Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan bustillos

Usan denuncia de Lozoya para distraer de catástrofe por coronavirus

Por Juan Bustillos

 

A 2 mil 200 fallecimientos por coronavirus para alcanzar la catástrofe a la que, según Hugo López Gatell, no arribaríamos, he aquí que como milagro fue filtrada la denuncia formal de Emilio Lozoya sobre los casos Odebrecht y Agronitrogenados con 98 adiciones sustanciales a su proyecto original de solicitud de Criterio Determinando de noviembre 2019, centrada en Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, y en sus colaboradores más importantes, pero incluyendo inopinadamente a Carlos Salinas de Gortari.

También menciona como beneficiario de sobornos al ex candidato presidencial del PRI y ex secretario de Hacienda con Calderón, José Antonio Meade, cuando en su proyecto original solo se refería a una llamada por la red presidencial para solicitarle no criticar el proyecto de Etileno XXI.

La sensacional filtración que conmovió ayer al mundo político, de la que se deslindó la defensa del ex director de Pemex, que la elaboró, y será investigada por la Fiscalía General de la República, de la que fue sustraída pues estaba solo en su poder, concluye que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray organizaron desde las más altas esferas un aparato organizado para obtener beneficios que afectaron soberanía de México sometiéndola a personas y grupos nacionales y extranjeros.

Ya tiene el presidente López Obrador material para todas las conferencias mañaneras de lo que resta del sexenio y nadie podrá acusarlo de iniciar procesos judiciales contra los ex presidentes porque el pueblo sabio se lo exigirá y no tendrá manera, muy a su pesar, de negarse.

La filtración de la denuncia y la difusión del video que muestra empleados de ex legisladores panistas recibiendo pacas de dinero en bolsas de plástico transparente, constituyen un golpe demoledor a la justicia mexicana porque la pone al servicio descarado de las necesidades políticas del grupo en el poder.

No basta con el deslinde del defensor de Lozoya, Miguel Ontiveros, ni de la promesa de investigar de la Fiscalía de Alejandro Gertz Manero; debemos esperar la reacción del juez Juan Carlos Benítez.

Mientras el abogado prueba no ser quien filtró la denuncia y la Fiscalía determina quién la sustrajo de la carpeta de investigación, y el juez se pronuncia, ya tenemos para entretenernos con la denuncia contra los 3 ex presidentes, de 2 ex candidatos presidenciales, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, y un ex precandidato, Ernesto Cordero, así como contra varios gobernadores, uno de ellos de Morena y varios ex senadores panistas.

Destaca, entre los puntos no contemplados en noviembre de 2019, pero afirmado en la denuncia, la exculpación de la empresa mexicana IDESA en el caso de los sobornos de Odebrecht-Barskem porque a causa de su “conservadurismo” le ocultaron las acciones ilegales pactadas para la campaña presidencial de Peña Nieto y los sobornos para la aprobación de la Reforma Energética.

Esta ocultación “por el conservadurismo” de IDESA deja fuera de problema legal al ex secretario de Comunicaciones del presidente López Obrador, Javier Jiménez Espriú, y a su familia.

Asimismo, es de resaltar la ignorancia de Juan Carlos Tapia sobre el papel preponderante que jugaba su ya fallecida hermana Fabiola, de la empresa hidalguense Construcciones Industriales Tapia, en la aportación de recursos para los sobornos de Odebrecht.

De igual manera, la mención de cuatro testigos con sus nombre y apellidos, cuando en el proyecto original solo se hablaba de los testigos “1 y 2”.

La exhaustiva narrativa coloca en mala posición a muchos, en especial al más interesado en negar su participación en los sobornos. Conforme a la denuncia, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, quien ya cesó a su secretario particular. En estado de ebriedad en Houston exigía el cumplimiento del dinero pactado.

Y a Ricardo Anaya, que se atrevía a exigir castigo a quien le había entregado dinero de los sobornos.

Y deja en claro la rivalidad entre Videgaray y Miguel Osorio Chong. El ex secretario de Hacienda habría exigido a Lozoya aportar cañonazos de 50 mil y hasta 100 mil pesos para periodistas a fin de evitar que lo desplazara el secretario de Gobernación.

También la destacada participación de Juan Armando Hinojosa en la recaudación de dinero para Peña y Videgaray. Lozoya resalta que el “desmedido” interés de estos en adquirir Nitrogenados no superaba sus negocios con HIGA.

Incluso, su advertencia de realizar negocios ilegales con la empresa de Alonso Ancira podría desencadenar reacciones judiciales en Estados Unidos, fue la causa por la que Videgaray lo apartó de las negociaciones.

Tiempo sobrará para comentar sobre este mayúsculo escándalo, mientras tanto veamos el uso que le da el presidente López Obrador, y las reacciones de los implicados.