sábado, septiembre 26, 2020
Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Peña no envió mensaje a AMLO ofreciéndose a declarar

Por Juan Bustillos

Si pudiera comunicarme con Enrique Peña Nieto no me queda duda que negaría haber enviado mensaje a través de algún contacto de confianza a su sucesor en la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, ofreciéndose a viajar a México en caso de que la Fiscalía General de la República lo citara a declarar.

Lo conozco poco, pero lo suficiente para saber que su respuesta sería en el sentido de que, para cumplir con su deber como todo ciudadano, en caso que el Ministerio Público de la Federación lo requiriera, no tendría que informarlo al presidente de la República porque no es autoridad judicial y, además, la Fiscalía General de la República es autónoma y no depende del Poder Ejecutivo Federal.

Simplemente haría lo que la ley manda.

Eso sí, como abogado que es, sabe que de ser necesario no viajaría a México y declararía en donde esté residiendo.

Existe el antecedente de Carlos Salinas de Gortari quien en su momento declaró durante 12 horas en la embajada mexicana en Dublín.

Una vez que el ex presidente Salinas concluyó su huelga de hambre en Monterrey y en casa de don Arsenio Farell, ubicada en la calle de Las Dianas, en Tecamachalco, habló con su sucesor, Ernesto Zedillo, Arturo Wartman y con Luis Téllez, inició su exilio voluntario en un avión de Roberto González Barrera que lo sacó del país; con el tiempo se instaló en Dublín.

Hasta su domicilio en aquella ciudad irlandesa llegaron a Carlos los citatorios de la PGR para que rindiera su declaración ministerial el 27 de enero de 1997 en torno al homicidio de José Francisco Ruiz Massieu. Los interrogadores fueron el subprocurador José Luis Ramos Rivera y el coordinador de investigación, Ismael Eslava Pérez, asistidos como auxiliar del Ministerio Público Federal por el embajador Daniel Sultzin.

No tendría que ser diferente con Peña Nieto; contestaría a todas las preguntas del Ministerio Público de la Federación en su domicilio o en la embajada mexicana del país en donde resida, presumiblemente España.

Si el ex presidente se refiriera a la columna de Carlos Loret de Mola en la que habla del supuesto mensaje a López Obrador a través de un “canal confiable” para ambos, diría que sólo acierta en lo que repitió una y otra vez antes de marcharse de México: que Lozoya terminará enredado en sus mentiras y que nunca le ordenó recibir sobornos ni con ese dinero comprar casas.

 

%d bloggers like this: