Sin escuela 24 millones de niños y niñas en zonas de conflicto: Unicef

Pobreza_en_escuelas3-620x300Naciones Unidas, 13 Ene (Notimex).- Uno de cuatro menores que viven en los 22 países con zonas de conflicto no asisten a la escuela, lo que equivale a 24 millones de niños y niñas sin instrucción académica, apuntó este martes el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

En un comunicado emitido este martes, la ONU indicó que cerca del 25 por ciento de los 109.2 millones de menores entre los seis y los 15 años de edad que viven en zonas de conflicto no están recibiendo una educación.

El país en conflicto con el mayor porcentaje de niños sin escuela es Sudán del Sur, donde 51 por ciento de los menores en edad de primaria y secundaria no tienen acceso a la educación.

Níger se encuentra en un cercano segundo lugar, con 47 por ciento de niños sin escuela, seguido de Sudán (41 por ciento) y Afganistán (40 por ciento).

Jo Bourne, directora de educación de Unicef, expresó que los niños que viven en países afectados por conflictos han perdido sus hogares, sus familiares, sus amigos, su seguridad y su sensación de normalidad.

“Ahora, sin poder adquirir conocimientos como la lectura y la escritura básicas, los menores corren el riesgo de perder su futuro y de no poder disfrutar la oportunidad de contribuir a sus economías y sociedades cuando se conviertan en personas adultas”, explicó Bourne.

Unicef advirtió que debido a la dificultad de recolectar datos en países en conflicto, la cifra de niños sin educación en estas naciones podría ser incluso mayor.

El organismo advirtió que, sin educación, una generación de niños que vive en zonas de conflicto crecerá sin las habilidades que necesita para ofrecer una contribución a sus países y a sus economías, lo que agrava la situación ya desesperada de millones de personas.

Precisó que la educación sigue siendo uno de los sectores menos financiados en los llamamientos humanitarios, y mencionó que en Uganda, por ejemplo, el déficit de financiación de la educación alcanza el 89 por ciento.

Asimismo, puntualizó Bourne, “cuando los niños no van a la escuela, corren un mayor riesgo de sufrir casos de abuso, explotación y reclutamiento en grupos armados”.