miércoles, junio 3, 2020
Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Spread the love

¿Habrá palacete para Evo en México?

Muy pronto el asunto llegará a las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador

Por Juan Bustillos

A Evo Morales empiezan a aplicar en Bolivia la medicina de Andrés Manuel López Obrador al PRI cuando lo sacó de Los Pinos.

Se trata de demostrar que la permanencia en el poder echó a perder, corrompió sería la palabra exacta, al indígena dirigente de cortadores de hoja de coca, a grado tal que se construyó en La Paz una suite presidencial a la que sus sucesores consideran digna de un “jeque árabe”.

Lo que, en su momento, el ex Presidente de Bolivia llamó la “Casa Grande del Pueblo” se ha convertido, como Los Pinos al inicio del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, en visita obligada para probar que Evo perdió el piso y que el poder lo alejó de su base social.

Su habitación en la Casa Grande del Pueblo, según la nueva ministra de Comunicación boliviana, Roxana Lizárraga, “parece la habitación de un jeque árabe; el dinero que se ha hecho para la construcción de este palacio, realmente, es un insulto para todos los bolivianos”.

Miro con detenimiento las fotografías disponibles y no parece que sea para tanto, pero en política todo sirve para denostar al derrotado.

Para ser sinceros, nada hay en la “suite presidencial”, en la que descansaba Morales cuando despachaba en el edificio de 29 pisos que construyó para alojar las oficinas presidenciales, que denote su supuesta inclinación por el lujo y el derroche.

Es cierto que cuenta con tina de hidromasaje, pero fuera de eso nada hay que hable del “demasiado” lujo del “palacete” del exmandatario, pero nadie debe sorprenderse; así ocurre en la derrota.

Si eso ocurre en su país, que no sorprenda a nuestro ilustre huésped que muy pronto alguien exija información, por cuestiones de transparencia, de las condiciones en que vivirá en México.

Ocurre, por si no lo sabe, que la austeridad es uno de los pilares de la Cuarta Transformación que impulsa el Presidente López Obrador y que no le será perdonado a ambos si se filtra un detalle, solo uno, que pruebe que Evo vive, a todo lujo, a costa de los mexicanos.

Si no lo hace López Obrador ¿por qué tendría que comportarse él como un jeque árabe en el exilio?

Ya empezamos a hacer escándalo porque oficiales de lo que fue el Estado Mayor Presidencial en tiempos de Enrique Peña Nieto cuidan su integridad. Vaya, hasta Vicente Fox identificó a algunos que le sirvieron y, desde luego, se rasgó las vestiduras.

Ya conocido el “palacete” en el  que descansaba cuando se sacrificaba por los bolivianos, necesariamente habrá comparaciones con las instalaciones que López Obrador haya puesto a su servicio.

Muy pronto el asunto llegará a las conferencias mañaneras de Andrés Manuel. Por lo pronto ya tuvo que explicar, por enésima ocasión, que el Estado Mayor Presidencial no existe como lo que fue, sino que sus integrantes se convirtieron en oficiales y tropa, como cualquier otro elemento de la Defensa Nacional, pero así es esto del abarrote y, por agradecimiento al que le salvó la vida, Morales debe evitar un dolor de cabeza innecesario al Presidente de México.

%d bloggers like this: