Sudaneses homenajean a muertos de la revolución en primer día de transición

Jartum, 22 ago (EFE).- Decenas de sudaneses se concentraron hoy en Jartum para recordar a las personas que murieron durante la revolución que comenzó en diciembre y derrocó el pasado 11 de abril al dictador Omar al Bashir, que ostentó el poder durante tres décadas, durante el primer día de transición en el país.

Los jóvenes pintan y escriben en muros los nombres de “los mártires de la revolución”, en un día de gran significado por ser las primeras veinticuatro horas de un periodo transitorio que durará tres años hasta la celebración de elecciones y cuyo liderazgo se alternarán militares y civiles. 

En la concentración, en la que se leyeron pasajes del Corán, muchos de los participantes llevaban pintadas en la cara rayas azules, color en honor de los muertos de la revolución tras el asesinato de Mohamed Mattar, un joven sudanés de 26 años que fue disparado en el desalojo violento del pasado 3 de junio en el que perdieron la vida decenas de personas, cifra que varía según las fuentes.

Este episodio marcó un antes y después en la revolución, pues se suspendieron durante un mes las negociaciones entre la plataforma civil que ha representado a los manifestantes desde el inicio de las protestas y la junta militar, que detentó el poder tras el derrocamiento de Al Bashir hasta la puesta en marcha ayer del Consejo Soberano, órgano que lidera la transición en Sudán.

La joven Fatma al Zahraa, quien pintaba con un pincel en un muro el nombre de Abdelsalam Aasha, fallecido durante las protestas, dijo a EPA-Efe que Sudán ha llegado a “lo que querían los mártires: un país civil” y a tener “justicia para nuestros mártires”.

Todavía continúan las investigaciones para esclarecer lo sucedido y nombrar a los culpables del suceso más sangriento de las revueltas. 

Ayer, el presidente del Consejo Soberano, el mariscal Abdelfatah al Burhan, y el primer ministro, el economista Abdallá Hamdok, tomaron posesión, además de los once miembros del órgano para la transición.

El Consejo Soberano está formado por cinco uniformados y cinco civiles, además de un undécimo miembro acordado por ambos, y será presidido por los militares los primeros 21 meses de la transición y por los civiles, los restantes 18 meses.

Entre los miembros del Consejo Soberano hay dos mujeres: Aisha Musa, profesora de Literatura Árabe de la Universidad de Jartum y uno de los cinco integrantes civiles, y Rayaa Nicol Abdel Masih, cristiana y consejera legal del Ministerio de Justicia, que fue elegida por consenso.EFE