Subsecretario de Gobernación se reúne con padres de desaparecidos en Veracruz

20150423_16_09_RobertoCampaC_NtxMéxico, 3 feb (EFEMEX).- El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación de México, Roberto Campa, se reunió hoy con padres de los cinco jóvenes desaparecidos en el municipio de Tierra Blanca para darles a conocer los avances del caso.

La reunión, efectuada en Tierra Blanca, se llevó a cabo en cumplimiento a la instrucción del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, “de brindar a los familiares y autoridades del Gobierno de Veracruz el apoyo necesario para la búsqueda de las víctimas no localizadas”, señaló la institución en un comunicado.

Se informó a los padres que 250 agentes de la Policía Federal trabajan en la búsqueda, rastreo e identificación de indicios y evidencias a través de binomios caninos y de caballería, buzos especializados y expertos en áreas confinadas y estructuras colapsadas, y la utilización de vehículos todo terreno y un avión no tripulado, entre otros elementos.

“A los familiares se les explicó que todos los elementos de prueba están siendo analizados por la División Científica de la Policía Federal y que se dará a conocer el resultado de los hallazgos una vez concluido su proceso”, indicó Gobernación.

Por otra parte, los familiares nombraron a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) como su representante legal para darle seguimiento a las investigaciones y acompañarlas en todo momento para garantizar el ejercicio de los derechos que la ley les otorga.

La CEAV es también la encargada de brindarles medidas de apoyo, asistencia y atención, como servicios médicos y de soporte psicológico, respaldo para gastos derivados del seguimiento del proceso, traslados y viáticos, entre otros.

Al cabo del encuentro, Bernardo Benítez, padre de uno de los desaparecidos, dijo a la prensa que con base en lo que les informaron ellos consideran “que las investigaciones van bastante avanzadas y que de un momento a otro podría haber solución”.

Cinco jóvenes desaparecieron el 11 de enero en Tierra Blanca, estado oriental de Veracruz, y según las investigaciones de la Fiscalía estatal fueron detenidos por agentes policiales en una gasolinera y entregados a un grupo del crimen organizado por motivos que aún se desconocen. EFEMEX