Subsecretario de Gobernación ve similitud en casos Tierra Blanca y Ayotzinapa

20150423_16_09_RobertoCampaC_NtxMéxico, 25 ene (EFEMEX).- El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación de México, Roberto Campa, dijo hoy que la reciente desaparición de cinco jóvenes en el municipio de Tierra Blanca del estado de Veracruz “tiene similitudes” con el caso Ayotzinapa, en el que desaparecieron 43 estudiantes en Guerrero.

Guardan parecidos “en la medida que se trata de una desaparición forzada, porque están involucrados policías municipales”, argumentó el funcionario en entrevista a la emisora Radio Fórmula.

Confió en que las detenciones de tres presuntos miembros del cártel Guerreros Unidos el pasado viernes “aportarán elementos importantes” en el esclarecimiento de lo que pasó el 26 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron 43 alumnos de la escuela para maestros de Ayotzinapa en el municipio de Iguala, Guerrero.

Campa afirmó que en el caso Ayotzinapa hay dos vertientes diferentes a examinar. Una guarda relación con “quiénes fueron, quienes son los responsables” de la desaparición de los estudiantes, y la otra tiene que ver con “la búsqueda, resolver dónde están”.

Según la versión oficial de lo ocurrido, los 43 fueron retenidos por policías en Iguala y entregados a miembros de Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron sus restos en un basurero del municipio vecino de Cocula.

Esa versión ha sido cuestionada por expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estudian el caso desde marzo pasado.

Por otra parte, el fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo, dijo en declaraciones a la misma emisora que el proceso de búsqueda de los cinco jóvenes desaparecidos en el estado se ha “intensificado” y que ya hay, al menos, 300 agentes del estado movilizados en la labor.

El pasado 11 de enero cinco jóvenes, entre ellos una menor de edad de 16 años, desaparecieron en Tierra Blanca, presuntamente tras ser detenidos en una gasolinera por agentes policiales.

Bravo recordó que los siete policías que fueron consignados en días pasados por su vinculación con los hechos “ya tienen auto de formal prisión (que implica el inicio de un juicio) por parte del juez penal de Veracruz”.

En la investigación de los jóvenes “se exploran todas y cada una de las posibilidades”, aseguró el fiscal. EFEMEX