Inicio > Noticias > Internacional > S&P Global Ratings pone en perspectiva negativa a varios bancos españoles

S&P Global Ratings pone en perspectiva negativa a varios bancos españoles

Madrid, 29 abr (EFE).- S&P Global Ratings ha revisado este miércoles de estable a negativa la perspectiva de varios bancos españoles, entre ellos Banco Santander, Sabadell, Abanca y Ibercaja, debido a la crisis sanitaria del COVID-19, que se suman al BBVA, Bankinter y Mulhacen, que ya se encontraban en ella.

Por otro lado, S&P ha mantenido en estables las perspectivas de Caixabank, Bankia y BFA, Cecabank y Caja Laboral, en tanto que Kutxabank es el único banco español que no se incluye en esta nueva revisión, porque la calificadora de crédito ya cambió su perspectiva por separado, el pasado 7 de abril, de positiva a estable.

De esta forma, S&P ha afirmado sus calificaciones en doce de los trece bancos españoles calificados, pero revisando a negativas las perspectivas de cinco de ellos, mientras que para los otros siete siguen siendo negativas (tres) o estables (cuatro).

S&P ha explicado en un comunicado, que, a pesar de las medidas de los gobiernos para contener la pandemia de COVID-19, las economías europeas, incluida España, se enfrentan a un desafío “sin precedentes”.

La calificadora ha tenido en cuenta el entorno económico “mucho más desafiante” que enfrentarán los bancos españoles en los próximos años, para revisar la tendencia de riesgo económico a negativo desde estable.

Incluso, con una recuperación económica a partir del tercer trimestre de 2020, espera que las ganancias bancarias, la calidad de los activos y, en algunos casos, la capitalización, se debiliten significativamente hasta finales de 2020 y hasta 2021.

Al menos, a corto plazo, la pandemia ha cambiado casi todo y, además del coste humano, gran parte de la actividad económica en España se ha detenido.

Con estrategias de aislamiento todavía vigentes, sus economistas esperan una fuerte contracción económica en el segundo trimestre de 2020, seguida de un repunte a partir del tercer trimestre, y prevén que el producto interior bruto (PIB) en España se contraerá un 8,8 % en 2020 y se expandirá un 5,1 % en 2021.

A algunos sectores que son relevantes para la economía española, como el turismo, les llevará tiempo recuperarse, mientras que la proporción comparativamente más alta de trabajadores temporales en España probablemente conducirá a un mayor aumento en el número de desempleados en comparación con otros países.

Las autoridades han brindado respuestas políticas sin precedentes en forma de apoyo monetario, fiscal y regulatorio a sus economías, y sus medidas ayudarán a contener el daño, pero no para evitarlo por completo, ha agregado la calificadora. EFE