Sin escrituras mayoría de viviendas del IV Distrito

  • Familias requieren la certeza jurídica de su hogar: Verónica Terrones

Por: Denice Ramírez

En los recorridos que ha realizado la periodista Silvia Verónica Terrones Romero, quien aspira a obtener la diputación del IV Distrito local por el Partido Acción Nacional, mencionó que los vecinos de estas colonias le han expresado su preocupación al no tener certeza jurídica de sus viviendas, caso en que se encuentran la mayoría de los hogares pues no cuentan con el suficiente dinero para escriturar.

Dijo que es una cantidad importante de demandas por la falta de certidumbre jurídica en sus viviendas, ya que en algún momento fueron invasiones o simplemente no tuvieron el dinero para tramitar sus papeles y la cantidad de dinero que se tiene que pagar es alta.

Para resolver esta problemática propone crear una Notaría Social que pueda dar certidumbre a las familias y que les ayude a regularizar esa situación y orientar en los trámites, y lograr que cuenten con esa escritura.

La falta de información y acciones que los puede beneficiar es algo que también requieren los vecinos de la zona. Destacó que se ha encontrado también con personas de la tercera edad viviendo solas y necesitan cuidados.

Un señalamiento que se le hizo es que a vecinos de la colonia Lucio Cabañas no se les permite usar un puente peatonal por parte de un grupo de “cholos”, para cruzar deben pagar una cantidad de dinero, situaciones que dijo solo en esos recorridos se puede enterar y que no se imaginaba que ocurrieran. Seguridad y empleo son cuestiones que reclaman los vecinos ante la situación económica que se vive en este momento en el país.

Otra propuesta que tiene Terrones es impulsar una ley para que pasantes de diversas carreras puedan brindar servicio a la comunidad, como abogados para resolver problemas de orden judicial, algunos psicólogos para que acudan a las escuelas, terapeutas del lenguaje para que atiendan a niños de escasos recursos.

Buscará la modificación de la Ley de Educación para hacer obligatorio el servicio social, con lo que se pueden abatir 2 problemas, la falta de experiencia que se pide a los profesionistas, y el que las familias reciban diversos servicios y asesorías a un menor costo.

Reconoció que la sociedad está molesta y harta de la clase política, una realidad que no se puede cambiar por lo que se invita a ciudadanizar la política y a que participen de manera activa en la toma de decisiones, si no están de acuerdo en cómo se han hecho las cosas.

Al ser identificada de una manera más ciudadana que política, expresó que es una gran ventaja para escuchar y dialogar con los ciudadanos, “me invitan a su sala, me dan un vaso de agua, pues porque a lo mejor existe ese lazo de familiaridad de haber ingresado muchas veces a su hogar por los quehaceres que nos imponía el periodismo”.