“Solo para Iniciados”, por Juan Bustillos

¿Delfina coordinó la campaña de Abarca en Iguala?

Es posible que AMLO ya esté pensando con seriedad en que la candidata a gobernadora de Morena al gobierno mexiquense puede echar a perder sus planes si no tiene manera de contrarrestar las sospechas de su presunta relación con el matrimonio Abarca

Por Juan Bustillos –

Andrés Manuel López Obrador tendrá que poner a trabajar a marchas forzadas a quienes piensan por él para explicar por qué quiere que gobierne a los mexiquenses la mujer que habría coordinado la campaña del ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, preso por su presunta vinculación con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

No será suficiente con tratar de sacar del problema a doña Delfina Gómez aduciendo que es víctima de la mafia del poder que a través de las redes sociales difunde que la candidata de Morena a gobernadora del Estado de México coordinó la campaña de Abarca.

Es irónico que información que puede ser letal para Delfina venga de las redes sociales, el arma favorita de López Obrador para denostar a quienes se atreven a rozar su honestidad valiente, pero lo cierto es que a los usuarios de Twitter y Facebook alguien les pregunta: “¿Sabías que: la candidata de AMLO a Edo Mex. Deflina Gómez, de Morena, fue la Jefa de Campaña de José Luis Abarca!!!”.

Y para que el lector no se quede con la duda, la información viene acompañada de una fotografía en la que Delfina escolta al entonces candidato a alcalde, a quien acompaña su esposa, María de los Ángeles Pineda, también presa.

Conforme a las redes, el ex senador perredista Lázaro Mazón, que operaba en Guerrero para Andrés Manuel, fue quien le acercó a Delfina.

Desde luego, la relación con los Abarca no convierte a la candidata de Morena a suceder a Eruviel Ávila en cómplice de quienes son sospechosos de vinculación con el crimen organizado de Guerrero y en la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal “Isidro Burgos”, si es que al final un juez los encuentra culpables, pero por lo menos obliga a la señora Gómez a dar una explicación a sus probables electores.

De hecho, ¿por qué no se deslindó de ellos desde que huyeron de Iguala y luego fueron aprehendidos en su escondrijo de Iztapalapa?

No es una situación fácil la que atraviesan Delfina y su líder, López Obrador, porque también existen fotografías que muestra al matrimonio Abarca enfundado en sendas playeras amarillas luciendo las siglas AMLO en una de sus visitas a Iguala.

Doña Delfina no debe tomar a broma el golpe en las redes y estar atenta a los movimientos de su líder porque es proverbial su costumbre de deshacerse de las manzanas que pudren sus aspiraciones presidenciales; es posible que ya esté pensando con seriedad en que la candidata a gobernadora de Morena al gobierno mexiquense puede echar a perder sus planes si no tiene manera de contrarrestar las sospechas de su presunta relación con el matrimonio Abarca.