“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

El INE investiga a Peña Nieto

La Junta Local Ejecutiva del instituto emitió un citatorio, no dirigido al expresidente, para establecer si alguien realizó de manera directa transferencias de dinero y/o pagado bienes o servicios a favor de su campaña electoral del 2011-2012

Por Juan Bustillos

De nada valió aplazar para 2021 la consulta para saber si el pueblo sabio decide enjuiciar o no a los antecesores de Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia, pues por lo pronto ya inició la persecución formal en contra del más reciente, Enrique Peña Nieto, quizá como parte de la estrategia reivindicatoria de Santiago Nieto que en el sexenio pasado fue echado de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) por faltar al Código de Conducta de la entonces PGR, hoy Fiscalía General de la República.

Por si alguien sigue creyendo en el presunto pacto de impunidad que habrían entablado el expresidente y su sucesor, la persecución ya empezó por la vía imaginable contra Peña Nieto, el Instituto Nacional Electoral (INE).

El instituto, encabezado por Lorenzo Córdova, investiga al exmandatario por posible transferencia de fondos a su campaña para la Presidencia en 2011-2012 de la empresa Research Ennineer and Development Ltd., a la que Mexicanos contra la Corrupción identifica como entidad “fantasma” de Odebrecht.

El pasado martes 12, la Junta Local Ejecutiva del INE emitió un citatorio, no dirigido al expresidente, a fin de establecer si alguien realizó de manera directa transferencias de dinero y/o pagado bienes o servicios en favor de la campaña electoral de Peña Nieto como candidato a la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos, postulado por la otrora coalición “Compromiso por México” durante el Proceso Electoral Federal 2011-2012.

Aunque la citación del INE no es para Peña Nieto es inocultable que se trata del primer paso para que eventualmente el caso llegue a la FEPADE y el expresidente se vea obligado a comparecer ante el sucesor de Santiago Nieto.

El oficio, que cita los expedientes INE/Q-COF—UTF/2017 EDOMEX e INE/Q-cof-UTF/09/2018, no menciona al o a los denunciantes, pero puede ser cualquiera de los habituales interesados, militantes de Morena, del PRD o de cualquier otro partido político, o Paulo Díez, el socio de Pedro Topete en Infraiber que ha hecho de las denuncias contra Peña un modus vivendi político, o, entre muchos otros, Emilio Álvarez Icaza.

Lo cierto es que el INE quiere que el citado le diga de qué tipo era su relación con Peña Nieto, cuando recorría el país como candidato compitiendo con López Obrador y Josefina Vázquez Mota.

Asimismo, exige le confirme o rectifique si recibió transferencias de manera directa de la empresa Innovation Reaserch.

Y, en caso de que así hubiese ocurrido, le indique el motivo de las transferencias realizadas (relación civil, comercial, mercantil o personal), especifique la fecha, número de origen, titular de la cuenta, institución bancaria y país de origen de las transferencias y el monto.

Quiere saber todo: el monto total de las transferencias, que le remita copia de los estados de cuenta bancarios en el que conste y, desde luego, presente los comprobantes.

La Junta Local Ejecutiva Ciudad de México del INE quiere saber si su convocado realizó de manera directa transferencias de dinero y/o pagado bienes o servicios a favor de la campaña electoral de Peña Nieto cuando era candidato.

Y le solicita que, en caso de ser afirmativa su respuesta, especifique el motivo de las transferencias y señale la fecha, número de cuenta origen, el titular, la institución bancaria y país de origen y monto de las transferencias.