Sospechoso del ataque a los Skripal hará una declaración para la prensa

Moscú, 12 sep (EFE).- Uno de los sospechosos del ataque al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en el Reino Unido, identificado por la policía británica como Alexander Petrov, dijo hoy estar dispuesto a hacer una declaración para la prensa la semana que viene, según el canal Rossiya24.

En una conversación con la cadena, el hombre declinó comentar las acusaciones en su contra, pero dijo que, posiblemente, lo haría “la semana próxima”.

“Por ahora no quiero comentarlo. Tal vez, más tarde. Creo que la semana que viene”, señaló el ciudadano ruso, que, según medios locales, trabaja en una empresa farmacéutica.

Horas antes, el presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que las autoridades de este país habían encontrado a las personas señaladas por Londres como responsables del ataque a los Skripal y les pidió comparecer ante los medios.

“Quiero dirigirme a ellos, para que nos escuchen. Sería bueno que vayan a los medios de comunicación”, dijo el líder ruso, al tiempo que aseguró que los sospechosos del ataque al exespía y su hija son civiles y no oficiales de la inteligencia militar, GRU, como sostiene la parte británica.

Aparte de Petrov, en el intento de envenenamiento de los Skripal supuestamente participó también otro ciudadano ruso, identificado por la policía británica como Ruslan Boshirov.

El Reino Unido señaló el pasado miércoles a Petrov y Boshirov como los supuestos responsables del envenenamiento de los Skripal el pasado 4 de marzo con Novichok, un agente nervioso de fabricación militar rusa, en Salisbury (suroeste de Inglaterra).

Tanto Scotland Yard como la primera ministra británica, Theresa May, facilitaron detalles sobre los movimientos de los dos hombres tras su llegada al Reino Unido el 2 de marzo -dos días antes del ataque de Salisbury- y su retorno a Moscú la misma jornada del envenenamiento.

Londres ha tramitado una orden de detención europea de ambos sospechosos, de los que dijo haber establecido que también habían viajado a otros países de Europa, aunque subrayó que supone que sus nombres sean muy probablemente falsos. EFE