Sorprenden drogados a choferes de taxi

  • Sorprenden a más conductores  de taxi bajo influjos  de alcohol y droga
  • Continúa  la permanencia  de operativos.
  • Se incrementará la vigilancia en temporada  de feria, especialmente  en la periferia del centro ferial.

El fin de semana próximo pasado, al continuar con los  operativos de revisión, la Sub Secretaría  de Movilidad y Transportes a  través del departamento de inspectores, sorprendió a cuatro conductores  de taxi bajo los efectos  de la droga en la modalidad de Metanfetamina y a tres más en segundo grado de ebriedad.

En el caso particular de aquellos que conducían bajo los efectos  de la droga, se les  inició  de inmediato procedimiento administrativo – legal para la cancelación en un término no menor  de cinco años  de su licencia  de conducir mientras que a quienes se encontraron en segundo grado de ebriedad se aplica  suspensión  por seis meses de su licencia de conducir.

Ello, en el caso de que haya sido la primera vez que se sorprende en estas condiciones, pues en el caso de que sea reincidencia  en un término de doce meses se procede a la cancelación por no menos de cinco años.

Ello, tomando en cuenta que se trata  de prestadores de servicio y en el caso particular de la actitud ya de personas que son adictas a la droga  o al alcohol, son personas de conducta violenta y por ende sin ser dignos de confianza para el trato a usuarios  del transporte público.

De acuerdo a información que  al respecto proporcionó el Sub Secretario de Movilidad  y Transportes Dr. José Jorge Campos Murillo, se aseguró la continuidad  de estos operativos, máxime en la ya cercana temporada  de fiestas de la ciudad.

En coordinación  con el Patronato de la FENADU, se mantendrá vigilancia permanente en las inmediaciones y periferia del sitio feriado a fin de realizar en forma periódica revisión a  unidades del transporte público para verificar su documentación, que sean vehículos debidamente registrados y la supervisión a  los conductores, cuya finalidad es solo la de brindar la mayor seguridad posible a usuarios  del transporte público.