“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

¿A qué le teme Manuel Velasco?

Si bien cuando fue padre de la patria por primera ocasión era toda una promesa para el futuro, lo perdió la gubernatura

Por Juan Bustillos

La desesperada búsqueda del fuero constitucional por parte de Manuel Velasco Coello nos salvó del riesgo de hablar de los candidatos presidenciales y caer, una vez más, en las garras del INE por presuntas violaciones a la normatividad.

Como se sabe, el gobernador de Chiapas consiguió, en el último momento, ser candidato plurinominal del Partido Verde a senador de la República, de tal suerte que apenas se instale el Congreso de la Unión tendrá protección constitucional.

¿Por qué buscar protección?

Por lo menos para evitar ser acusado de encubrir a su antecesor, Juan Sabines.

Velasco guarda con hermetismo el informe que al tomar posesión ordenó hacer a la administración anterior. Con los elementos que los investigadores le dieron habría sido suficiente para llamar a cuentas a Sabines, pero por alguna razón se abstuvo hasta hoy.

El pasado 11 de febrero publiqué en IMPACTO La Revista que “en la caja fuerte del gobernador de Chiapas duerme un legajo de 135 páginas que registra, debidamente documentadas, algunas… irregularidades o anomalías… que para los chiapanecos son una de las tantas trapacerías cometidas con o sin conocimiento del entonces gobernador y funcionarios estatales durante los dos últimos años del mandato de Sabines Guerrero, u ordenadas por él”.

“El informe, de contundencia asombrosa, realizado por la prestigiosa empresa Pricewaterhouse Coopers S. C. (PWC) para uso exclusivo de la Secretaría de Hacienda estatal está en manos de Velasco mucho antes del 29 de junio de 2015, cuando Sabines se convirtió en Cónsul de México en Orlando, pero, inopinadamente, el gobernador lo mantuvo lejos de la mirada del Gobierno federal y lo mantiene lejos de los ojos de sus paisanos”.

Al día de hoy no hemos sido desmentidos por Velasco o sus funcionarios, no obstante que la publicación llegó a varios miles de chiapanecos, y, desde luego, la leyó.

Ahí está la auditoría por si el gobernador gusta consultarla, pero, al parecer, la búsqueda de la protección constitucional que otorga el ser padre de la patria, en tanto no prospere la propuesta de desaparecer el fuero federal, tiene que ver con algo más, dineros, muchos dineros, cuyo destino era el campo chiapaneco, pero que en 2014 y 2015 fue a parar a manos verdes sin callos porque nunca han agarrado un azadón o un machete.

Posiblemente se trata de puras habladurías, pero lo cierto es que la información está a punto de circular.

De lo que no hay duda es de la existencia del informe realizado, sobre Sabines, por Pricewaterhouse Coopers S.C., que aún duerme en la caja fuerte de quien será senador por segunda ocasión.

Es una pena lo que ha ocurrido con Manuelito; cuando fue padre de la patria por primera ocasión era toda una promesa para el futuro, pero lo perdió la gubernatura.