“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Unidad gremial y confianza en el porvenir

Carlos Romero Deschamps rememora los 83 años de trayecto histórico del Sindicato Petrolero, ‘institucional y sin importar la orientación de cada administración’

Por Juan Bustillos

La celebración del 83 aniversario de la fundación del sindicato petrolero constituyó un refrendo de la unidad gremial, confianza en el porvenir y la reiteración de la filosofía institucional de los trabajadores sindicalizados de continuar respaldando a Pemex como en los 80 años de existencia de la empresa, “sin importar la orientación o sentido que cada Administración ha decidido imponer a su gestión y, en no pocas veces, superando con vocación y compromiso las dificultades o limitaciones que ha tenido”.

Carlos Romero Deschamps paseó la vista sobre los dirigentes seccionales de los trabajadores petroleros diseminados por todo el país y les recordó “la extraordinaria efervescencia que vivió el sindicalismo mexicano en los años 30” y que, en el caso de los trabajadores petroleros, dio paso a la unificación de los sindicatos que trabajan en las diversas empresas.

Emocionado, el líder recordó que la culminación de aquella batalla histórica del gremio, ya unido, fue “el espléndido acontecimiento de la Expropiación Petrolera, suceso que consiguió la unificación del país en respaldo de su anhelo de justicia y desarrollo”.

En plena remembranza, el dirigente se refirió a la complejidad del reto y los obstáculos que tuvieron que superar “nuestros Padres Constituyentes” para la conformación del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. Esta, explicó, “sólo se corresponde con los magníficos ejemplos de combatividad, esfuerzo y generosidad que después, a lo largo de sus más de ochenta años de vida, ha mostrado”.

INSTITUCIONALIDAD Y CARIÑO

El miércoles pasado, en la sede de la Sección 34 del STPRM, el senador Romero Deschamps destacó que durante toda su existencia, el STPRM ha demostrado su institucionalidad y cariño por Pemex.

“De igual forma, a pesar de complicaciones o situaciones adversas, ha sido capaz de conservar el valor fundamental que le dio sentido a su constitución y reconocimiento permanente a nuestros Constituyentes: La Unidad”.

La unidad gremial fue el elemento común en la celebración del 83 aniversario de la fundación del STPRM, a la que asistió el director de Pemex, Carlos Treviño. Gracias a ella, dijo Romero Deschamps, “hemos podido avanzar enfrentando retos y superando dificultades”.

Romero Deschamps dijo que los petroleros están  convencidos de que toda nueva exigencia “será un estímulo para revitalizar lo mejor de nuestro espíritu sindicalista y mostrar que tiene plena vigencia en nuestro ánimo la herencia de unidad”, legada por los fundadores de la organización.

El dirigente explicó que pronto serán renovados los Comités Ejecutivos Locales y que ese proceso dará la oportunidad de mostrar la madurez que como gremio ha alcanzado el sindicato.

Aclamado por los dirigentes seccionales, el senador Romero Deschamps insistió en “renovar nuestra vocación de unidad y recordar a todos que una organización dividida siempre será vulnerable; que ha sido, precisamente, nuestro sentido de unidad lo que ha permitido que superemos todos los retos que hemos vivido”.

La respuesta de los dirigentes seccionales fue un sonoro llamado a la unidad.

Pero Romero Deschamps renovó, una vez más, el compromiso del sindicato con Petróleos Mexicanos y su aspiración de crecimiento y fortaleza, y el de los dirigentes “con los Trabajadores, por quienes protestamos actuar con lealtad y honestidad para su bien y mejoramiento”.

El encuentro estuvo salpicado de momentos emotivos.

EL ELOGIO, EL MÉRITO Y LOS RETOS

En uso del micrófono, Treviño apuntó que sería la última ocasión que como director de Pemex se reuniría con los dirigentes en una celebración de esta importancia, pero se apuntó para asistir el 15 de agosto del año próximo, si es invitado.

Entre las aclamaciones de los dirigentes, Treviño repitió lo que ha insistido en otros discursos, que el mejor activo de Pemex son sus trabajadores. Dijo haberlo comprobado en sus dos oportunidades como director Corporativo en Administración y, ahora, como director general.

Otro momento emotivo fue la entrega de la medalla al mérito sindical al secretario del Interior del Comité General del gremio.

El diputado Fernando Navarrete recordó su inicio como trabajador de Pemex en lo que fue la Refinería de Azcapotzalco y rindió emocionado homenaje a su madre y tía, que lo educaron y que, después del periodo álgido de la Revolución, encontraron protección en la empresa petrolera.

Al igual que su dirigente nacional, Navarrete habló de la unidad gremial e hizo un  reconocimiento a los valores que encontró en Romero Deschamps y por los cuales se mantiene a su lado desde hace décadas: Honestidad, liderazgo, sensibilidad con la gente, compromiso con lo que cree y templanza de ánimo ante cualquier circunstancia.

Para concluir la celebración, Romero Deschamps pasó lista de presentes a los fundadores del sindicato y señaló que “en memoria de todos ellos podemos decir, con orgullo, que esperamos con confianza el porvenir, pues sabemos que la vida está hecha de retos y, especialmente, la vida de nuestra Organización Sindical”.