Sofía Guadalupe Villarreal Mora, nueva hija de Dios

  • Fue bendecida y reconocida con la gracia bautismal de la familia católica universal

La preciosa Sofía Guadalupe Villarreal Mora recibió las sagradas aguas del Jordán en una hermosa ceremonia de bautismo celebrada en la acogedora Catedral Basílica Menor, ubicada en el bonito centro histórico de la ciudad.

La pequeña fue llevada hasta la pila bautismal por sus amorosos padres; Lázaro Villarreal Carrisoza y Thalía Guadalupe Mora Saucedo, así como por sus padrinos Diana y Josef Zuker, quienes hicieron el compromiso de llevar a la vida cristiana a su ahora ahijada.

Durante la ceremonia el sacerdote celebrante dedicó un emotivo mensaje a la pequeña Sofía Guadalupe, y así mismo les recordó a sus papas, padrinos y a todos los presentes la importancia que es el bautismo  para todo ser humano,  ya que aleja de todos los males y que se debe tener una vida cristiana ejemplar.

Después de la misa se llevó a cabo un bonito convivio en honor a Sofía Guadalupe, hasta donde se dieron cita familiares y amigos en donde ya les esperaba una elegante recepción en la que disfrutaron de un buen ambiente lleno de risas y mucha diversión además de una variedad de bebidas y un exquisito menú así como de una rica variedad de postres los cuales fueron preparados para esta gran ocasión.

La pequeña Sofía Guadalupe estuvo muy consentida por sus abuelitos maternos los señores Oralia Saucedo e Isidro Mora, así como por sus tíos y primos, los cuales la llenaron de bendiciones y de mucho amor.

Posteriormente antes de finalizar la gran celebración la familia agradeció a todos los presentes por los buenos deseos y los bonitos obsequios que le otorgaron a su pequeña hija.

Muchas felicidades al bautizado por su ingreso a la familia católica.