Inicio > Noticias > Internacional > Sudán se acerca a un pacto final para transición y alternancia de poder

Sudán se acerca a un pacto final para transición y alternancia de poder

Jartum, 5 jul (EFE).- La oposición sudanesa y la junta militar que en el poder en Sudán se acercan a la rúbrica final para el periodo de transición en el país africano y ya han acordado alternar el poder en un periodo de tres años y tres meses en un organismo formado por once personas.

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, que encabezan la oposición y han liderado las protestas desde que comenzaron en diciembre en Sudán, aseguraron hoy que habían llegado a un acuerdo esta madrugada, durante la segunda jornada de negociaciones con los militares, para la composición del llamado Consejo Soberano para la transición en el país, así como su duración hasta las elecciones.

El organismo constará de “cinco civiles, cinco militares y un civil que se acuerde entre las dos partes”, indicó en una rueda de prensa Madani Abas Madani, uno de los portavoces de la plataforma opositora, en Jartum.

Sin embargo, todavía no se ha seleccionado a dichos representantes, aunque Madani aseveró que “la semana que viene serán elegidos el presidente del Consejo Soberano y el primer ministro”, que pertenecerá a la oposición y será quien elija al resto de ministros.

El Gobierno de transición estará formado por el Consejo Soberano, el consejo de ministros -en el que solo estará la plataforma opositora- y un consejo legislativo, que supervisará los anteriores.

Señaló que en los próximos dos días tendrá lugar “el acuerdo final” para el periodo de transición, sin dar más detalles.

Madani aclaró que “el periodo transitorio completo será de tres años y tres meses” y en estos primeros tres meses se tratarán los conflictos del país, como el activo en la región de Darfur.

Asimismo, indicó durante los primeros 21 meses del periodo transitorio estarán los militares al mando, mientras que los 18 restantes estarán al frente los civiles, es decir que será un “gobierno rotatorio”.

Otro portavoz de la coalición opositora, Jaled Omar Yusef, adujo que las decisiones del Consejo Soberano “se tomarán si están a favor dos tercios del organismo” y que “el consejo legislativo se formará una vez que el Consejo Soberano esté listo”, apuntó.

La oposición ha tomado con prudencia este principio de acuerdo, aunque le han dado la bienvenida en las calles de Jartum tras el anuncio de lo pactado y ha proclamado “la victoria de la revolución”.

Por su parte, el vicepresidente de la junta militar, Mohamed Hamdam Dagalo, conocido como “Hemedti”, afirmó esta madrugada tras el acuerdo que este pacto es “global y no excluirá a nadie” y que alcanza “todas las aspiraciones y esperanzas del pueblo sudanés”. 

Desde el derrocamiento del presidente Omar al Bashir, el pasado 11 de abril, tras tres décadas en el poder, la junta militar tomó el mando de Sudán, aunque los líderes de las protestas se negaron a sucumbir y acamparon en la llamada plaza de la acampada, emplazada frente al cuartel general del Ejército, en el corazón de Jartum.

La principal consigna de los manifestantes es que los militares transfieran el poder a los civiles para el periodo de transición, un lema que se ha ido coreando durante las jornadas de protestas que se han sucedido en todo el país.

Sin embargo, un episodio dramático se produjo el pasado 3 de junio cuando los militares arrasaron con la plaza de la acampada y la intentaron desalojar, causando la muerte de más de cien personas de acuerdo a cifras de la oposición, aunque el Gobierno rebajó la cifra a 61.

Desde ese momento, todo lo acordado entre ambas partes se suspendió así como las negociaciones, aunque se volvieron a retomar hace dos días tras el éxito de la jornada de protestas del pasado 30 y por mediación de la Unión Africana (UA) y Etiopía. 

Ante todos los sucesos acaecidos desde abril, el mediador de la UA, Mohamed Hassan Labat, dijo esta madrugada en una rueda de prensa que ha pedido el inicio de “una investigación transparente e independiente”.

Todavía no se han revelado los resultados de la investigación para resolver lo cometido el día del desalojo.

La oposición continúa con la convocatoria para una nueva “marcha del millón” y jornada de desobediencia civil los próximos días 13 y 14 de julio, tras el “éxito” de la del pasado 30 de junio. EFE 

%d bloggers like this: