Inicio > Noticias > Internacional > Siria sube el tono contra Turquía mientras continúa su ofensiva en noroeste

Siria sube el tono contra Turquía mientras continúa su ofensiva en noroeste

Isaac J. Martín

Beirut, 11 feb (EFE).- Damasco lanzó el martes nuevas acusaciones contra Turquía, país valedor de la oposición siria al que acusó de mandar militares a las provincias de Idlib y Alepo, y paralelamente siguió con su campaña de bombardeos en esa región.

La Comandancia General de las Fuerzas Armadas sirias dijo hoy en un comunicado que “el régimen turco ha enviado intencionalmente nuevos militares” a la región en el noroeste de Siria. consideradas el último bastión opositor el país.

El Ejército leal al presidente sirio, Bachar al Asad, ha mostrado “la voluntad de responder a los ataques de las fuerzas de ocupación turca”, según la nota difundida por la agencia estatal SANA, después de dos incidentes entre ambos países en una semana en la que se ha elevado aún más la tensión.

SIN SOLUCIÓN A LA VISTA

En un intento de rebajar la tensión, Rusia envió el pasado sábado una delegación a Turquía, aunque el encuentro ha discurrido sin que se anunciaran avances.

En un evento hoy en Ankara, el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el miércoles se discutirán en el Parlamento “los pasos a tomar desde ahora” en el noroeste de Siria.

El lunes, un intercambio de fuego tras un ataque de Damasco a posiciones turcas dejó cinco soldados turcos muertos, según fuentes turcas.

El Ejército sirio, por su parte, ha acusado a Turquía de “intensificar su agresión” contra áreas pobladas y puntos de concentración militar.

A pesar de que las tropas sirias se encuentran a un paso de capturar la autopista M5, de gran importancia porque une las dos ciudades más importantes del país, Damasco y Alepo, el Ejército ha sufrido este martes cuatro bajas.

Una fuente militar siria, que pidió el anonimato, indicó a Efe que “un coronel, un capitán y dos soldados murieron hoy después de que un helicóptero del Ejército sirio fuera derribado en una zona rural al oeste de la ciudad de Saraqeb mientras estaba operando en el área”.

Según la fuente, el helicóptero fue objetivo de “un misil tierra-aire” que fue disparado por “las facciones armadas”, sin mencionar ninguna.

Hasta el momento, ningún actor ha reivindicado esta acción.

Idlib y el oeste de Alepo están prácticamente dominados por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, a la que Moscú y Damasco consideran “terrorista”.

VÍCTIMAS CIVILES

Al menos doce civiles, entre ellos seis niños, murieron hoy y más de 30 resultaron heridos en dos ataques lazados por las tropas sirias contra la ciudad de Idlib, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y la Defensa Civil, cuerpo de rescate conocido como los “cascos blancos” y que opera en zonas que escapan al control de Damasco.

El Observatorio, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, indicó que los bombardeos fueron en un barrio de Idlib, capital de la provincia homónima, y en la zona industrial.

Siria no ha reaccionado ante esta información.

Mustafa, de 18 años y residente en la ciudad de Idlib, afirmó a Efe por teléfono que “desde que han comenzado ahora los bombardeos en Idlib, ya todas las áreas están expuestas a ser bombardeadas”.

El joven, natural de Hama y que ya se ha desplazado tres veces para llegar al noroeste de la capital, apuntó que se ha movido cada vez “que se aproximaban los bombardeos”.

MAYOR NÚMERO DE DESPLAZADOS DESDE INICIO DE LA GUERRA

El portavoz regional de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) para la crisis en Siria, David Swanson, afirmó hoy a Efe que, a partir de su análisis inicial, se trata “del mayor número de personas desplazadas en un solo período desde que comenzó la crisis siria hace casi nueve años”.

“En solo 10 semanas, desde el 1 de diciembre, unas 690,000 personas se han desplazado de sus hogares en Idlib y sus alrededores, la mayoría mujeres y niños”, así cómo en el oeste de Alepo, subrayó el portavoz regional.

Según los datos que tienen registrados, la última vez que vieron algo similar fueron las “más de 507,000 personas” que se desplazaron “en las provincias de Deir el Zur y Al Raqa, de noviembre de 2016 a noviembre de 2017”, un periodo en el que se libraba la ofensiva en esas zonas contra el grupo yihadista Estado Islámico. EFE

%d bloggers like this: