Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Acarreados de Cuitláhuac en la fiesta de AMLO

¿Cómo debemos llamar a los burócratas que acudieron a la Plaza de la Constitución a ‘invitación’ de sus superiores del gobierno federal?

Por Juan Bustillos

¿Por qué si el derecho a la manifestación, a disentir y protestar “es una libertad fundamental”, al Presidente López Obrador le preocupa que quienes “en principio eran ciudadanos disfrazados” se  estén “quitando la máscara” y ahora “sea evidente por dónde se manifiestan”?

Difícil entender este discurso de quien no sólo se autoproclama demócrata, sino constructor de “una auténtica democracia, (y) no (de) una dictadura”.

Y todo porque en la marcha dominical de protesta a su gobierno participaron contingentes del PRD capitalino y provenientes de  Michoacán y del Estado de México, pero también panistas comandados por Marko Cortés y Santiago Creel, y dicen que también priístas, que aportaron a Beatriz Pagés como oradora en el Monumento a la Revolución.

Inadmisible en un demócrata que se exprese como lo hizo el Presidente en la conferencia mañanera del lunes sobre los ciudadanos con o sin partido que integraron el grueso de la manifestación en su contra.

Por fortuna sólo dijo de ellos que antes eran ciudadanos disfrazados y que ahora “se han quitado la máscara”, como también lo es que se concretara a llamarles “conservadores”, como si fuese pecado capital serlo en el sentido decimonónico que le da López Obrador.

Ya fue ventaja que por esta ocasión no les llamara “pirrurris”, como en 2004, cuando se atrevieron a salir a la calle a protestar por la ola de secuestros que azotó no sólo a la Ciudad de México, que él gobernaba, sino a todo el país.

Imagino la indignación del sumo sacerdote de la religión liberal estilo siglo XIX si a sus seguidores se les llamara “chairos”, para identificarlos de algún modo, como él lo hace con quienes califica de conservadores; sin duda se rasgaría las vestiduras y agotaría su catálogo peyorativo, que suele ser vasto y, para él y su feligresía, divertido.

En su lógica ¿cómo debemos llamar a los burócratas que acudieron a la fiesta democrática en la Plaza de la Constitución a “invitación” de sus superiores del gobierno federal?

O ¿qué decir de quienes atendieron la “invitación” del jefe de la Unidad Administrativa de la Secretaría General de Gobierno de Veracruz, Ulises Pale Fernández, y utilizaron los transportes que, para el efecto, fueron  estacionados frente al Palacio de Gobierno?

Conforme al oficio SGG/7865/2019, de fecha 25 de noviembre, a quienes aceptaron la gentil invitación se les pidió “llevar ropa cómoda y tenis para que sea más como el viaje a la Ciudad de México… A los compañeros que no han completado el llenado de las formas de comisión se les pide que lo envíen a la brevedad, así como la documentación para la expedición de los apoyos de bonos de productividad y beca Benito Juárez para su retroactivo de diciembre”.

Imagino que el Presidente, que nunca en su larga carrera de movilizador de masas acudió a expedientes tan ajenos a la democracia, es ajeno a esta maquinación del gobernador Cuitláhuac García para ayudarle a llenar la Plaza de la Constitución.

En la lógica presidencial, este botón de muestra serviría para suponer que la mayoría de quienes acudieron a bailar con la Sonora Santanera fueron acarreados y beneficiados con “apoyos de bonos de productividad y becas Benito Juárez” retroactivas.

Así las cosas, podemos hablar de conservadores que se quitaron la máscara y de demócratas acarreados.

Por cierto, el oficio veracruzano fue enviado a los funcionarios, Directores de Área, jefe de Unidad: “Haciendo referencia al oficio de asistencia en el cual se solicita asistir este próximo 1 de diciembre a la Ciudad de México, con el apoyo institucional de esta honorable administración gubernamental, en la Ceremonia del Primer Año de Gobierno de nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador”.

¿Podría llamar el Presidente “honorable” al gobernador Cuitláhuac García por utilizar zanahorias (bonos de productividad y becas retroactivas) para enviarle acarreados a llenar el Zócalo y vitorearlo?