Sufren profesionistas de inseguridad laboral

La situación de los profesionistas que laboran en instancias gubernamentales en la entidad es preocupante, afirmó el presidente de la Federación de Colegios de Profesionistas (Fecop) Manuel Galván Díaz, al señalar que se encuentran en una situación un tanto precaria porque trabajan bajo contrato y fácilmente son reemplazados por amigos de los funcionarios, sin que se tomen en cuenta la preparación académica y su desempeño en el trabajo.

Agregó que es preocupante que en distintas áreas de las administraciones públicas se observa cada vez con mayor frecuencia que los funcionarios prefieren contratar a los amigos sin importar si tienen o no el perfil que se requiere para ocupar cada cargo, por lo cual hacen a un lado a los profesionistas sin tomar en cuenta la preparación que tienen para asumir una responsabilidad en una dependencia, o bien los contratan en condiciones que no son favorables para ellos.

Manifestó el dirigente de la Fecop que se trata de casos que se presentan constantemente en las dependencias de gobierno, como fue la situación con la anterior titular de Comunicación Social del IDAIP, Rosy Gaucín, quien fue cesada de su trabajo con el argumento de que “no había química” con la comisionada presidente de la institución y por esta causa fue despedida.

A pesar de que también se mencionó que al tiempo que ocupaba el puesto mencionado anteriormente, era presidenta del Colegio de Licenciados en Ciencias de la Comunicación, el dirigente de la Fecop puntualizó que se trata de un puesto que, como sucede con todos los colegios de profesionistas que hay en la entidad, es de carácter honorario y no existe prohibición alguna para que quien lo ocupe pueda tener también un cargo como servidor público en alguna dependencia gubernamental o en un organismo descentralizado.

En rueda de prensa la presidenta del Colecc, Rosy Gaucín, puntualizó que tanto la forma como fue cesada del trabajo que realizaba anteriormente en el IDAIP, como los argumentos que presentó la consejera presidenta para tomar esta determinación, constituyen una falta de respeto a su persona y a los profesionistas, pues se trata de una institución que defiende el derecho de los ciudadanos a la información y al mismo tiempo violenta otros al no presentar una causa específica para tomar esta determinación, salvo decir que “no hubo química”, aunque este señalamiento no se encuentra dentro de los requisitos para ocupar un cargo.