Sjostrom se apunta la primera victoria en su duelo infinito con Hosszu

Diario Fotofinish

Redacción deportes, 9 sep (EFE).- La sueca Sarah Sjostrom se apuntó la primera victoria en el duelo infinito que mantiene con la húngara Katinka Hosszu en la Copa del Mundo, tras cerrar este domingo con pleno de victorias en la prueba disputada en la localidad rusa de Kazan.

Sjostrom, que ya se había apuntado el triunfo en los 50 y 200 libre, así como en los 50 mariposa en las dos jornadas precedentes, ratificó su condición de “reina de la velocidad” en Kazan, tras imponerse este domingo en las finales de los 100 mariposa y los 100 libre.

Especialmente brillante fue la victoria de la sueca en los 100 mariposa, en los que Sjostrom, la vigente campeona olímpica, mundial y continental, estableció un nuevo récord de la Copa del Mundo con un tiempo de 57.42 segundos.

Más “discreta” se mostró la nórdica en la final de los 100 libre, en la que Sarah Sjostrom derrotó a las holandesas Femke Heemskerk -53.63- y Ranomi Kromowidjojo -53.71- con un crono de 52.99, novena marca mundial de la temporada.

Triunfos que permitieron a Sjostrom cerrar la primera prueba de la Copa del Mundo, que al igual que la segunda, que arrancará el próximo jueves en Doha, se disputó en piscina de 50 metros, concluir con un total de cinco medallas de oro.

Las mismas que acumuló la húngara Katinka Hosszu, si bien la nadadora magiar, la mujer con más triunfos en la historia de la Copa del Mundo, participó en el doble de pruebas -un total de once- que la sueca Sjostrom.

Un extenuante programa que permitió a la “dama de hierro” conquistar un botín de cinco oros, tres platas y un bronce en Kazan, tras imponerse este domingo en las finales de los 200 espalda y los 200 mariposa y ser segunda en la de 800 libre.

Metales que permitieron a Hosszu recuperar la sonrisa tras un turbulento verano, como demostró su paso por los pasados Europeos de Glasgow, marcado por la ruptura con su marido y entrenador, el estadounidense Shane Tusup

De hecho, pese a sus triunfos, Katinka Hosszu no logró acercarse a sus mejores marcas en Kazan, como evidencian los 2:12.71 con los que se impuso en los 200 estilos, a más de seis segundos de su propio récord mundial -2:06.12-.

Más brillantes fueron las marcas del ucraniano Andrii Govorov, el hombre que arrebató el pasado 1 de julio el récord del mundo de los 50 mariposa al español Rafa Muñoz, que se impuso en Kazan en la prueba corta de mariposa con un tiempo de 22.87 a sesenta centésimas de su plusmarca universal -22.37-

Tampoco decepcionó el ruso Anton Chupkov, que se alzó con la victoria en los 200 braza, prueba de la que es el vigente campeón mundial, con un registro de 2:07.59, cuarta mejor marca mundial del año a 79 centésimas del crono -2:06.80- que el propio Chupkov posee como tope mundial del curso.EFE