Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Que regrese Juan Ramón de la Fuente a Salud

Por Juan Bustillos

A riesgo de que Juan Ramón de la Fuente me lo tome a broma o me llame provocador, tengo la seguridad de que el Presidente López Obrador debe repatriarlo con urgencia.
Sin duda que De la Fuente prefiere estar en Nueva York representando a México en la Organización de Naciones Unidas que inmiscuirse en el ambiente de incertidumbre que estamos viviendo por los movimientos sociales (como el paro de mujeres y las marchas universitarias en protesta por la inseguridad), los ominosos vaticinios del Banco de México de caída en el crecimiento de la economía y, entre muchos otros, el desbarajuste provocado en el sector salud, al parecer intencionalmente.

Si privase la cordura en el gobierno de la República, el Presidente López Obrador debería echar mano del ex secretario de Salud, tal vez el único de su equipo y confianza que conoce a fondo un sector que está haciendo agua peligrosamente. De la Secretaría de Salud salió a recuperar el prestigio de la Universidad Autónoma de México cuando el Mosh y compañía la mantuvieron largamente paralizada.

Ahí está, por ejemplo, el desabasto de medicamentos que ha movilizado a los padres de niños que padecen cáncer, a mujeres que sufren de lo mismo y a personas con sida, pero también la incapacidad de INSABI para atender a los millones de personas que acudían con resultados satisfactorios al Seguro Popular.

Se trata de problemas que requieren atención y solución inmediata so pena de convertirse en bumerang para la Cuarta Transformación.

Desde luego, De la Fuente no tiene la varita mágica para resolver todo lo que está mal, pero por lo menos no se refugiaría en el autismo que Jorge Alcocer ha impuesto a la Secretaría de Salud, en donde el verdadero secretario parece ser el subsecretario Hugo López Gatell, por cierto una de las estrellas insustituibles de las conferencias mañaneras.

A diferencia de las otras voces gubernamentales, el ex secretario de Salud ha hablado con la verdad: “Hay que asumir que el ‘coronavirus’ (Covid-19) va a llegar a México, que nos va a pegar… No tengo la menor duda”, dijo en el Senado.

Al hablar de unidad nacional ante la pandemia, tocó uno de los temas más sensibles del momento: “Más allá de las divisiones que pueda haber ahorita en el sector, porque lo necesitamos”.

Con la franqueza que lo caracteriza, contestó a la pregunta sobre si cree que México está preparado para enfrentar al coronavirus: “Yo quisiera pensar que lo estamos: Hay infraestructura, gente capaz, pero me parece que no podemos subestimar la importancia”.

El destierro dorado en Nueva York es irresistible, pero el ex secretario de Salud debe estar en la arena.

Es cierto que da prestigio a México en la ONU, pero haría un gran bien a una Cuarta Transformación que empieza a desgastarse, fundamentalmente porque muchos de quienes acompañan a López Obrador no están a la altura de las ambiciones históricas de su jefe.

Además, De la Fuente es un viejo aliado de Andrés Manuel. No olvidemos que cuando el conflicto por las elecciones de 2006 lo recibió a desayunar en la Rectoría de la UNAM y mantuvo en paz a la mejor de las instituciones educativas de México, no obstante ser mayoritariamente perredista.

%d bloggers like this: