Inicio > Columnas > “Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

Spread the love

Con “pizca de sal” y colchón, Herrera desperdicia oportunidad ante banqueros

Por Juan Bustillos

A menos que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, considere que por ser conservadora la prensa capitalina desdeñó su discurso en la inauguración de la Convención Nacional Bancaria, debería leer con atención por qué sólo los medios especializados en finanzas destacaron sus palabras y el resto las omitió.

Se esperaba más de él.

Usualmente, los banqueros esperan el discurso del secretario de Hacienda porque les sirve de orientación hacia donde se dirige el gobierno. En momentos de crisis para el país, las expectativas fueron superiores, pero Herrera parece lamentablemente haber desperdiciado la oportunidad, quizás porque así se lo ordenaron.

Lo más destacable de su intervención del jueves fue su reconocimiento en entrevista de que, aún en el escenario más favorable, la pandemia del coronavirus impactará en la economía nacional y que para cubrirse el gobierno del Presidente López Obrador está fabricando un “colchón”.

La creación del colchón, será a partir del “mapeo” de los escenarios económicos que sus especialistas hacen con base a la ruta que muestran los científicos de la Secretaría de Salud.

En la línea que día a día traza el Presidente en sus conferencias mañaneras, Herrera habló de tomar con calma los acontecimientos, con base en experiencias pasadas.

“Desafortunadamente ya pasamos por una situación parecida en 2009, tuvimos una crisis financiera internacional que coincidió con la influenza H1N1, pero dentro de ese episodio tan complejo aprendimos lecciones que son las que estamos aplicando hoy: la respuesta tiene que ser rápida, pero tiene que ser calmada, pensada, tiene que ser estudiada y tiene que ser ejecutada con mucha precisión”, dijo a los banqueros reunidos en su 83 convención nacional.

Quizás lo único a recordar de la presencia del secretario de Hacienda con los banqueros es el símil que usó para tranquilizarlos por la reciente volatilidad del peso ante el dólar causada por el coronavirus, pero también por la guerra petrolera. Debemos tomarla como “una pizquita de sal”, dijo.

Y bueno, la gran noticia es que el coronavirus está llegando con rezago a México, lo que “nos permite ir organizando mejor las respuestas en materia de políticas públicas”.

Quizás lo más recordable de la intervención gubernamental en la convención de los banqueros sea que el subsecretario Gabriel Yoro dijo que el gobierno busca una mayor inclusión financiera de los sectores sociales, y que para ello Hacienda trazó una estrategia a través de los libros de texto de educación primaria y secundaria para que los menores de edad se eduquen en temas financieros.

Y luego se preguntarán en Hacienda por qué la prensa conservadora, neoliberal y fifí ignoró sus intervenciones en la convención bancaria.

%d bloggers like this: