Soldado norcoreano que desertó al Sur usó un todoterreno en su huida

La Vanguardia

Seúl, 14 nov (EFE).- El soldado norcoreano que logró desertar el lunes a Corea del Sur tras recibir disparos de su propio ejército empleó en la huida un vehículo todoterreno, según informó hoy el Comando de Naciones Unidas (UNC) establecido en la frontera intercoreana.

El hombre se aproximó en el coche hasta la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), la única área fronteriza donde soldados de las dos Coreas están cara a cara, “y entonces abandonó el vehículo para continuar su huida hacia el Sur”, detalla un comunicado del UNC

“Durante el proceso, soldados norcoreanos dispararon contra él repetidas veces” causándole heridas en un hombro y en un codo.

El hombre, aparentemente un soldado raso, buscó cobijo cerca de un edificio en la franja sur de la JSA y ahí fue hallado una media hora después por tropas surcoreanas.

Un helicóptero del UNC lo transportó hasta el Hospital Universitario de Ajou, en Suwon (al sur de Seúl), donde ha sido atendido por el doctor Lee Kuk-jong, cirujano famoso en el país por haber tratado al capitán de un mercante surcoreano herido de bala tras el ataque de unos piratas somalíes en 2011.

El soldado norcoreano continúa inconsciente pero está en fase de recuperación, detalló a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

Es muy poco común que se produzca una deserción en la JSA, y los expertos consideran que Corea del Norte elige cuidadosamente a los soldados que despliega en esa zona para evitar sucesos como este.

El hecho de que el hombre llegara a la JSA a bordo de un vehículo hace pensar que podría haber estado desplegado en otra zona lejos de la frontera y no pertenecer a este “selecto” grupo de militares.

El episodio más sangriento en la historia de la JSA, ocurrió en 1984, cuando la deserción de un estudiante a Corea del Sur ocasionó un tiroteo que dejó tres soldados norcoreanos y uno surcoreano muertos, además de seis heridos (uno de ellos, un militar estadounidense).

Corea del Norte y Corea del Sur permanecen técnicamente enfrentadas desde la guerra de 1950-53, que finalizó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo. EFE asb/raa/fg