“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Alfonso Cepeda teme a Elba Esther Gordillo

Si titular del Ejecutivo federal hace respetar en el SNTE su filosofía democrática, el profesor deberá ganarse en las urnas, derrotando a la maestra, si ella decidiera postularse, el derecho a permanecer al frente del gremio hasta 2024

Por Juan Bustillos

Alfonso Cepeda se aventó la puntada temeraria de poner a prueba la filosofía del Presidente López Obrador en el sentido de que los puestos sindicales se ganen con votos.

El dirigente en turno del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) está preocupado, pues sospecha que la maestra Elba Esther Gordillo quiere regresar al puesto que le arrebataron cuando, en el sexenio anterior, la tomaron presa por delitos que no le probaron.

En los 6 años en prisión fue despojada del liderazgo magisterial; él es uno de los beneficiarios.

Cepeda no tuvo que esperar por la respuesta de Elba Esther Gordillo; apenas dijo que la ex lideresa del (SNTE) no puede aspirar a retomar el mando porque no ha pagado las cuotas sindicales y recibió la aclaración puntual de que sus derechos están a salvo; peor aún, el desafío: Los puestos se ganan con votos.

Lo mismo que dice el Presidente.

Algo debe temer Cepeda que no encontró argumento mejor para intentar bloquear a la maestra en caso de que ella pretendiera recuperar su puesto.

Si Cepeda preguntara al Presidente López Obrador recibiría igual respuesta. ¿Quieres permanecer? Gana con votos.

Esto, a condición de que realmente sea su filosofía. Imagino que sí porque ganó la Presidencia de la República a golpe de votos; antes fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México de la misma manera, aunque no cumplía con el requisito legal de ser residente chilango.

Si el Presidente hace respetar en el SNTE su filosofía democrática, el profesor Cepeda deberá ganarse en las urnas, derrotando a la maestra Gordillo, si ella decidiera postularse, el derecho a permanecer hasta 2024.

No hay de otra. Y esto también lo sabe la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, comprometida, por cierto, con la filosofía de su jefe del Presidente.

No olvidemos, por otra parte, que más allá de filosofías presidenciales, es algo a lo que México, gustoso, se comprometió con el gobierno de Donald Trump.

¿Por qué la desafortunada respuesta del profesor Cepeda?

¿Será que sabe que las bases del SNTE no lo quieren de líder por 4 años más y por eso está dispuesto a reformar los estatutos del sindicato más grande del país?

Será un gran espectáculo verlo medirse con la maestra Gordillo, a condición de que ella quiera regresar y que él se someta a la decisión de los profesores… o lo someta López Obrador.