfuerzo del personal en tierra.

Hoy, por suerte no hizo el viento de ayer, y aunque molestó por momentos en el rescate, permitió sacarlos de aquel “hoyo sin salida”. Los cuatro hombres tuvieron que ser extraídos atados a un cable y un arnés corporal, con los que primero fueron llevados a un punto seguro de la sierra mientras se rescataba a los otros tres y al final fueron trasladados en misma aeronave a Coneto de Comonfort.

Antes de oscurecer, hacia las 19:00 horas, las maniobras habían resultado positivas para los cuatro hombres y sus rescatadores.  Se expuso la vida de los seis individuos y la nave, sumando al comandante Saucedo y el capitán Zepeda, pero al final, el informe subraya el operativo sin nada que lamentar, excepto las largas horas de desesperación y quizá hambre de aquellas personas, las que a estas horas han de estar ya junto a sus familias en esta capital.  Ellos tienen su domicilio en las colonias Lázaro Cárdenas, José Martí, México y Valle Verde.

%d bloggers like this: