Inicio > Noticias > Internacional > Sudán: dimite el jefe de la Ia Inteligencia tras una rebelión interna

Sudán: dimite el jefe de la Ia Inteligencia tras una rebelión interna

Jartum, 16 ene (EFE).- El Gobierno de Sudán aceptó hoy la dimisión del director de los servicios de Seguridad e Inteligencia, general Abu Bakr Bambalab, quien renunció a su cargo debido a la rebelión que se produjo el martes en una de sus unidades y que provocó un tiroteo con tropas del Ejército en la capital, Jartum.

El portavoz del Consejo Soberano, Mohamed al Feki Suleiman, informó de que la dimisión de Bambalab fue aceptada este jueves por el máximo órgano de gobierno, aunque el general la presentó el mismo martes en que se produjeron los disturbios.

Al Feki anunció en su cuenta oficial de Facebook que el Consejo Soberano designó al teniente general Yamal Abdelmayid como nuevo jefe del Aparato de Seguridad e Inteligencia en sustitución de Bambalab.

Abdelmayid ocupaba hasta este momento la jefatura de la Inteligencia del Ejército.

Las Fuerzas Armadas han liderado la transición en Sudán desde que derrocaron al presidente Omar al Bashir el pasado mes de abril hasta la formación, pocos meses después, de los nuevos órganos de gobierno, encabezados por un Consejo Soberano integrado por civiles y militares.

Bambalab fue responsabilizado por el vicepresidente del Consejo, Mohamed Hamdan Dagalo, del estallido de la violencia el martes en Jartum, donde murieron dos soldados.

Un número no determinado de efectivos del Comité de Operaciones del Aparato de Seguridad e Inteligencia levantaron barricadas y dispararon en protesta por la, a su juicio, insuficiente indemnización que se les ofreció para despedirlos “en el marco de la reestructuración” del Cuerpo.

Las autoridades sudanesas calificaron los incidentes de “acto de rebeldía” y aseguraron que habían puesto fin al levantamiento tras unas horas de incertidumbre en las que hasta el aeropuerto de Jartum tuvo que dejar de operar.

Sudán atraviesa una delicada etapa de transición después del final de la dictadura de Al Bashir, cuando se decidió desmantelar el Comité de Operaciones, compuesto por unos 13.000 hombres, a los que se les propuso integrarse en el Ejército, las Fuerzas de Apoyo Rápido o la Policía, y la mayor parte optó por el despido con indemnización.

De esa forma, el servicio pasará a hacer sólo labores de inteligencia, no de seguridad, y dejará de tener fuerzas bajo su mando. EFE

%d bloggers like this: