Inicio > Noticias > Internacional > Superviviente español de Mauthasen: “La muerte venía decidida desde España”

Superviviente español de Mauthasen: “La muerte venía decidida desde España”

Madrid, 9 ago (EFE).- Eufemio García tiene 85 años y recuerda como si fuera el primer día los casi 1.500 kilómetros que recorrió con su familia desde Angulema, en el suroeste de Francia, a Mauthasen, el campo de refugiados alemán donde se quedó su padre al que nunca más volvió a ver.

“La muerte venía decidida desde España, la decidía Franco a través de Ramón Serrano Súñer (ministro de Exteriores y cuñado del dictador español)”, asegura García a Efe, que tenía 6 años cuando emprendió aquel viaje que cambió su vida.

El Gobierno español publicó este viernes la lista de 4.427 españoles muertos en los campos de concentración nazis austriacos de Mauthausen y de Gusen para facilitar a los familiares su registro como fallecidos.

La publicación, decidida por la juez encargada del Registro Civil Central español, cumple con una de las iniciativas de la ley de memoria histórica para la reparación de las víctimas del nazismo, según informó el Ministerio de Justicia en un comunicado.

“Hay que reconocer la memoria histórica”, señala Eufemio, quien no entiende que en otros países como Alemania, “que fueron los verdugos”, sean capaces de reparar el daño causado y en España no.

Gracias a esta iniciativa del Gobierno español, los familiares de los españoles muertos en los campos de Mauthausen y Gusen que estén interesados en que sean incluidos en el registro de fallecidos, tendrán la posibilidad de presentar alegaciones y solicitar correcciones en el plazo de un mes

La nómina de esos españoles anotada en la Dirección General de los Registros y del Notariado fue comparada con otras bases de datos.

Según el Ejecutivo español, se pretende así agradecer y reparar a los más de diez mil españoles que acabaron deportados en campos de concentración nazis tras la Guerra Civil españolas (1936-1939), de los cuales más de la mitad murió en ellos. 

Estaban “desprovistos de su nacionalidad española por decisión del gobierno franquista, declarados apátridas”, precisa el Ministerio de Justicia.

Un reconocimiento que para Eufemio, que visitó junto a su familia Mauthasen en 2005, y que se emociona con la decisión del Gobierno socialista español es “necesario”.

“Cada vez que cuento mi historia y la de mi padre me emociono. Fueron muchos años hasta reencontrarme con mi madre y con mi hermana. Me separaron de ellas, me mandaron a una celda con 7 años, luego a un colegio en Madrid”, recuerda.

Y subraya que es “bueno” que las nuevas generaciones sepan lo que ocurrió, que no se pierda la memoria.

También es consciente de la importancia de la decisión del Gobierno español Rosa, sobrina de Bernardo, una víctima del Holocausto nazi que estuvo en el campo de concentración de Mauthausen y falleció en el anexo de Gusen.

“Es dar nombre a las víctimas anónimas del nazismo, a los republicanos antifascistas, los primeros que se enfrentaron en la guerra de España”, declara a Efe.

Rosa explica que lo primero que hizo hoy fue ir a buscar el periódico para comprobar si aparecía el nombre de su tío en la lista.

“Las víctimas tienen nombres y apellidos, tenían una edad, cada uno tenía una trayectoria y una vida, pero hay que pasar la barrera de las cifras y pasar a los nombres y a sus historias”, remarca.

“Eso reconfortará a los familiares, a mí y a todos. Ha llegado con mucho retraso, han pasado demasiados años, se tenía que haber hecho antes, pero… por fin”, añade.

La iniciativa del Gobierno español persigue agradecer y reparar a los más de diez mil españoles deportados a campos de concentración por el gobierno franquista, de los cuales más de la mitad perdió en ellos la vida.

El Consejo de Ministros acordó en abril establecer el 5 de mayo como día de homenaje a estas víctimas. EFE

%d bloggers like this: