Sugiere ISSSTE prevención en salud desde etapas tempranas

La medicina preventiva también debe aplicarse en los recién nacidos, a fin de proporcionarles un cuidado integral que les garantice un desarrollo saludable el resto de su vida, indicó María de Jesús González Rueda, enfermera especialista en salud pública adscrita al ISSSTE.

Comentó que la atención preventiva en los recién nacidos dentro de las unidades médicas del ISSSTE, comienza mediante una revisión a las 12 horas de su nacimiento. Agregó que durante de los tres días posteriores al nacimiento se realizan otras actividades de prevención como la aplicación de la vacuna BCG (inmunización inicial de la cartilla de vacunación).

La enfermera del ISSSTE, indicó que además se aplica –al recién nacido– la vacuna contra la hepatitis B; Asimismo mencionó que como parte de los procedimientos establecidos, se proporciona una dosis de vitamina A para prevenir infecciones respiratorias agudas y diarreas en el bebé.

Dijo que la prevención también hay que realizarla antes del nacimiento del infante. Por lo que sugirió que las mujeres en gestación se acerquen a los servicios de salud, donde se le orienta respecto a temas como la nutrición, la forma de llevar el proceso de embarazo, el uso de complementos como el ácido fólico, entre otros.

Las acciones de prevención en salud, recomendó inicien desde etapas tempranas en la vida, pues estas ayudan a reducir riesgos en lo relativo al desarrollo de enfermedades, detección oportuna a signos y síntomas de alarma, disminuir las probabilidades de problemáticas en la vida adulta y –en general– tener una mejor calidad de vida.