Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Spread the love

Reforma judicial sin padre ni madre

De Rodolfo Félix Cárdenas, una de las pocas voces no periodísticas que se ha hecho escuchar

Por Juan Bustillos

Ahora resulta que lo que muchos creímos una propuesta de reforma judicial de corte fascista, se trata solamente de filtraciones periodísticas sin intención sin paternidad. Por lo menos la Fiscalía General de la República no la parió, según su versión.

Tampoco el Presidente de la República, conforme a sus palabras, cuando se le habló del retroceso que implicaría si ese paquete de reformas llega a  ser aprobado por el Congreso de la Unión: “No, no, no. No creo eso. No se va a retroceder en nada, o sea, es libertad y democracia real, auténtica. Nada, nada, se inventan muchas cosas también… No va a haber nada que signifique retroceso”.

Si las supuestas propuestas que han escandalizado por lo menos a la opinocracia y han  pasado desapercibidas para el resto de los mexicanos no son de Andrés Manuel López Obrador ni de Alejandro Gertz Manero, entonces ¿de quién carajos son?

Una de las pocas voces no periodísticas, que se han hecho escuchar, es la de Rodolfo Félix Cárdenas que fue procurador de la Ciudad de México cuando Marcelo Ebrard fue jefe de Gobierno. Para él, no hay duda que el autor es Gertz Manero:

“No es la primera ocasión que el señor Fiscal General de la Nación, presenta un paquete de reformas como el que se pretendió presentar el pasado 14 de enero. De hecho, anteriormente ejerciendo distintas funciones en el servicio público federal –una como Secretario de Seguridad Pública Federal y otra como Diputado Federal por el Grupo Parlamentario de Convergencia– presentó un paquete de reformas esencialmente a las mismas leyes, tal cual se quiso hacer hace unos días”.

Ya veremos cuál será la verdadera propuesta de reforma judicial cuando inicie febrero, pero en lo que llega al Congreso, es significativo el silencio de los profesionales del Derecho, de los constitucionlistas e inclusive del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, por lo general presto a usar su cuenta de Twitter para salir, si no en defensa de las instituciones, sí del Presidente.

Los juicios de Félix Cárdenas son lapidarios, tanto en entrevistas de televisión como en textos con su firma:

“… hay que decir que si estos anteproyectos son presentados y consiguen la simpatía del Congreso de la Unión, su aprobación conllevaría –como referí y exhibiré– la destrucción de los derechos más elementales de todo justiciable. De cualquier ciudadano de este país, o extranjero que aquí habite o simplemente cruce por territorio nacional. De personas físicas, pero también de las empresas e industrias, nacionales y extranjeras establecidas en México, como de la desaparición del derecho de defensa y de la imparcialidad judicial”.

He aquí sus preguntas a quienes elaboraron los “borradores”.

“¿Se puede pensar con seriedad, que cuando alguien es denunciado y lo investiga un juez, que después lo va a procesar y dictará su sentencia, tiene la más mínima posibilidad de una defensa?

“¿Se puede pensar con seriedad, que cuando alguien es denunciado y la propuesta de Anteproyecto de un Nuevo Código Procesal exige de su abogado defensor que lo delate, va a tener en verdad un abogado a su lado que le defienda?

“¿Se puede pensar con seriedad, que el libre ejercicio de la profesión como abogado de defensa penal pueda tener realidad, cuando se le conmina a delatar a su defendido y se le amenaza con procesarlo si al argumentar al Ministerio Público le parece que no lo hace con verdad?

“¿Se puede pensar con seriedad, que el derecho a la no autoincriminación sea una realidad si, cuando es invocado por el acusado en juicio este se activa en contra del propio acusado produciendo prueba en su perjuicio si decide no declarar?

“¿Puede alguien pensar con seriedad que una persona denunciada por cualquier delito pueda tener defensa si no tiene acceso a conocer los datos de prueba que existan bajo la idea del expediente cuasi secreto, porque ahora será sólo lo que el Ministerio Público le quiera mostrar por considerar que ello es lo que le relaciona en la imputación y con ello tratar a todas las personas y a todos los delitos como en su origen se trataba a la delincuencia organizada en este país?

“¿En verdad, desaparecer a los Jueces de Control –que tutelan derechos frente a actos u omisiones del Ministerio Público– y al Tribunal de Enjuiciamiento previstos como órganos con competencia distinta, para sustituirlos por un mismo juez que investiga, procesa y sentencia bajo el argumento de la compactación y celeridad el proceso, garantiza un juicio justo?

“¿Puede existir defensa en verdad, cuando no sólo la persona es investigada, procesada y juzgada por el mismo juez, sino que se presume su culpabilidad?

“¿Puede existir defensa en verdad, cuando no sólo la persona es investigada, procesada y juzgada por el mismo juez, sino que ello se hace a puerta cerrada evitando la publicidad?

“¿Puede la policía además de investigar ser parte en el proceso penal con derecho a ofrecer pruebas y, como parte procesal a intervenir en el proceso?

“¿Puede evitarse –como sucedía en ocasiones antaño–, que eliminando ahora la argumentación oral en una clausura y exigiendo de las partes que su alegato sea escrito –por oficialía de partes– para que el Juez días después se dicte fallo –ya no en 24 horas y de forma oral en audiencia–; que el juez sea llamado para recibir instrucciones de qué hacer, de cómo resolver; que sea visitado; que reciba un mensaje –amenaza– para guiar el sentido de la sentencia (aunque la propuesta ya le pone desde la investigación en posibilidad de tener la sentencia y guardarla en el cajón para ese momento) pues de no considerar que sea así, podría ser sometido a un proceso por un “tribunal especial” conformado por jueces de ascendencia política?”

Como los borradores filtrados no tienen padre y tampoco madre, esperemos a que el Congreso reciba la iniciativa correspondiente.

Entonces sabremos si, como algunos tememos, alguien pretende instaurar un Estado policiaco.

%d bloggers like this: