SIP exhorta México a proteger periodistas tras el año más violento en décadas

Juan Pablo Illanes México, 17 oct (EFEMEX).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exhortó hoy al Gobierno mexicano a tomar medidas para garantizar la seguridad de los comunicadores en el que calificó como uno de los años “más peligrosos para el periodismo en el país” de las últimas décadas.

“Pedir al Gobierno de México que atienda con firmeza y de forma integral y coordinada los casos de violencia contra periodistas y medios de comunicación y las resoluciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, subrayó este informe, presentado hoy en la Ciudad de México en el marco de la 72 Asamblea General del organismo.

Asimismo, la SIP pidió que no “sigan prescribiendo” los delitos cometidos contra periodistas, y que se provea “al sistema de protección” a comunicadores los recursos profesionales y económicos “para combatir la violencia y garantizar la seguridad de los periodistas”.

Según el organismo – que ha celebrado esta reunión anual del 13 al 17 de octubre en la capital de México – este 2016 “podría convertirse en el año más peligroso para el periodismo en el país de los últimos 30 años”.

Las cifras son reveladoras: Este año se ha producido hasta el momento la muerte de 11 informadores, y por lo menos en nueve de estos crímenes existen elementos para creer que se debió a su labor profesional.

En 2010 murieron 14 y 4 reporteros más fueron secuestrados, pero siete de estos ataques no tenían “en apariencia” origen en su trabajo.

El informe, que hoy fue puesto en consideración de los socios de la SIP, destaca que cada 22 horas un periodista o medio es agredido en el país.

Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), desde el 2000 hasta el 16 de septiembre ocurrieron 118 homicidios de comunicadores, 20 desaparecieron desde 2005 y se registraron 49 atentados contra medios desde 2006.

En este contexto, el oriental estado de Veracruz es el más perjudicado, donde se vive un “ambiente de guerra”, así como en Guerrero (sur), Tamaulipas (noreste) y Coahuila (norte).

“En la mayor parte de los estados, la tarea de la prensa resulta muy molesta para gobiernos estatales y municipales”, consideró.

Entre otros problemas, Internet se ha convertido en una “nueva arma” para amenazar a periodistas, a través de “hostigamiento, acoso sexual, amenazas o campaña de desprestigio”.

En este escenario, la SIP denuncia que el Gobierno de Puebla adquirió programas de “software malicioso”, que se usa para el espionaje y la vigilancia ilegal de políticos, periodistas y opositores.

“La ausencia de protección y respuesta del Estado es notable”, señaló este informe, tras destacar que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) arrojó “escasos resultados positivos” en sus seis años de existencia.

Además, la entidad apuntó que hay “lentitud” para poner en marcha protocolos de búsqueda, falta de coordinación entre autoridades y apertura de averiguaciones repetidas.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en el continente americano, tiene más de 1.300 publicaciones asociadas y su sede está en Miami (EE.UU.). EFEMEX