Solo Congreso o Magistratura pueden destituir a cuestionado juez peruano

Lima, 12 jul (EFE).- El presidente del Poder Judicial peruano, Duberlí Rodríguez, reiteró hoy que el cuestionado juez supremo César Hinostroza, en el ojo de la tormenta por un escándalo de corrupción revelado en varios audios, sólo puede ser destituido por el Congreso o el Consejo Nacional de la Magistratura.

Durante su presentación ante la comisión de Fiscalización del Parlamento, Rodríguez afirmó que solo el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y el Congreso de la República están facultados para investigar o sancionar a Hinostroza porque así lo establece la legislación.

En el caso del CNM, la sanción contra un juez supremo es mediante una acción disciplinaria, y en el Parlamento, a través de una acusación constitucional.

“Ninguna otra institución tiene esa atribución, menos el Poder Judicial”, expresó.

Hinostroza fue retirado hoy de la presidencia de la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema y trasladado como integrante de la Sala Constitucional y Social Permanente, cargo en el que será reemplazado dado que ha pedido vacaciones por 30 días.

El titular del Poder Judicial justificó el otorgamiento de vacaciones al controvertido juez porque corresponde a su derecho laboral y que no podían negárselas.

Sin embargo, Rodríguez informó que Hinostroza fue separado como representante del Poder Judicial ante la Academia de la Magistratura (Amag), así como del cargo de miembro accesitario ante el Jurado Nacional de Elecciones.

Además de ofrecer la absolución para un violador de una menor de 11 años en las grabaciones telefónicas cuya difusión ha desatado este escándalo, la sala que presidía Hinostroza ya anuló en 2017 una sentencia de 30 años de prisión al violador de otra menor bajo el argumento de que había consentimiento de la víctima.

En otra grabación, Hinostroza coordina una reunión con una “señora K” de la “Fuerza número uno”, que presumiblemente puede ser Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori y líder del partido Fuerza Popular, al que ella suele denominar como la primera fuerza política del país.

Precisamente, la sala que presidía Hinostroza tiene pendiente fallar sobre una recurso de Fujimori para archivar una investigación de la Fiscalía a ella y a su marido, Mark Vito, por la presunta financiación irregular del partido para sus campañas electorales a la Presidencia de Perú.

La máxima autoridad del Poder Judicial dijo entender y compartir el malestar de la población, sobre el escándalo generado, pero pidió respetar el debido proceso en las investigaciones iniciadas.

A su turno, el presidente de la comisión de Fiscalización, el fujimorista Ronald Reátegui, dijo que la investigación de este escándalo la tiene que continuar la siguiente conformación del grupo parlamentario, dado que a fin de mes se renueva la mesa directiva y las comisiones parlamentarias en una nueva legislatura.

El Congreso está facultado por el artículo 157 de la Constitución a destituir a los jueces supremos por falta grave, tal como lo ha demandado el mandatario Martín Vizcarra, pero el Legislativo es dominado por la opositora Fuerza Popular, que no ha mostrado interés en esa medida.

Otras sentencias polémicas en las que participó Hinostroza fue una que sentó jurisprudencia para archivar una investigación de la Fiscalía al ex secretario general de Fuerza Popular Joaquín Ramírez por presuntamente blanquear dinero para las campañas electorales de Fujimori.

Asimismo, rechazó trasladar a Lima la causa de Arlette Contreras, una de las víctimas más emblemáticas de la violencia de género en Perú, al supuestamente no contar con las garantías suficientes para un proceso justo en los juzgados de la región de Ayacucho, donde ella fue agredida.

El Poder Judicial también declaró en emergencia el distrito judicial del Callao, cuyo presidente de la Corte Superior de Justicia, Walter Ríos, también fue captado en conversaciones donde pedía garantías de hasta 10.000 dólares a cambio de ayudar en la promoción de fiscales y jueces. EFE