viernes, septiembre 25, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Supuesto bombardeo emiratí aumenta la tensión en el sur del Yemen

Supuesto bombardeo emiratí aumenta la tensión en el sur del Yemen

El Cairo, 29 ago (EFE).- La tensión ha vuelto a aumentar en el sur del Yemen tras un bombardeo contra las tropas gubernamentales, que ha dejado decenas de soldados muertos y del que el Gobierno reconocido internacionalmente ha responsabilizado a Emiratos Árabes Unidos (EAU), que apoya a los separatistas sureños.

Una fuente del Gobierno informó a Efe de que al menos 40 uniformados perecieron y decenas resultaron heridos por los ataques aéreos en el área de Dofas, ubicada entre la capital de la provincia de Abian, Zinyibar, y Adén, sede provisional del Ejecutivo del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi. 

La fuente dijo por teléfono desde Riad, donde se encuentra exiliado Hadi y la mayor parte de su gabinete, que los bombardeos tuvieron como objetivo posiciones de las tropas del Ejército yemení en esta región.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores yemení acusó en un comunicado a EAU de haber perpetrado los ataques contra las fuerzas armadas en Adén, sus alrededores y Zinyibar y aseguró que en ellos murió un número indeterminado de “civiles e inocentes”.

Asimismo, pidió a Abu Dabi que detenga “todo tipo de apoyo financiero y militar a todas las formaciones militares que se encuentren fuera del Estado y la ley”, en referencia a las milicias separatistas, que han sido entrenadas por EAU.

Exteriores también solicitó en la nota a la coalición militar capitaneada por Arabia Saudí, que interviene en el Yemen desde marzo de 2015 a favor del Ejecutivo de Hadi y en contra de los rebeldes hutíes, que “esté al lado del Gobierno legítimo” del Yemen y que “detenga esta escalada militar ilegal e injustificable”. 

De momento, la coalición árabe no ha reaccionado al supuesto bombardeo de EAU y tampoco lo ha hecho este país, que es el principal socio de Riad en el marco de la alianza, pero en el sur ha apoyado en los pasados años a los separatistas que han protagonizado varias crisis con el Ejecutivo central.

Los hechos de hoy se producen después de nuevos enfrentamientos entre los separatistas y las fuerzas gubernamentales en varias zonas del sur, de las que se han disputado el control desde mediados de agosto, cuando los secesionistas dieron un “golpe de Estado” en Adén, tal y como lo calificó el Ejecutivo.

Este miércoles, el primer ministro, Maeen Abdelmalik Saeed, declaró en un comunicado que el Estado había restablecido su autoridad en Adén, después de que las tropas controlaran el palacio presidencial de Maashiq y sus alrededores, así como de otras áreas de la ciudad.

Pocas horas antes, el Ejército había recuperado Zinyibar, la capital de la provincia sureña de Abian, a 60 kilómetros al este de Adén, que los separatistas habían tomado el pasado día 20, mientras que el 23 de agosto se había intentado conquistar la capital provincial de Shabua, a 350 kilómetros al este de Adén. 

Sin embargo, una fuente del Gobierno dijo a Efe que los separatistas han conseguido recuperar hoy el control completo de Adén y de Zinyibar, gracias al apoyo aéreo de EAU.

La fuente, de alto nivel y que pidió permanecer en el anonimato, agregó que 8.000 hombres han llegado a Adén desde otras zonas para reforzar las filas de los separatistas. 

Asimismo, residentes de la urbe relataron a Efe que no hay presencia de uniformados gubernamentales en las calles y que los separatistas han establecido puestos de control y están desplegados. 

Hoy, Médicos Sin Fronteras denunció que el miércoles al menos 10 personas llegaron sin vida y 51 heridas a su clínica de Adén, donde se vive un “caos total”, según un comunicado de la ONG.

Por su parte, la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) en el Yemen indicó hoy en un comunicado que al menos 13 personas han perecido y 70 han resultado heridas por los choques en Adén y en la provincia de Abian desde el 27 de agosto. 

En una nota denunció que “la situación es muy frágil. Las familias están de nuevos atrapadas en sus hogares por los enfrentamientos”, mientras los vuelos han sido suspendidos desde y hacia Adén.

La urbe es la sede provisional del Gobierno de Hadi desde que fue expulsado por los rebeldes hutíes de la capital, Saná, tras el estallido en 2014 del conflicto entre los dos bandos, en el que ahora se abre un nuevo frente en el sur con los secesionistas. EFE

%d bloggers like this: