Suecia envía a hogares guía para actuar en caso de guerra o emergencia

El Financiero

Anxo Lamela

Copenhague, 27 may (EFE).- Casi cinco millones de hogares suecos recibirán a partir de mañana una guía elaborada por el Gobierno con información sobre cómo actuar en caso de que el país se encuentre en estado de emergencia o haya un conflicto bélico.

La iniciativa supone una reedición actualizada de la popular guía “Om kriget kommer” (Si llega la guerra), un folleto que se envió por primera vez en 1943, en medio de una II Guerra Mundial (1939-1945) en la que Suecia fue neutral y que siguió difundiéndose hasta los últimos años de la Guerra Fría.

Recuperar ahora esa idea obedece al empeoramiento de la seguridad en Europa y, en especial, al entorno más próximo de este país nórdico, en alusión a las tensiones con Rusia, según explicaron ya las autoridades suecas cuando se anunció la iniciativa en enero.

La encargada de elaborar la guía ha sido la Agencia Sueca de Contingencias Civiles, un organismo dependiente del Ministerio de Defensa, que aparte de actualizar contenidos ha modificado el título para añadir la palabra “crisis”.

El folleto, de 20 páginas y con numerosas ilustraciones, contiene información simple y resumida sobre medidas preventivas como qué tipo de alimentos u objetos conviene tener siempre en casa (desde velas a radios, pilas y cargadores de móvil) o los pasos a seguir en caso de un estado de emergencia.

La guía hace un repaso breve de la composición de la defensa sueca y advierte de la posibilidad de difusión de información falsa por hipotéticos enemigos.

“Si Suecia es atacada por otros países, nunca se rendirá. Toda la información que hable de un cese de la resistencia será falsa”, advierte en un párrafo destacado en rojo la guía, que forma parte del plan de las autoridades para reforzar la defensa civil.

“Pueden producirse crisis sociales y entonces necesitaremos estar preparados para poder arreglárnoslas unos días antes de que los recursos de la sociedad lleguen para ayudarnos”, ha declarado recientemente al respecto el director de la agencia, Dan Eliasson.

Tanto este organismo como otras autoridades suecas han insistido en que el folleto se centra más en cómo reaccionar en crisis civiles que en caso de guerra y han tratado de ofrecer una sensación de normalidad.

“No hay que tener miedo, hay que verlo como una expresión más de cómo la sociedad cuida de quienes viven en Suecia”, ha asegurado Eliasson.

La publicación de la guía se enmarca en el contexto de la situación en los últimos tres años, en los que Suecia, país neutral asociado a la OTAN, ha modificado su política de defensa, intensificando la colaboración con la Alianza y aprobando partidas adicionales para aumentar su presupuesto en este área.

Entre otras medidas el Ejecutivo rojiverde sueco ha enviado por primera vez desde 2005 un destacamento permanente a la isla báltica de Gotland, ha introducido el restablecimiento del servicio militar obligatorio e impulsado un acuerdo parlamentario para permitir el despliegue de tropas de la OTAN en su territorio.

En virtud de ese acuerdo Suecia organizó en septiembre pasado las mayores maniobras militares en 24 años, con cerca de 20.000 soldados y personal civil suecos, además de unos 1.500 militares de Estados Unidos, Estonia, Dinamarca, Noruega, Lituania, Francia y la también neutral Finlandia.

Varias organizaciones pacifistas y grupos de izquierda han protestado en los últimos meses contra la nueva política de defensa y lo que consideran es una forma camuflada de introducir a Suecia en la OTAN sin consultar a la población, mayoritariamente contraria al ingreso en la Alianza. EFE