Sin daños por sismos en Durango

El secretario general de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones, manifestó que no se reportaron daños por los sismos que se han sentido en fechas recientes en algunos puntos de la entidad, pues dijo que son de baja intensidad y apenas se perciben, por lo cual no representan ningún riesgo para los habitantes delas zonas donde se registran movimientos telúricos.

Al referirse a los reportes que se han recibido en las últimas semanas, los cuales indican movimientos sísmicos en distintos puntos de la entidad, el Secretario puntualizó que se trata de una situación que se presenta desde hace muchos años no solamente en poblaciones que colindan con el estado de Zacatecas, sino también en la región lagunera y en los municipios de Indé y Tamazula, donde también se han recibido reportes acerca de actividad sísmica.

Agregó que en la mayoría de los casos, los movimientos sísmicos son imperceptibles para la población debido a que son de baja intensidad, por lo cual puntualizó que no representan ningún riesgo y tampoco han provocado daños en las regiones donde se presentan, debido a que se trata de movimientos que se presentan lejos de los epicentros sísmicos, que se ubican principalmente en sur del país, como los que se han dado en los estados de Guerrero, Chiapas, Oaxaca y en la misma Ciudad de México, por lo cual consideró que no existe ningún riesgo que pueda preocupar a la población de estas zonas de la entidad.

Por otra parte, respecto a los casos de desnutrición que se presentan entre los habitantes de las comunidades indígenas y que llegaron al extremo en el caso de una menor que falleció por esta causa, el Secretario de Gobierno puntualizó que se trata de un problema que afecta no solamente a las niñas y niños, adolescentes e incluso adultos de las distintas etnias, cuyos integrantes se han incrementado considerablemente en los últimos años, no así sus ingresos.

Ante esta situación, manifestó que ya se tuvo una reunión con el presidente municipal de El Mezquital, para buscar la forma de apoyarlo para atender a la población indígena, aunque reconoció que uno de los problemas que se tienen en caso de las etnias, es el crecimiento que registran en cuanto a sus integrantes, pues manifestó que en el caso de los tepehuanos, cada uno tiene en promedio 12 hijos, lo cual plantea una situación muy complicada para cubrir sus necesidades.

Ante tal problemática, se buscarán opciones para generar empleos en este municipio que les permitan a los padres de familia mejorar sus ingresos, aunque puntualizó que en estas comunidades uno de los programas que ha fallado es el de planificación familiar, lo cual se refleja en el considerable crecimiento de los integrantes de las etnias.